Saltar al contenido

Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de Trastorno Bipolar en los hijos

mujer que fuma

Un estudio, publicado en el American Journal of Psychiatry, sugiere una asociación entre fumar durante el embarazo y un  mayor riesgo de desarrollar el trastorno bipolar.

Investigadores del instituto psiquiátrico del estado de Nueva York, y del Departamento de Epidemiología en la escuela Mailman de salud pública de la Universidad de Columbia, en colaboración con científicos de la división de investigación de Kaiser  en Oakland, California, evaluaron la descendencia de una gran número de mujeres embarazadas, que participaron en el estudio de la salud infantil y el desarrollo desde 1959-1966. El estudio se basó en 79 casos y 654 sujetos de comparación. El tabaquismo durante el embarazo se asoció con un riesgo doble de desarrollar Trastorno Bipolar en su descendencia.
mujer que fuma
Se sabe que fumar durante el embarazo puede contribuir a problemas significativos en el útero y después del nacimiento, incluyendo bajo peso al nacer y dificultades atencionales. Éste es el primer estudio que sugiere una asociación entre la exposición prenatal del tabaco y el trastorno bipolar, una enfermedad psiquiátrica grave marcada por importantes cambios de humor, que alternan entre períodos de depresión y la manía. Los síntomas normalmente se hacen notorios en la adolescencia o en la edad adulta temprana.

“Estos resultados ponen de relieve el valor de la educación para la salud pública sobre las consecuencias, potencialmente debilitantes y en gran medida prevenibles, que fumar puede tener sobre los niños a través del tiempo,” dijo Alan Brown,  profesor de psiquiatría clínica y epidemiología en el instituto psiquiátrico del estado de Nueva York, en la Universidad de Columbia y en la escuela Mailman de salud pública.

Los autores escribieron: “gran parte de la psicopatología asociada con la exposición prenatal del tabaco, incluye déficits de atención por hiperactividad, trastorno de oposición desafiante, trastorno de conducta y trastornos de abuso de sustancias. El trastorno bipolar comparte una serie de características clínicas con estos trastornos, incluyendo la falta de atención, irritabilidad, pérdida de autocontrol y la tendencia al consumo de drogas/alcohol.” En efecto, los niños que fueron expuestos al humo de tabaco en el útero, pueden presentar algunos síntomas y comportamientos característicos del trastorno bipolar.

Diferentes estudios científicos, en la línea contraria, han demostrado que las personas con trastorno bipolar tienen una mayor probabilidad de fumar cigarrillos. Se recurre al tabaco como una manera de automedicarse, lo que ya debería hacer sospechar a la gente de su entorno de la presencia de un trastorno del estado anímico. No obstante, el bipolar fumador es, por norma general, poco consciente de que recurre a la nicotina como si fuera una especie de tratamiento farmacológico. Además, el hecho de que incluso a día de hoy se siga considerando el fumar como un hábito, más que como una adicción, dificulta la intervención de los terapeutas.

Un estudio anterior, del Dr. Brown y sus compañeros, demostró que el virus de la gripe en las madres embarazadas, supone un riesgo cuatro veces mayor para que su hijo desarrolle un trastorno bipolar.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.