Saltar al contenido

+150 Frases para pensar o reflexionar

Las frases para pensar son aquellas que nos hacen reflexionar en diversos aspectos. Algunas de ellas dichas por personas que fueron influyentes en su momento, como artistas musicales, escritores, personajes célebres en la historia, poetas, científicos, filósofos, entre muchos otros. A continuación les presentaremos la más grande recopilación de dichas frases.

Las mejores 150 frases para pensar

Estas frases no solo sirven para que pensemos y reflexionemos, sino también pueden ayudar a inspirarnos en caso de que queramos escribir un poema, escribir una carta o también crear frases del mismo estilo. Independientemente de cuál sea nuestros motivos, sabemos que éstas son unas de las frases más buscadas y quisimos traerles un listado de gran tamaño.

  • El sabio sabe que ignora.  — Confucio.
  • Los hombres vulgares sólo piensan en cómo pasar el tiempo. Un hombre inteligente procura aprovecharlo — Arthur Schopenhauer.
  • Preocuparse es estúpido, es como andar con paraguas a la espera de que llueva. — Wiz Khalifa.
  • La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco. — Platón.
  • La violencia es el último refugio del incompetente. — Isaac Asimov.
  • La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. — Albert Einstein.
  • El amor verdadero nace de los tiempos difíciles. — John Green.
  • Muchos de los fracasos vitales son de gente que no se dieron cuenta lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron. — Thomas A. Edison.
  • No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.— Jiddu Krishnamurti.
  • Piensa antes de hablar. Lee antes de pensar. — Fran Lebowitz
  • Si queremos morir bien, tenemos que aprender a vivir bien. — Dalai Lama.
  • Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. — Albert Einstein.
  • Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo. — Platón.
  • “Cuando una batalla está perdida, queda la retirada; sólo los que han huido pueden combatir en otra.” Demóstenes.
  • El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas. William George Ward.
  • No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusión organizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar. — Bertolt Brecht.
  • Ciertamente, la ignorancia de los males venideros nos es más útil que su conocimiento. — Cicerón.
  • No conozco la llave del éxito, pero la llave del fracaso es tratar de agradar a todo el mundo.— Bill Cosby.
  • Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde. — Sir Francis Bacon.
  • En general, las nueve décimas partes de nuestra felicidad se fundamentan en la salud. — Arthur Schopenhauer.
  • Sabemos más de lo que hacemos. — Ralph Waldo Emerson.
  • El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra. — Platón.
  • Si dios no existiese, sería necesario inventarlo. — Voltaire.
  • El orgullo divide a los hombres, la humildad los une — Sócrates.
  • Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. — Steve Jobs.

