Saltar al contenido

El “gen adolescente”, un descubrimiento que podría ayudar a prevenir trastornos mentales.

gen adolescente

Tal y como señalan los padres de adultos con trastornos mentales, los primeros signos de que “algo no va bien” en sus hijos aparecen en la adolescencia. Ya se sabía que somos particularmente vulnerables a trastornos psiquiátricos durante la etapa adolescente (incluyendo la esquizofrenia, depresión y adicción a las drogas), pero el descubrimiento de un nuevo gen, ligado a esta etapa, podría resultar revelador a la hora de comprender mejor el desarrollo de los trastornos mentales.

Investigadores del Centro de Investigación Douglas, asociado a la Universidad McGill, han identificado el gen DCC; llamado también “gen adolescente”. Este gen controla la conectividad de la dopamina en el área prefrontal durante la adolescencia; por lo que una disfunción de éste (por ejemplo, debido al estrés o al abuso de drogas) podría tener consecuencias, a largo plazo, en la salud mental del adolescente.

dopamina y corteza prefrontal

El área prefrontal (asociada a la toma de decisiones, realización de juicios y flexibilidad) es un área crucial para el aprendizaje, motivación y los procesos cognitivos. Debido a que esta región cerebral continúa desarrollándose hasta la edad adulta, es altamente susceptible de ser moldeada por las experiencias de la adolescencia.

“Ciertos trastornos psiquiátricos podrían estar relacionados con alteraciones en la función del área prefrontal, y con cambios en la actividad de la dopamina”, informa Cecilia Flores, principal responsable de esta investigación y profesora de psiquiatría en la universidad McGill. “Aunque el cableado prefrontal continúa desarrollándose hasta los primeros años de la edad adulta, estos mecanismos eran, hasta ahora, totalmente desconocidos”.   

Según los investigadores, este descubrimiento proporciona los primeros indicios para una mayor comprensión del desarrollo cerebral, y podría ser prometedor a la hora de enfrentarse con los trastornos mentales severos.

“Lo que estamos tratando de hallar es la función y la cantidad de DCC, durante la adolescencia, que produce la vulnerabilidad a padecer ciertos trastornos psiquiátricos en la edad adulta”, informó Flores al canal CTV News. “El estudio sugiere que la cantidad o los niveles del gen DCC, durante la adolescencia, pueden cambiar en función de las experiencias personales”.

El doctor Hazen Gandy, psiquiatra infantil y de adolescentes en CHEO, señala que el trabajo fue parcialmente realizado en ratones. Lo cual quiere decir que aún queda mucho trabajo por hacer para saber si el gen CDD juega el mismo papel en los humanos.

“Hay que tener en cuenta que es una investigación que hemos llevado a cabo en modelos animales; por lo que tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de trasladar al ámbito de la conducta humana lo que encontramos en ellos”, dijo Gandy a CTV News. Es una pieza del enorme rompecabezas sobre la comprensión del desarrollo cerebral humano. Creo que nos indica tanto la necesidad de centrarnos en la detección temprana, como en emplear mejores vías de intervención en adolescentes”.   

Los psiquiatras están de acuerdo con la idea de que una terapia temprana y el apoyo a los adolescentes que presentan problemas mentales, conduciría a una vida adulta saludable. “Si recibes algún tipo de intervención es probable que puedas corregir las anormalidades en el funcionamiento cerebral“, dijo para CTV News Ridha Joober, un psiquiatra que trabaja en la Universidad de McGill.

“La investigación señala la necesidad de tratar a los adolescentes que presentan síntomas de trastornos mentales tan pronto como sea posible, añadió Joober.  “Es importante intervenir muy temprano para poder corregir y ayudar a los jóvenes que padecen este tipo de trastornos”.

Es cierto que aún hay mucho trabajo por hacer, como señaló el doctor Hazen. Pero, si finalmente se confirma esta influencia del “gen adolescente” en el cerebro humano, el desarrollo de nuevos programas de tratamiento podría reducir significativamente la aparición de trastornos mentales y mejorar la calidad de vida en la edad adulta. Esto supondría un gran avance en el campo de la psiquiatría y psicología. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.