Etapas de la depresión — Descubre cómo estar alerta

En la actualidad cada año va en aumento la cantidad de personas diagnosticas con depresión, la cual es una cifra alarmante. Este trastorno es un grave problema, ya que no permite que los individuos que la padecen puedan desarrollar su vida con normalidad. A continuación te explicaremos un poco acerca de qué es, los tipos y etapas de la depresión; lo cual te servirá para determinar si tú o algún familiar, amigo o conocido esté padeciendo este trastorno.

¿Qué es la depresión y cuáles son sus causas?

La depresión como ya mencionamos anteriormente, es un trastorno o enfermedad, la cual afecta no sólo en lo mental, sino también físcamente; debido a que el individuo afectado suele dejar de realizar las actividades cotidianas a las que estaba acostumbrado y suelen alejarse de las personas cercanas o lugares a los que iban con frecuencia.

Todas las personas hemos tenido emociones y pensamientos negativos en algún período de nuestras vidas, pero comúnmente estos suelen ser pasajeros. El problema de la depresión es que la persona que la padece se mantiene con dichos pensamientos y emociones por un período de tiempo indeterminado, los cuales no pueden superarse sin el debido tratamiento cuando es una depresión profunda (a menos de que el paciente se levante con fuerza de voluntad y ayuda externa, pero posiblemente pueda volver a caer en el futuro dependiendo de las causas).

La depresión puede darse por una gran cantidad de causas, donde entran en juego los factores psicológicos, bioquímicos y genéticos. Psicológicos por como piensa y actúa la persona, bioquímico por las sustancias que segrega su cuerpo y genéticos porque este tipo de trastornos son hereditarios. Por lo tanto, una persona puede atravesar las etapas de la depresión en estos casos:

  • Si tiene problemas con las sustancias químicas que usan algunas partes del cerebro para comunicarse.
  • Problemas o traumas de cualquier índole.
  • En caso de que la familia padezca alguna enfermedad depresiva.

Aunque, se han visto casos de depresión en personas que no cuentan con familiares que hayan tenido el mismo cuadro clínico o similar. También hay casos en los que el problema es de origen bioquímico, sin tener traumas ni herencia. Por lo que las causas pueden variar según la persona.

¿Cuáles son las Etapas de la depresión?

Aunque no existe una información clara sobre estas fases, se pueden enumerar cuatro etapas de la depresión que generalmente atraviesan los pacientes: origen, sintomatología, inhibición y conformidad con el trastorno. En breve explicaremos detalladamente en qué consisten cada una de ellas.

Origen del trastorno depresivo

La principal etapa del trastorno depresivo es el origen del mismo, algo de lo que hablábamos anteriormente. A pesar de que una persona puede tener problemas bioquímicos o herencia de trastornos depresivos (único motivo por el cual se creía anteriormente que se desarrollaba la enfermedad), en realidad en la actualidad se ha llegado a la teoría de que el indivuo debe sufrir algún cambio en su ambiente o entorno; normalmente provocado por situaciones desagradables o que al principio pueden gustar, pero a la larga no al traer consecuencias negativas para la persona.

Dicho esto, el origen de la depresión puede ser sumamente variado; ya que existe un sin fin de situaciones que pueden instaurar un trastorno depresivo en una persona. Sin embargo, nombraremos algunos de los más comunes y generalizaremos al respecto, para que así puedan tener una idea más clara de este punto tan importante.

  • Pérdidas: también conocido como ‘pérdida de reforzadores‘, se refiere a cuando sufrimos la pérdida de algo que nos reforzaba positivamente. Por ejemplo, perder el empleo, a la pareja, un familiar, entre otras cosas. También está la pérdida simbólica, donde por ejemplo, un conocido falleció a temprana edad y nos ponemos a reflexiones acerca de las metas que hemos cumplido o de los sueños que hemos realizado; lo cual puede afectarnos negativamente si no hemos cumplido con las expectativas que teníamos de nosotros mismos en el pasado.
  • Acumulación de problemas: en nuestro día a día podemos tener problemas externos o personas que puedan ir acumulándose hasta el punto de traer consecuencias graves, como el desarrollo de la depresión. Entre ellos está la frustración, falta de tiempo, factores que generen estrés, entre otros.
  • Incremento de factores negativos: existen situaciones en las que los aspectos negativos sobrepasan a los positivos. Algunas personas son capaces de mantenerse de pie; mientras que otras, debido a la carga de dichos aspectos, suelen caer en este trastorno.

