Fallar para mejorar una habilidad


Conozcamos a Bruno.

Tiene 11 años y está tratando de aprender un nuevo movimiento de fútbol. Bruno se mueve lentamente, sintiendo cómo rueda el balón bajo las suelas de sus zapatillas. Intenta aprender el elástico, una maniobra de dominio de balón en la que Bruno toca ligeramente la pelota con el exterior del pie y luego lo mueve rápidamente alrededor para empujarlo en dirección opuesta con el interior del pie.

Cuando el movimiento se hace correctamente, da la sensación de que el jugador tuviese el balón en una cinta elástica. Bruno lo intenta, falla; luego se detiene un momento y piensa. Repite el movimiento más lentamente y vuelve a fallar…el balón se le escapa del pie. Entonces se detiene y vuelve a pensar. Ahora realiza el movimiento aún más lentamente, dividiéndolo en partes: primero esto, luego eso y finalmente aquello.

Su rostro está tenso; su mirada está tan concentrada que daría la impresión de que su mente está en otra parte. En este momento ocurre algo: Bruno comienza a dominar el movimiento.

Mejorar una habilidad

Cuando vemos a la gente que practica o ensaya de manera efectiva, solemos describir el fenómeno con palabras como “fuerza de voluntad” o “concentración”. Pero esas expresiones no son del todo acertadas, ya que no captan la característica clásica de ese hecho: ascender por una ladera helada. Las personas que están dentro de los semilleros del talento realizan una actividad que parece, a primera vista, extraña y sorprendente, buscan las colinas de laderas resbaladizas.

Al igual que Bruno, están actuando deliberadamente en los bordes de su habilidad, de modo que saben que fallarán. Y que, de alguna manera, esos errores harán que mejoren.

Ya que os he puesto el ejemplo de Bruno, os dejo con un vídeo sobre dominio de balón:


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.