Saltar al contenido

¿Existe relación entre la genialidad artística y la locura?

Los hombres me han llamado loco; pero todavía no se ha resuelto la cuestión de si la locura es o no la forma más elevada de la inteligencia, si mucho de lo glorioso, si todo lo profundo, no surgen de una enfermedad del pensamiento, de estados de ánimo exaltados a expensas del intelecto general. Aquellos que sueñan de día conocen muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche. En sus grises visiones obtienen atisbos de eternidad y se estremecen, al despertar, descubriendo que han estado al borde del gran secreto.” ( Edgar Alan Poe)

 

El tema de la relación entre los artistas o los individuos creadores y la locura ha sido siempre de gran interés y continúa siéndolo. Se ha observado a lo largo de los años que las personas creativas suelen tener una cantidad inusualmente elevada de trastornos del ánimo y enfermedades mentales.A pesar de la abundante investigación, no parece que se haya llegado a ninguna conclusión definitiva que explique esta relación.

1455919 Las definiciones de la locura y la creatividad artística están sumamente relacionadas, ya que la locura ,se puede explicar como: un determinado comportamiento que no se apega a lo establecido por las convenciones sociales o a la normalidad. Es el desequilibrio, la lejanía de la razón, el recorrido de territorios fuera de los limites de ésta, algo desconocido. La creatividad   supone ideas distintas, originales, constructivas, divergentes, explorar lo nuevo, lo incierto, lo que sale de lo establecido. Pero la similitud en cuanto a las definiciones no implica equivalencia, es importante resaltar que existen grandes diferencias entre éstos dos conceptos y muchas veces los instrumentos o métodos usados para evaluar las características de los individuos en ambos casos son los mismos, lo cual puede dar como resultado un vínculo entre locura y arte debido únicamente a la similitud entre los instrumentos usados.

El interés por la relación entre creatividad y locura no es algo nuevo, ya Aristoteles en su libro: El hombre de genio y la melancolía (problema XXX), relacionaba la tristeza y/o la locura con la genialidad, tenía un apartado en el que se preguntaba por qué los hombres excepcionales son con tanta frecuencia melancólicos, entendiendo a la melancolía como depresión y desequilibrio mental, el decía que la fuerza creadora es íntima de la melancolía, hermana de la depresión e hija de la manía, con ésto quería decir que la melancolía es el motor y tope del genio creador. Pero ésto no significa que todos los grandes genios artísticos padezcan de algún tipo de locura, sino que algunos de ellos se sirven de ésta como motor para crear.

En un artículo publicado en la Journal of pshyquiatric research, del Instituto Karolinska de Estocolmo en el 2013 . Se realizó un estudio con población Sueca, de mas de un millón de personas, usando para su análisis enfermedades psiquiátricas como: el trastorno equizoafectivo , la depresión, el síndrome de ansiedad, el abuso del alcohol y las drogas, el autismo, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TADH, la anorexia nerviosa y el suicidio. También se encontraron ciertas similitudes como el hecho de que gran parte de las personas con trastornos bipolares o esquizofrenicos se encuentran en áreas ocupacionales creativas. Afirman que los escritores son los creativos más propensos a padecer enfermedades mentales como la esquizofrenia, depresión, ansiedad y casi un 50% más propensos a suicidarse, además, los fotógrafos, bailarines e investigadores son más propensos a padecer trastorno bipolar.

Otro hallazgo fue que a nivel cerebral, entre las personas más creativas y los esquizofrénicos, hay cierto parecido en un neurotransmisor llamado dopamina, que es una sustancia natural que segrega nuestro cerebro y se encarga de darnos sensaciones de satisfacción y felicidad. Se encontró que en estos dos grupos hay una escasez de receptores de dopamina, lo cual puede dar como resultado muchas conexiones poco comunes de ideas.

A pesar de lo que se ha dicho en el artículo anterior, no se debe concluir necesariamente que ser creativo implique tener más posibilidad de padecer alguna de estas enfermedades, sino que también se podría pensar que al padecer alguna de estas enfermedades mentales es mas probable que se sea una persona creativa, extravagante, sin inhibiciones y sin apego a las reglas convencionales.

Algunos artistas célebres que han sufrido de enfermedades mentales han sido:

Edward Munch, (1863-1944) Fue un pintor que cursó gran parte de su vida con ansiedad y alucinaciones, escribió en su diario “ “Mi temor a la vida es necesario para mí, como lo es mi enfermedad. Son indistinguibles de mí y su destrucción destruiría mi arte”

Vincent van Gogh, (1853-1890) Este artista incomprendido, sufría un trastorno bipolar que iba acompañado por alucinaciones, visiones y una epilepsia psicomotora. En una carta escribió a su hermano: “tengo ataques horribles de ansiedad, aparentemente sin motivo, y otras veces una sensación de vacío y fatiga en la cabeza… a veces tengo ataques de melancolía y de remordimientos atroces”.

Edgar Allan Poe (1809 – 1849) Escritor inglés que sufrió mucho debido a que tenía un problema con el alcohol, era melancólico y depresivo, padecía de trastorno bipolar y sus cartas revelan que luchó contra pensamientos suicidas

Ludwig van Beethoven (1770 – 1827) Compositor, director de orquesta y pianista, que tenía pensamientos suicidas y se cree que sufría de un trastorno bipolar contra el que luchó gran parte de su vida.

Ernest Hemingway (1899- 1961) Escritor y periodista estadounidense, que padecía de alcoholismo y de una depresión maniaca, se suicidó en 1961. En su familia ha habido una amplia historia de enfermedades mentales.

Fiódor Dostoyevski (1821-1881) Novelista ruso cuyas obras exploraron a fondo la psicología humana, sufrió de una grave epilepsia, además de depresiones. También tenía un temor persistente de ser enterrado vivo.

Vaslav Nijinsky (1890 – 1950) Coreógrafo y bailarín ruso cuya carrera termino cuando sus signos de esquizofrenia se hicieron evidentes, tenía paranoias y alucinaciones, en su diario escribió: “Yo quiero que fotografíen mis escritos para explicar mis escritos, porque mi escritura es la de Dios” en vez de imprimirlos, “porque la impresión destruye la escritura. La escritura es algo bello, es por eso que es necesario fijarla”. Pasó sus ultimas decadas de vida recluido en instituciones psiquiátricas.

Ni la normalidad excluye por completo la patología, ni la patología es algo constante, las ideas de Aristóteles de la melancolía o locura como fuerza creadora no se comprueban en todos los casos. La anormalidad que se da en gran parte de los artistas también puede darse en gran parte de la población ordinaria, pero una de las diferencias es que la anormalidad de los artistas recibe especial atención. Sería impreciso decir que todos los creativos corren el riesgo de tener enfermedades mentales.

Con esto tampoco podemos rechazar la relación entre locura y arte, pero la correlación no implica causalidad, es decir, el hecho de la locura y la fuerza artística estén relacionadas en muchos casos, no implica que una cause la otra otro, ni que dependan entre si.

 

Por: Dolores Ceñal Murga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.