  • El odio y el amor son pasiones recíprocas. — Gabriel García Márquez.
  • El verdadero caballero es el que solo predica lo que practica. — Confucio.
  • Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas. — Victor Hugo.
  • No juzgamos a las personas que amamos. — Jean—Paul Sartre.
  • Hay tres constantes en la vida… cambio, opciones y principios. — Stephen Covey.
  • El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. — Isabel Allende.
  • La vida es 10% lo que te ocurre y 90% cómo respondes a ello. — Lou Holtz.
  • Es difícil tener como amigos a todos; basta con no tenerlos como enemigos — Séneca.
  • Con nuestros pensamientos creamos nuestro mundo. — Buda.
  • Gobierna tu casa y sabrás cuánto cuesta la leña y el arroz; cría a tus hijos, y sabrás cuánto debes a tus padres. — Proverbio oriental.
  • No te preocupes tanto por lo que ocurre a tu alrededor, preocúpate más por lo que ocurre en tu interior. — Mary Frances Winter.
  • Nadie excepto nosotros mismos puede liberar nuestra mente. — Bob Marley.
  • Un amigo de todos es un amigo de nadie. — Aristóteles.
  • El que domina a los otros es fuerte; el que se domina a sí mismo es poderoso. — Lao—tsé.
  • Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre en lo que nos falta. — Arthur Schopenhauer.
  • Siempre hay que saber cuándo una etapa llega a su fin. Cerrando ciclos, cerrando puertas, terminando capítulos; no importa el nombre que le demos, lo que importa es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya se han acabado. — Paulo Coelho.
  • Nunca moriría por mis creencias porque podría estar equivocado. — Bertrand Russell.
  • Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros. — Baltasar Gracián.
  • El medio más seguro de impedir las revoluciones es evitar las causas. — Francis Bacon.
  • La llave del éxito es arriesgarse a tener pensamientos no convencionales. La convención es el enemigo del progreso. — Trevor Baylis.
  • No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho. — Aristóteles.
  • Si abordas cada situación como asunto de vida o muerte, morirás muchas veces. — Adam Smith.
  • Dios nos habla a veces tan claro, que parecen coincidencias. — Doménico Cieri Estrada.
  • Construye tus sueños o alguien más te contratará para construir los suyos. — Farrah Gray.
  • La observación indica cómo está el paciente; la reflexión indica qué hay que hacer; la destreza práctica indica cómo hay que hacerlo. La formación y la experiencia son necesarias para saber cómo observar y qué observar; cómo pensar y qué pensar. — Florence Nightingale.

  • Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento. — Miguel de Unamuno.
  • Si supones que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si supones que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas. — Noam Chomski.
  • Nunca dejes que tu sentido de la moralidad se interponga en el camino de hacer lo que es correcto. — Isaac Asimov.
  • Cuando no se puede lo que se quiere, hay que querer lo que se puede. — Terencio.
  • Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad. — Cicerón.
  • La libertad está en ser dueños de la propia vida. – Platón.
  • Soy el hombre vivo más sabio, porque sé una cosa, y es que no se nada. — Sócrates.
  • El hombre que no es capaz de luchar por la libertad, no es un hombre, es un siervo. — Georg Wilhelm Friedrich Hegel.
  • Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas. — Victor Hugo.
  • Es importante enseñar a estudiar por cuenta propia, a buscar por cuenta propia, a asombrarse. — Mario Bunge.
  • El respeto de sí mismo es, después de la religión, el principal freno de los vicios. — Francis Bacon.
  • Un hombre que no piensa por sí mismo, no piensa en absoluto. — Oscar Wilde.
  • El primer paso de la ignorancia es presumir de saber. — Baltasar Gracián.
  • El hombre que no piensa sino en vivir, no vive — Sócrates.
  • No sabemos lo que nos pasa y eso es precisamente lo que nos pasa. — Ortega y Gasset.
  • El que callar no puede, hablar no sabe — Séneca.
  • El hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es. — Albert Camus.
  • El ocio es la madre de la filosofía. — Thomas Hobbes.
  • Frecuentemente hay más que aprender de las preguntas inesperadas de un niño que de los discursos de un hombre. — John Locke.
  • Primero tienes que aprender las reglas del juego, y después jugar mejor que nadie. — Albert Einstein.
  • El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho. — Miguel de Cervantes.
  • Cuando luchamos con quien no tiene nada que perder, luchamos con gran desventaja. — Francesco Guicciardini.
  • Todo hombre tiene derecho a dudar de su tarea y a abandonarla de vez en cuando; lo único que no puede hacer es olvidarla. — Paulo Coelho.
  • La esperanza es, en verdad, el peor de los males, porque prolonga las torturas de los hombres. — Friedrich Nietzsche.
  • El pensamiento es la semilla de la acción. — Emerson.

