Facebook NO produce depresión

Según estudios recientes, más del 70% de los adolescentes utiliza las redes sociales en internet y la ganadora en este uso es, sin duda, Facebook.

Un estudio ha refutado las recientes teorías que decían que la red social Facebook favorecía la depresión en las personas. El año pasado, la Academia Americana de Pediatría publicó un informe sobre los efectos de las redes sociales en niños y adolescentes. El informe sugirió que una exposición excesiva en Facebook podría llevar a la depresión.

Sin embargo, este nuevo estudio realizado en la University of Wisconsin School of Medicine and Public Health sugiere que puede ser innecesario y alarmante informar a los pacientes y padres de familia del riesgo que el uso de Facebook tiene para desarrollar una depresión.

Los investigadores monitorizaron durante 7 días la actividad en internet de 190 estudiantes universitarios de entre 18 y 23 años. A los estudiantes les llegaba un mensaje de texto y se les preguntaba si estaban actualmente conectados a internet, cuántos minutos habían estado online y sus hábitos de navegación.

El estudio encontró que los participantes en la investigación pasaban en Facebook más de la mitad del tiempo que estaban en  internet.

Los investigadores utilizaron otros métodos para identificar rasgos depresivos y no encontraron asociaciones significativas  entre el uso de las redes sociales y un aumento de la probabilidad de sufrir depresión.

“Nuestro estudio es el primero en presentar evidencia científica sobre la supuesta relación entre el uso de los medios sociales y el riesgo de depresión”, dijo uno de los investigadores. “Los resultados tienen importantes implicaciones para que los médicos eviten alarmar a los padres acerca de los riesgos de las redes sociales.”

Estas conclusiones no eximen de la obligación que tienen todos los padres de supervisar el uso que hacen sus hijos en este tipo de navegación en red.Sin embargo, los padres no tienen que preocuparse demasiado si la conducta y estado de ánimo de sus hijos no ha cambiado, tienen amigos y su rendimiento escolar es coherente.

Si bien la cantidad de tiempo que pasan los jóvenes en Facebook no está asociado con la depresión, se anima a los padres a ser modelos de conducta activa y maestros en el uso de este tipo de medios. Fuente


Sé el primero en comentar