Sintomatología de la depresión

Luego que se origina el trastorno depresivo por equis causa, empieza la segunda de las etapas de la depresión: la sintomatología. Esta no es más que los síntomas que acompañas a los paciencias, lo cuales empiezan a hacerse evidentes a medida que se desarrolla la enfermedad. Entre ellos podemos encontrar:

  • Además de la tristeza, las personas también empiezan sentirte abatidas e infelices; además, también suelen volverse irritables o nerviosas. Estos sentimientos provocan que el individuo no le permita disfrutar de cosas que anteriormente le gustaba o le causaba placer.
  • Los problemas de sueños también son muy comunes en las personas que atraviesan las etapas de depresión; siendo los más frecuentes dos tipos de insomnio, el que no le permite conciliar el sueño y aquellos que les cuesta mantenerse dormidos por un largo periodo de tiempo, es decir, se levanta repetidas veces durante la noche.
  • El rendimiento cognitivo también se ve afectado por este trastorno, ya que se pueden tener problemas de concentración o resolución de problemas; lo que afectaría enormemente el rendimiento en la escuela o el trabajo.

Existen muchos más síntomas asociados a la enfermedad, pero los nombrados son generalmente los más comunes y que suelen indicar que la persona está atravesando por ella.

Inhibición de actividades

Ya habíamos mencionado que las personas que sufren de depresión no desarrollan su vida con normalidad. Una de las razones de dicha afirmación es que el individuo experimenta la inhibición de actividades, tanto de las que hacía por gusto, como de las obligatorias; aunque estas últimas suelen ser en casos de depresión severa o cuando la causa ha sido de gran impacto, por ejemplo, el fallecimiento de una persona muy cercana.

  • Inhibición de actividades por gusto: las personas con trastorno depresivo, comienzan dejando a un lado las actividades que anteriormente hacían por gusto. Por ejemplo, salir con amigos, ir a pasear a la plaza, ir a reuniones o fiestas, entre otros.

El problema es que el individuo siente que de esa manera logrará evitar que las personas le pregunten acerca de la situación o simplemente el malestar que tiene no le permite salir a disfrutar. Al quedarse solo en casa, siente alivio a corto plazo; pero después de un tiempo, la persona tomará esto como una pérdida (ya mencionado en el origen del trastorno) y empeorará su estado. Sin embargo, aún es capaz de realizar las actividades

  • Inhibición de actividades obligatorias: cuando la depresión ha avanzado lo suficiente, es posible que el individuo deje de realizar las actividades que son obligatorias en su vida. Por ejemplo, los quehaceres del hogar, ir a trabajar, preocuparse por su aseo, entre otros. La persona normalmente se pasa el día acostado en la cama o distrayéndose de alguna manera poco productiva, como jugando en el ordenador.

Conformidad con el trastorno y mantenimiento de la misma

La última de las etapas de la depresión es la conformidad y mantenimiento de la misma, es decir, la persona se acostumbra a tener el trastorno depresivo y contribuye a mantener dicho estado. En este caso (el de mantenimiento) se hace referencia al largo plazo de la inhibición de actividades, por ejemplo. Debido a que todas las situaciones en la que el individuo rechazó el contacto social y se alejó de todo, también se acostumbró a vivir de esa manera; incluso llegando a pensar que sentir “bien” o “alegre” está mal, por lo que evitará a toda costa sentirse así.

Hay que recordar que la persona tiene una enfermedad mental, por lo que ya llegado a este punto el paciente puede tener una distorsión de la realidad. Hay que ser precavido en el trato que se tenga, ya que sino la persona puede desarrollar un fuerte rechazo hacia ti.

Esperamos que este artículo acerca de las etapas de la depresión haya sido de tu agrado. Si te gustó, te invitamos a dejar un comentario con tu opinión o visitar otras entradas en las que hablamos de trastornos mentales.

 

 


Un comentario

  1.   Gabriela dijo

    Entonces es 100% seguro que está catalogada como transtorno mental?
    Por allí les está faltando que las personas con depresión pueden salir por temporadas (al grado de parecer que la ha superado totalmente y parecer que no volverá) de esta y tener recaídas, sin que se sepa bien cuando será o cual es la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.