  • Donde una puerta se cierra, otra se abre. — Miguel de Cervantes.
  • Yo creo que la verdad es perfecta para las matemáticas, la química, la filosofía, pero no para la vida. En la vida, la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza cuentan más. — Ernesto Sabato.
  • La paciencia es amarga, pero su fruto es dulce. — Jean—Jacques Rousseau.
  • Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos. — Confucio.
  • No es lo que te ocurre, sino cómo reaccionas lo que importa. — Epíteto.
  • La suerte favorece solo a la mente preparada. — Isaac Asimov.
  • La madurez del hombre es haber recobrado la serenidad con la que jugábamos cuando éramos niños. — Friedrich Nietzche.
  • Lo más antiguo de lo antiguo llega desde atrás a nuestro pensar, y, sin embargo, se nos adelanta. Por eso el pensar se detiene en la aparición de lo que fue, y es recuerdo — Martin Heidegger.
  • Es necesario aprender lo que necesitamos y no únicamente lo que queremos. — Paulo Coelho.
  • En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. — George Orwell.
  • Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres. – Fernando Savater.
  • Hacer dos cosas al mismo tiempo es no hacer ninguna de ellas. — Publilius Syrus.
  • No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así. — William Shakespeare
  • ¿Dijiste media verdad? — Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad. — Antonio Machado.
  • Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día. — Miguel de Cervantes.
  • Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía. — Ralph Waldo Emerson.
  • Hay más en la vida que incrementar su velocidad. — Mahatma Gandhi.
  • Cerrar los ojos… no va a cambiar nada. Nada va a desaparecer simplemente por no ver lo que está pasando. De hecho, las cosas serán aún peor la próxima vez que los abras. Sólo un cobarde cierra los ojos. Cerrar los ojos y taparse los oídos no va a hacer que el tiempo se detenga. — Haruki Murakami.
  • La vida es inherentemente arriesgada. Solo hay un riesgo mayor que deberías evitar, y es el riesgo de no hacer nada. — Denis Waitley.
  • La mayoría de los hombres persiguen el placer con tal apresuramiento, que, en su prisa, le pasan de largo. — Soren Kierkegaard.
  • Saber lo que es justo y no hacerlo es la peor de las cobardías. — Confucio.
  • Aquél que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio. — Confucio.
  • La peor prisión es un corazón cerrado. — Juan Pablo II.
  • La única discapacidad en la vida es una mala actitud. — Scott Hamilton.
  • La verdad mal intencionada es peor que la mentira. — William Blake.

  • La mujer es como la sombra: si le huyes, te sigue; y si la sigues te huye. — Sebastien Roch.
  • El adversario que llegó a ser una obsesión para ti, ya es una parte de tu propio ser. — Lucian Blaga.
  • Lo peor que puede pasarle a un hombre es llegar a pensar mal de sí mismo. — Goethe.
  • La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos. — Platón.
  • Vivir es pensar — Cicerón.
  • Al final, ¿Qué importa más: vivir o saber que se está viviendo— — Clarice Lispector.
  • La vida es agradable. La muerte es pacífica. Es la transición la que es problemática. — Isaac Asimov.
  • La cultura es una cosa y el barniz otra. — Ralph Waldo Emerson.
  • Amistades que son ciertas nadie las puede turbar. — Miguel de Cervantes.
  • No puedo enseñar nada a nadie. Solo puedo hacerles pensar. — Sócrates.
  • Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace. — Jean Paul Sartre.
  • A nadie se le honra por lo que ha recibido; el reconocimiento es recompensa por algo que se da. — Calvin Coolidge.
  • La simplicidad es la última sofisticación. — Leonardo da Vinci.
  • El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos. — Salvador Dalí.
  • Muy poco se necesita para hacer una vida feliz; esta todo en nuestro interior, en nuestra forma de pensar. — Marco Aurelio.
  • Nutre tu mente con grandes pensamientos. — Benjamin Disraeli.
  • La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos. — Proverbio indio.
  • En el amor lo de menos son los insultos; lo grave es cuando empiezan los bostezos. — Enrique Jardiel Poncela.
  • La felicidad es cuando lo que piensas, dices y haces están en harmonía. — Mahatma Gandhi.
  • Deja de estar pensando siempre que causas alguna molestia, coacción o perturbación a tu prójimo. Si así fuera, la gente ya protestaría, y si no tuviera el valor para hacerlo, es su problema. — Paulo Coelho.
  • La peor lucha es la que no se hace. — Karl Marx.
  • Recorre a menudo la senda que lleva al huerto de tu amigo, no sea que la maleza te impida ver el camino. — Proverbio indio
  • No pienses. El pensamiento es el enemigo de la creatividad. Simplemente dedícate a hacer cosas. — Ray Bradbury.
  • La vida es muy simple, pero insistimos en hacerla complicada. — Confucio.
  • Las preguntas interesantes son aquellas que destruyen las respuestas. — Susan Sontag.

