Estudio AWARE: ¿Hay vida después de la muerte?

La respuesta a esta pregunta sería el fin a una de las cuestiones que más preocupa y ha preocupado a lo largo de toda su existencia al ser humano. No sé si algún día sabremos la respuesta pero sí sé que la ciencia está tratando de averiguar qué sucede con la conciencia más allá de la muerte.

En concreto se trata del Estudio AWARE (Awareness during resuscitation, “conciencia durante la resucitación”). Este estudio es el primero lanzado por Foundation Research Horizon, una organización benéfica independiente que tiene como objetivo proporcionar apoyo a la investigación científica para la comprensión sobre el estado de la mente humana al final de la vida.

El estudio es fruto de una colaboración multidisciplinar de científicos internacionales y médicos que han unido sus fuerzas para estudiar la relación entre la mente y el cerebro durante la muerte clínica, y está dirigido por el Dr. Sam Parnia , un experto de renombre mundial en el estudio de la mente humana y la conciencia durante la muerte clínica. El equipo trabajar en colaboración con más de 25 grandes centros médicos de toda Europa, Canadá y los Estados Unidos.

Aunque el estudio de la muerte ha sido tradicionalmente considerado como un tema teológico o filosófico, los recientes avances en la medicina han permitido finalmente un enfoque científico para comprender el misterio último que enfrenta la humanidad. “Contrariamente a la percepción popular,”explica el Dr. Parnia, “la muerte no es un momento específico. En realidad, es un proceso que comienza cuando el corazón deja de latir, los pulmones dejan de trabajar y el cerebro deja de funcionar. Una condición médica llamada arresto cardíaco, que desde un punto de vista biológico es sinónimo de muerte clínica.”

“Durante un paro cardíaco, los tres criterios de muerte están presentes. Posteriormente, hay un período de tiempo, que va desde unos pocos segundos a una hora o más, en el que los esfuerzos médicos de emergencia pueden tener éxito en reiniciar la actividad del corazón y revertir el proceso de muerte. Lo que la gente experimenta en este período de paro cardíaco ofrece una ventana única de comprensión en el proceso de la muerte.”

Una serie de recientes estudios científicos llevados a cabo por investigadores independientes han demostrado que entre un 10 y un 20 por ciento de las personas que pasan por un paro cardíaco (y en condiciones de muerte clínica) informan de procesos de pensamiento lúcido, incluida la memoria, pues recuerdan eventos sucedidos después de la muerte con todo detalle.

“El punto destacable de estas experiencias”, según el Dr. Parnia, “es que mientras que los estudios del cerebro durante la parada cardíaca han demostrado que no hay actividad cerebral mensurable, estos testimonios han informado de percepciones detalladas que indican lo contrario, es decir, un alto nivel de conciencia en ausencia de actividad cerebral detectable. Si objetivamente se pueden verificar estas afirmaciones, los resultados podrían tener profundas implicaciones no sólo para la comunidad científica, sino en la manera en que entendemos la vida y la muerte.”

Durante el estudio AWARE, los médicos utilizan las últimas tecnologías para estudiar el cerebro y la conciencia durante el paro cardíaco. Al mismo tiempo, también se pone a prueba la validez de las experiencias fuera del cuerpo, como por ejemplo poder ver y oír durante la parada cardíaca mediante el uso de mensajes ocultos que no son visibles desde el suelo. De hecho, 25 hospitales de EEUU y Europa tienen mensajes visuales colocados estratégicamente cerca de los techos de las salas de operaciones. Estos mensajes sólo son visibles cuando se leen desde arriba.

El estudio AWARE, que se inició en 2008, es un proyecto a largo plazo y actualmente no ha finalizado.


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.