Qué es el hedonismo y cómo puede afectar a tu vida

chica con hedonismo disfrutando del aroma de las flores

Cuando se habla del hedonismo se está hablando de la búsqueda del placer en la vida. Un placer continuo para sentirse bien tanto física como mentalmente. En la búsqueda de este placer se intenta minimizar en cualquier medida el dolor, sea del tipo que sea. El hedonismo se puede encontrar en cosas simples como la conexión con los amigos, las mascotas o la naturaleza. Significa saborear el momento para maximizar el placer y mejorar la salud y el bienestar.

Si eres consciente de los beneficios que tiene el hedonismo y sobre cómo puede mejorar tu vida, quizá a partir de ahora quieras ser hedonista. El hedonismo tiene sus raíces filosóficas desde Platón y Sócrates, pero al antiguo filósofo griego Epicuro se le atribuye a menudo la articulación de una marca temprana de hedonismo basada no en una vida de apetitos indecibles, sino en placeres moderados y respeto por los demás.

El placer

En términos generales el placer es un estado subjetivo del disfrute y se aplica a la vida cotidiana. Escuchar una pieza de música, las caricias, reírse con los amigos o simplemente sentarse en un buen sofá después de un día muy cansado, también son placeres diarios. Al igual que las diferentes experiencias pueden provocar placer, la misma experiencia puede evocar una gama de respuestas, desde placer extremo hasta un disgusto definido, en diferentes personas.

persona hedonista disfrutando del paisaje

No hay un solo estímulo que provoque la misma respuesta en todo el mundo, el placer es una interacción entre el estímulo y el perceptor. Lo que a ti te provoca placer quizá a otro le provoca asco. Si cierras los ojos y piensas en una ocasión en la que experimentaste un cosquilleo de placer, es probable que estés recordando una experiencia sexual o algo delicioso que hayas comido. Tal vez el recuerdo sea de una buena copa de vino, o esos últimos 50 metros de una carrera larga y satisfactoria.

Y estas son cosas buenas, ¿verdad? El placer sexual está relacionado con la salud y el bienestar. Por ejemplo, las mujeres que dicen estar satisfechas con su vida sexual obtienen mejores calificaciones en cuanto a bienestar psicológico y vitalidad. Se dice que un vaso de vino normal tiene un efecto protector contra la demencia y las enfermedades del corazón , quizás debido a sus flavonoides antioxidantes . Y todo el mundo conoce las ventajas de la aptitud física. Bueno, estas actividades son “buenas” … hasta que no lo son. Muchas de las cosas que comúnmente nos dan placer también pueden usarse de manera arriesgada o dañina.

Cuando el placer se convierte en un problema

La dependencia, la adicción, el consumo compulsivo y compulsivo pueden considerarse como usos peligrosos o perjudiciales de experiencias placenteras, como el consumo de alcohol y otras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

drogas, hacer ejercicio en exceso y tener relaciones sexuales de riesgo. Puede ser difícil precisar el punto en el que un comportamiento placentero anteriormente se convierte problemático. Pero, en algún momento entre disfrutar de una cerveza ocasional y necesitar una bebida para sentirte bien emocionante… habrás rebasado el límite.

personas hedonistas bebiendo vino

En esta etapa, sin embargo, el placer ya no es la motivación, ni el resultado, del comportamiento. La “sed” incontrolable ha eliminado el placer y lo mejor que puedes esperar es el alivio. Sin placer, el comportamiento ya no es hedónico. La búsqueda decidida de un placer intenso a costa de otros aspectos de la vida que aportan sentido y placer también es contraproducente para vivir una vida rica y agradable.

Hedonismo racional

Una definición práctica del hedonismo racional podría ser alguien que trata de maximizar los placeres diarios sin dejar de equilibrar otras preocupaciones. Disfrutar de una vida simple y armoniosa sin la búsqueda de riquezas o glorias a toda costa. Maximizar el placer, a diferencia del libertinaje o la adicción, no tiene por qué ser más, más grande, mejor. Se requiere saborear los placeres cotidianos, el disfrute de lo que sucede en el momento, reflexionar sobre los placeres que se tienen…

Por ejemplo, el café por la mañana te da placer cuando haces una pausa para saborearlo, oler una fragancia, coger de la mano a tu pareja mientras caminas por la calle, etc. En el ejemplo del café, con el hedonismo también se anticipa, lo bonito que será, lo calentito que lo beberás o lo bien que olerá. Durante el día, cuando te sientas cansado o estresado, puedes centrarte en el aroma del café para sentirte bien de nuevo.

En otras palabras, el hedonismo es como sumergirse en el momento, en anticiparlo y en el recuerdo. Es un tipo de degustación que da como resultado una experiencia diferente y rica disfrutando del momento. El acto de saborear intensifica el placer que se tienen de las cosas simples y proporciona una mayor satisfacción.

¿Cómo nos beneficiamos del hedonismo?

Un estado de placer está relacionado con la reducción del estrés. Entonces, cuando sientes placer, tu sistema nervioso simpático, esa respuesta de lucha o huida que experimentas cuando te sientes amenazado, se calma. En primer lugar, el estímulo te despierta, luego, si consideras que la situación es segura, tienes “respuestas que terminan con el estrés”, que experimentas como relajación o alivio del estrés.

hedonismo en la vida

Las emociones placenteras se asocian con un pensamiento más amplio y creativo, y una gama de resultados positivos que incluyen una mejor capacidad de recuperación, conexión social, bienestar, salud física y longevidad . Por lo tanto, el placer del hedonismo puede no solo ayudarnos a vivir de forma más agradable, sino también por más tiempo.

Maximizar los placeres de la vida diaria te puede ayudar a estar más feliz y a disfrutar más de la vida, incluso, a minimizar los efectos de la depresión. También puedes mejorar las conductas adecuadas para tu salud como disfrutar de los sabores de los alimentos saludables. Tendrás niveles más altos de satisfacción de la vida si practicas el hedonismo de forma habitual en tu vida, si lo tienes como un estilo de vida. El hedonismo es sin duda una forma de vivir la vida de forma saludable y gratificante, siempre y cuando no se vuelva un problema.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.