  • No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige. — Arthur Schopenhauer.
  • Ni el rey comería… si el labrador no labrase. — Lope de Vega.
  • Somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia, entonces, no es un acto, sino un hábito. — Aristóteles.
  • Si cada uno barriera delante de su puerta, ¡qué limpia estaría la ciudad! — Proverbio ruso.
  • De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos. — Thomas Carlyle.
  • Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender. — Ortega y Gasset.
  • La verdad de un hombre reside, sobre todo, en lo que calla. — André Malraux.
  • Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible. — Mahatma Gandhi.
  • Si hago una buena obra, me siento bien; y si obro mal, me encuentro mal. Esta es mi religión. — Abraham Lincoln.
  • El amor inmaduro dice: “te amo porque te necesito”. El maduro dice: “te necesito porque te amo”. — Erich Fromm.
  • Si te sientes deprimido todos los días, estás diciendo oraciones al diablo. — Bob Marley.
  • Todo dolor es severo o leve. Si es leve, se soporta con facilidad. Si es severo, será sin duda breve. — Cicerón.
  • O sabes que nada sabes, o lo ignoras. Si lo ignoras, no puedes afirmarlo. Si lo sabes, algo sabes. — Cicerón.
  • La envidia es una declaración de inferioridad. — Napoleón.
  • El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca. — Immanuel Kant.
  • Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él. — Paulo Coelho.
  • No te preocupes por una cosa, concéntrate en que las pequeñas cosas salgan bien. — Bob Marley.
  • La felicidad es algo que no se puede tener todo el tiempo porque sería demasiado aburrido. A veces se llega y se agarra, y es ahí donde hay que guardar para los tiempos extraños. Pero estoy en eso, soy un buscador de la felicidad, que es lo que te hace permanecer creativo y en la creatividad puedes ocuparte de algo positivo. Eso te hace sentir bien. — Ricardo Arjona.
  • La filosofía es la ciencia que complica las cosas que todo el mundo sabe. — Juan Benet.
  • El día más grande de tu vida y de la mía es cuando tomamos responsabilidad total por nuestras actitudes. Es el día en que realmente crecemos. — John C. Maxwell.
  • Pensar dos veces ya es bastante. — Confucio.
  • Los padres sólo pueden dar buenos consejos o ponerlos en el camino del bien, pero la formación del carácter de una persona reside en ella misma. — Anne Frank.
  • Somos más sinceros cuando estamos iracundos que cuando estamos tranquilos. — Cicerón.
  • Si tu hermano te ofende, recuerda no tanto su mala acción, sino más que nunca que es tu hermano. — Epíteto.
  • La experiencia es algo que no consigues hasta justo después de necesitarla. — Sir Laurence Olivier.
  • El hombre es totalmente responsable de su naturaleza y elecciones. — Jean—Paul Sartre.

Esperamos que las frases para pensar que hemos recopilado hayan sido de su agrado, ya que tendrán entre 150 para escoger y utilizar en sus redes sociales favoritas, crear imágenes, colocar en estados como en los de Whatsapp y mucho más. Si tienes alguna frase que también pueda hacernos reflexionar, te invitamos a dejarla en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.