Qué es la espina bífida

bebe operado de espina bifida

Cuando una mujer está embarazada debe tomar ácido fólico extra para evitar que el bebé desarrolle espina bífida. La espina bífida es una afección que afecta la columna vertebral y generalmente se manifiesta al nacer. Es un tipo de defecto del tubo neural. La espina bífida puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo de la columna vertebral si el tubo neural no se cierra completamente.

Cuando el tubo neural no se cierra del todo, la columna vertebral que protege la médula espinal no se forma y ni se cierra como debería. Esto a menudo resulta en daño a la médula espinal y los nervios. La espina bífida puede causar discapacidades físicas e intelectuales que varían de leves a severas. La severidad depende de el tamaño y la ubicación de la abertura en la columna vertebral y si parte de la médula espinal y los nervios se ven afectados o no.

Tipos de espina bífida

nene con espina bifida

Hay cuatro tipos principales de espina bífida: mielomeningocele, espina bífida oculta, defectos del tubo neural cerrado y meningocele. El mielomeningocele es el tipo más grave y los síntomas pueden ser graves. En la espina bífida oculta, los síntomas pueden ser apenas perceptibles. A continuación vamos a hablar sobre cada uno de estos tipos.

  • Mielomeningocele. El mielomeningocele es el tipo más grave de espina bífida que existe como te hemos apuntado más arriba. Con esta condición, un saco de líquido sale por una abertura en la espalda del bebé. Parte de la médula espinal y los nervios están en este saco y se encuentran dañados. Este tipo de espina bífida causa discapacidades de moderadas a graves, la pérdida de sensibilidad en las piernas o los pies de la persona, no poder mover las piernas… etc. Los problemas con la función de los intestinos y la vejiga también son comunes. La mayoría de los bebés con mielomeningocele también tendrán hidrocefalia, una afección que hace que el líquido dentro de la cabeza se acumule, lo que hace que aumente la presión dentro de la cabeza y que los huesos del cráneo se expandan a un tamaño mayor al normal.
  • Meningocele.  Con el meningocele, un saco de líquido sale por una abertura en la espalda del bebé. Pero, la médula espinal no está en este saco. Generalmente hay poco o ningún daño nervioso. Este tipo de espina bífida puede causar discapacidades menores.
  • Espina bífida oculta.  Es el tipo más suave de espina bífida. A veces se la llama espina bífida “oculta”. Con él, hay un pequeño espacio en la columna vertebral, pero no hay abertura ni saco en la espalda. La médula espinal y los nervios suelen ser normales por lo que no están dañados apenas. Muchas veces, la espina bífida oculta no se descubre hasta finales de la infancia o la edad adulta. Este tipo de espina bífida generalmente no causa ninguna discapacidad. La persona afectada puede hacer vida normal sin haberse dado cuenta de que tenía este tipo de afección.
  • Defecto del tubo neural cerrado. Puede haber una variedad de defectos potenciales en la grasa, los huesos o las meninges de la médula espinal. En muchos casos, no hay síntomas; sin embargo, en algunos, existe parálisis parcial e incontinencia urinaria e intestinal .

Causas

La espina bífida es un tipo de defecto del tubo neural. Los defectos del tubo neural, como la espina bífida (espina abierta) y la anencefalia (cráneo abierto), se observan en 7 de cada 10.000 nacidos vivos en los EE. UU, aunque la cifra mundial aumenta.

Durante el embarazo, el cerebro humano y la columna vertebral comienzan como una placa plana de células, que se enrolla en un tubo, llamado tubo neural. Si la totalidad o parte del tubo neural no se cierra, dejando una abertura, esto se conoce como un defecto del tubo neural abierto. Esta abertura se puede dejar expuesta o cubrir con hueso o piel.

La anencefalia y la espina bífida son los tipos más comunes de afecciones de este tipo, mientras que el encefalocele (en el que hay una protuberancia del cerebro o sus cubiertas a través del cráneo) es mucho más raro. La anencefalia ocurre cuando el tubo neural no se cierra en la base del cráneo, mientras que la espina bífida ocurre cuando el tubo neural no se cierra en algún lugar a lo largo de la columna vertebral.

En la gran mayoría de los casos, estas afecciones pueden ocurrir sin un historial familiar anterior de estos defectos. Son el resultado de una combinación de genes heredados de ambos padres, junto con factores ambientales. Por esta razón, se consideran rasgos multifactorialess (muchos factores pueden ser la causa), tanto genéticos como ambientales.

dibujo de bebe con espina bifida

Algunos de los factores ambientales que pueden contribuir son la obesidad, la diabetes no controlada en la madre y ciertos medicamentos recetados. La tasa de ocurrencia puede variar de un país a otro.

Una vez que un niño con espina bífida nace, la probabilidad de que tenga más afecciones a causa de ésta, aumenta. Es importante entender que el tipo de defecto del tubo neural puede diferir la segunda vez. Por ejemplo, un bebé podría nacer con anencefalia, mientras que un segundo bebé podría tener espina bífida (no anencefalia).

Diagnóstico

La espina bífida se puede diagnosticar durante el embarazo o después del nacimiento del bebé. Es posible que la espina bífida oculta no se diagnostique hasta el final de la infancia o la edad adulta, o que nunca se diagnostique.

recien nacido con espina bifida

Durante el embarazo, se realizan pruebas de detección (pruebas prenatales) para detectar espina bífida y otros defectos de nacimiento. El médico indicará el tipo de pruebas que se deberán realizar.  En algunos casos, la espina bífida no se puede diagnosticar hasta después del nacimiento del bebé. A veces hay un parche de piel con pelos o un hoyuelo en la espalda del bebé que se ve por primera vez después de que nace el bebé. Un médico puede realizar una radiografía, una resonancia magnética o una tomografía computarizada para obtener una visión más clara de la columna vertebral del bebé y los huesos de la espalda.

A veces, la espina bífida no se diagnostica hasta después del nacimiento del bebé porque la madre no recibió atención prenatal o la ecografía no mostró imágenes claras de la parte afectada de la columna vertebral. El tratamiento dependerá de la gravedad de la afección y de los síntomas que se tenga, será el médico el encargado de escoger el tratamiento más adecuado en cada caso.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.