+40 Frases del Principito que no te puedes perder

El principito es un clásico creado por Antoine de Saint-Exupéry que prácticamente todos deberíamos leerlo alguna vez. Aunque actualmente se está haciendo muy popular en las redes sociales, esta es una novela corta lanzada 1946; lo que significa que tiene una gran cantidad de años existiendo y que seguramente todas personas personas que conocen han escuchado de él.

Las mejores frases del principito

Unas de las cosas que más resaltan de esta clásica novela son las frases del principito, algunas de ellas cargadas con grandes mensajes a pesar de estar dirigida a un público infantil. Sin embargo, pienso que más bien está creada de dicha manera para enseñarnos a los adultos muchas cosas que solemos ignorar; por lo que te recomiendo que te leas el libro o veas la película (en caso de que no te guste leer) cuanto antes.

A continuación te presentamos las frases más destacadas, las cuales hablan de temas como el amor, amistad, reflexión, superación, entre otros:

  • “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”.
  • “Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido”.
  • “¿Los hombres? El viento los lleva, pues no tienen raíces y no tenerlas les causa amargura”.
  • “Eres responsable para siempre de aquello que has domesticado”.
  • “El principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías”.
  • “Los hombres de tu planeta —dijo el principito— cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan”.
  • “Sólo se conocen bien las cosas que se domestican”
  • “Uno se expone a llorar un poco, si se ha dejado domesticar.”..
  • “Nunca está nadie contento donde se encuentra”.

  • “Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…”
  • “Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra… Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio”.
  • “¿Sabes? Cuando uno está verdaderamente triste le gusta ver las puestas de sol”.
  • “Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria”.
  • “¿Qué es un rito? Es lo que hace que un día sea diferente de los demás y una hora de las otras”.
  • “Quizá el agua puede también ser buena para el corazón”.
  • “Se podría acumular a toda la humanidad en la más pequeña isla del pacífico. Está claro, no lo creerán las personas adultas, pues ellas opinan que ocupan mucho espacio que son muy importantes, tanto como los baobabs”.
  • “Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores”.
  • “Es una locura odiar a todas las rosas solo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños solo porque uno de ellos no se cumplió”.

  • “Es verdaderamente útil porque es linda”.
  • “Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio”.
  • “Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…”
  • “Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que son muy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás muy lejos. En cuanto a las fieras, no las temo: yo tengo mis garras”.
  • “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”.
  • “Siempre me ha gustado el desierto. Puede uno sentarse en una duna, nada se ve, nada se oye y sin embargo, algo resplandece en el silencio…”
  • “Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo”.
  • “Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar”.
  • “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser feliz”.

  • “Si yo ordenara – decía frecuentemente –, si yo ordenara a un general que se transformara en ave marina y el general no me obedeciese, la culpa no sería del general, sino mía”.
  • “Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!”
  • “Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer”.
  • “Las palabras son fuente de malentendidos”.
  • “¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? -Me sirve para ser rico. -¿Y de qué te sirve ser rico? -Me sirve para comprar más estrellas”.
  • “Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas”.
  • “Y los hombres no tienen imaginación, repiten lo que uno les dice”.
  • “No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.
  • “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”.

  • “Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones”.
  • “Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mire a las estrellas”.
  • “A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar ¿qué tono tiene su voz?, ¿qué juegos prefiere?, ¿le gusta coleccionar mariposas?, pero en cambio preguntan: ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle”.
  • “Todos los mayores han sido primero niños (pero pocos lo recuerdan)”
  • “Bebo para olvidar que soy un borracho”
  • “Es tan misterioso el país de las lágrimas…”
  • “No se debe nunca escuchar a las flores. Sólo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello”.
  • “Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existen ningún comerciante de amigos, los hombres, los hombres ya no tienen amigos”.
  • “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos”.

Esperamos que las frases del Principito hayan sido de tu agrado, a nosotros simplemente nos encantan. De seguro que podrás reflexionar con alguna de ellas o utilizarlas en tus redes sociales para que tus seguidores también puedan hacerlo. Si tienes algún comentario, no dudes en hacerlo en el cajón de abajo; por último, te recomendamos visitar otros artículos de frases publicados en el sitio.


2 comentarios

  1.   Carlos dijo

    Una lección de vida. Meláncolica, recuerdo llorar cada vez que leo El Principito, pero aún lo sigo leyendo. Es para mi, el libro mas hermoso que existe.

  2.   Roberto Riojas Perez dijo

    No me gustó la forma cómo murió el autor del Principito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.