Saltar al contenido

Conoce a profundidadlo que significa equidad de género

equidad de género

Se conoce por equidad de género a la acción de otorgar derechos y deberes por igual a un ser humano sin importar si el mismo es hombre o mujer, buscando que no exista diferencia alguna en el uso de los bienes y servicios que ofrece tanto el estado como los entes privados.

Para poder comprender mejor el término es necesario separar las dos palabras que lo conforman. El concepto de equidad se basa en la aplicación de la igualdad, imparcialidad y la justicia para poder lograr un balance en la sociedad, mientras que el género es el término utilizado para la agrupación que se le otorga a los seres humanos dentro de grupos que comparten ciertas características biológicas, los cuales están comprendidos entre hombres y mujeres.

Equidad de género

En la historia de la humanidad se ha observado como siempre ha existido una preferencia muy notable hacia los hombres por encima de las mujeres, pero a medida que los pensamientos y la sociedad como tal han evolucionado se comenzó con ciertos movimientos sociales en busca de la igualdad entre todos los seres humanos sin importar el género, colocando  hombres y mujeres por igual ante las leyes, los derechos y las oportunidades laborales.

Con esto se busca suprimir por completo las preferencias que se solían tener hacia los hombres en los ámbitos laborales y sociales, para que así las mujeres pudieran gozar de todos esos beneficios por igual.

Anteriormente se les remuneraba en una menor cantidad a las mujeres por realizar el mismo trabajo con las mismas condiciones que las de un hombre simplemente por ser de un género distinto, lo que poco a poco fue cambiando debido a la revolución social que se pudo observar hace tan solo unas décadas por parte de las féminas.

equidad de género

¿Cómo es posible que la equidad de género se mantenga?

Para poder sostener todo lo que la equidad de género implica es necesario que existan dos situaciones que son fundamentales y concretas para que la misma pueda existir, las cuales son primeramente la creación de condiciones que permitan que se respete lo establecido dentro el marco de la equidad, y por último la facilidad e igualdad de oportunidades para ambos sexos.

Por lo tanto éste término implica que exista igualdad de oportunidades en todos los sentidos tanto para los hombres como para las mujeres, bien sea en el ámbito personal, en lo social, o en lo laboral.

Según lo establecido en las leyes de la mayoría de países practicantes de éstas actividades se puede observar cómo se busca que ambos sexos puedan contar con la debida justicia, las cuales serán tomadas en cuenta según las necesidades de cada individuo, y aunque éstas puedan tener algunas variaciones, siempre se buscará que favorezcan de la manera más equitativa posible a las personas.

Aunque para lograr una mejor estabilidad en todo el proceso se ha tenido que implementar una discriminación positiva, la cual busca favorecer en algunos aspectos a individuos de un género determinado.

Discriminación positiva

En las antiguas culturas se consideraba que todos los individuos con alguna clase de incapacidad física eran personas consideradas de segundo orden, en el cual también se ven involucradas las mujeres, por lo que se empezó a aplicar la discriminación positiva para lograr que estos individuos consigan tener los mismos derechos por igual, ofreciendo oportunidades de beneficios sociales y laborales que anteriormente no se lograban como por ejemplo cargos políticos o sociales de gran importancia.

La aplicación de éstas medidas en la mayoría de los países ha logrado muchos avances debido a que los sectores de personas que eran considerados como vulnerables comenzaron a tener mayores posibilidades e incluso iguales que las de un individuo normal.

En realidad la discriminación positiva se puede traducir a la igualdad de oportunidades laborales en individuos que tengan alguna discapacidad motora o mental en la que también se ven involucradas las mujeres debido a que según las culturas cristianas y patriarcales estos eran los individuos de segundo orden, pero con la llegada de ésta ley los mismos gozan de la oportunidad de ser iguales ante la ley para optar por el trabajo que deseen.

Para lograr la existencia de éste tipo de leyes tuvo que haber una gran reivindicación social en la que se vieron involucradas millones de personas exigiendo lo que por derecho les pertenece que es la oportunidad de ser alguien importante en ésta vida, y que no por el simple hecho de ser mujer, o discapacitado de cualquier tipo no puedan acceder a éstas opciones.

Luego de un gran periodo de exigencias y los estados han decidido ceder y otorgar lo que tan to fue solicitado e incluso se puede observar una gran cantidad de leyes que protegen a éstas personas, como por ejemplo las de violencia de género, las ayudas económicas, entre otras, las cuales fueron estrictamente desarrolladas para mejorar el estilo de vida de éstas personas sin la necesidad de que dependan de otra.

Equidad de género a nivel internacional

La equidad de género en la actualidad es de vital importancia en la sociedad, y es que incluso la Organización de las Naciones Unidas han decretado en los derechos humanos universales que estos deben ser practicados por todos los países que la conformen como base de sus legislaciones.

En la mayoría de las regiones incluso se han creado leyes que favorecen a las mujeres en muchos aspectos, la acción mencionada fue tomada luego de tanto abuso que sufrieron anteriormente en el ámbito laboral por lo que tienen mejores oportunidades en lo político, y en cuanto a la educación que se les brinda.

Diferencia entre equidad e igualdad de género

La igualdad de género se refiere a comprender que las mujeres y los varones son seres humanos por igual, aunque cada uno tiene diferentes necesidades, por lo tanto se debe tener en consideración ciertos aspectos a la hora del ejercicio de ciertas actividades aplicadas en los mismos, mientras que la equidad de género hace énfasis en brindar las mismas oportunidades de trabajo a cada individuo de una sociedad sin importar el género que el mismo tenga.

Cuando se habla de implementar la equidad de género es necesario que toda la sociedad trabaje en conjunto, y que el estado se encargue de inculcar a los individuos involucrados como deben ser sus actitudes para que la misma se pueda llevar a cabo, aunque también es necesario que se practiquen la igualdad, y la solidaridad para que puedan existir la libertad, la dignidad, el respeto, y la empatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.