Cuáles son las fases del duelo amoroso

pareja rota que pasa por proceso de duelo

El duelo amoroso existe y todas las personas pasan por estas fases en algún momento de su vida. Normalmente el duelo se suele conectar con la pérdida de un ser querido cuando fallece, pero en realidad las fases del duelo se tienen ante cualquier tipo de pérdida emocional, como lo es también una relación de pareja que se rompe o acaba.

Es importante conocer cuáles son las etapas o fases del duelo amoroso para saber que es un estado temporal y que se puede superar. En caso de quedarse atascado en alguna de las fases y no poder avanzar en ellas, entonces es importante darse cuenta para poder pedir ayuda emocional siempre que sea necesario. Es saludable pasar por todas las fases del duelo amoroso porque así, se podrá superar la ruptura amorosa de la mejor manera posible.

Las fases del duelo

Acabar con una relación amorosa puede ser tremendamente complicado, porque cuando se acaba una relación con una persona a la que se ha amado, se experimenta como una muerte (en cierto modo). Incluso si fuiste tú quién ha decidido romper con la pareja y crees que es lo mejor para todos, no estás exento de sufrir el duelo amoroso.

Existen ciertas fases que se experimentan cuando una persona fallece o se está muriendo, pero estas mismas fases de duelo interno también ocurren cuando alguien ha roto la relación de pareja, es decir, cuando la relación llega a su fin. Descúbrelas para que, si acabas de romper con tu pareja o estás pasándolo mal por la ruptura de la relación, descubras en qué etapa te encuentras y qué puedes hacer para estar mejor.

no aceptar la ruptura

Negación

En esta fase es tu corazón quien gobierna las emociones y tu sistema de creencias te impide adaptarte a la idea de que la persona que estaba contigo ya no lo estará más. Aunque sabes que la relación ha terminado no lo quieres creer. Tienes ciertas fantasías sobre cómo funcionarían las cosas, ves destellos de esperanza donde no lo hay. En esta fase pueden haber las segundas oportunidades, las conversaciones para volver, los mensajes de texto… etc.

Ira

La ira o el enfado se puede manifestar de muchas maneras diferentes cuando se acaba una relación. No entenderás cómo tu ex pudo hacerte eso, lo egoísta que fue, quizá sientas ira hacia el universo porque no te ha dejado otra opción que dejarle por las circunstancias que estabais viviendo, etc.

Quizá sientas enfado generalizado con el mundo porque no puedes vivir la vida que tenías en mente. Quizá odies a tu ex, sientas resentimiento y solo pensar en él te revuelve el estómago. Esto ocurre porque aún tienes sentimientos y emociones muy intensas hacia tu ex y tu relación rota y por eso, la ira te “ayuda” a controlar esas emociones tan intensas. Aunque si te quedas demasiado en esta fase podrías acabar haciendo cosas que después te arrepientas, como por ejemplo, buscar venganza.

pareja que se rompe

Negociación

La negociación normalmente va acompañado de la negación porque al no aceptar la situación intentas revertir el daño causado. En esta fase puedes buscar cualquier forma posible de intentar que la relación funcione de nuevo. Cuando la negación no funciona hay quienes echan mano (erróneamente) de amenazas o mentiras como decir que se va a cambiar, que irá a terapia o que lo haga por los niños.

Esta fase no está limitada solo en negociar con el ex, también se intenta negociar con otras personas cercanas para que convenzan a la ex pareja de que volver a la relación es la mejor opción a la que puede optar. También hay quienes durante esta etapa, puede interesarse por la astrología, las cartas del tarot o cualquier tipo de vudú que pronostique un acercamiento amoroso de nuevo.

Depresión

La depresión, al igual que la ira, también se manifiesta de muchas formas diferentes. Por ejemplo, si comienzas a tener tristeza por la pérdida de la relación, es posible que comiences a sentirte cansado todo el tiempo, a no querer hacer nada, a tener apatía, a estar desconectado de otras personas, a tener lágrima fácil en cualquier momento y circunstancia, etc.

Puedes comenzar a tener problemas para dormir, a tener mucho apetito o a no tener nada, a caer en el abuso de sustancias… Todo esto para tapar los sentimientos de desesperanza que estás teniendo en estos momentos. La desesperanza es lo más generalizado y debilitante. Es lo que te lleva a creer que nada será ni se sentirá diferente de lo que es ahora. La desesperanza hace que sientas que nunca seguirás adelante y que nada te funcionará en el futuro.

Artículo relacionado:
14 síntomas de la ansiedad y la depresión crónica

Aceptación

Finalmente se ve la luz al final del túnel. Esta es la fase en la que puedes hacer las paces con la pérdida. No siempre viene de repente; a menudo ocurre gradualmente, poco a poco, entremezclado con algunas de las otras fases. La aceptación no siempre implica armonía y tranquilidad, es casi seguro que haya una tristeza persistente. La aceptación implica hacer las paces con la pérdida, dejar la relación y avanzar lentamente con tu vida y encontrar el equilibrio de forma progresiva. A veces, parece que esta fase nunca llegará, lo que generalmente significa que todavía estás luchando en una fase anterior.

fases del duelo amoroso

Conocer las fases de duelo puede ayudarte a normalizar tu experiencia de ruptura. También es importante saber que no hay límites de tiempo, no quieras correr entre las fases aunque si ves que te quedas demasiado tiempo en una negativa y que esto te comienza a afectar demasiado, entonces deberás buscar la ayuda de un profesional cualificado para que te ayuda avanzar en el proceso de duelo amoroso y poder continuar con tu vida. La aflicción es como la digestión: no hay nada que puedas hacer para acelerarla ni para detenerla. Necesita tiempo y lo único que puedes hacer es tratar de superarlo con la mejor actitud posible, o al menos, sabiendo que ese dolor no durará para siempre. Pero confía en el hecho de que esto, como todo lo demás, pasará y volverás a estar bien de nuevo y a vivir tu vida con una sonrisa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.