Saltar al contenido

¿Qué es la heroína? — Efectos, usos y tratamiento

Entre los diferentes opioides analgésicos existentes, podemos encontrar la heroína; la cual también cuenta con propiedades que permiten suprimir la tos e incluso evitar problemas estomacales como la diarrea. Sin embargo, su utilización médica es menor a la recreativa, debido a los efectos potentes que produce; razón por la cual hemos elaborado esta entrada con toda la información acerca de ella.

Conoce qué es la heroína y sus características

Como mencionábamos, se trata de un opioide con efectos analgésicos. Es un derivado de la morfina, la cual está hecha con la planta de la cual se trae el opio. Es mucho más potente que la morfina y además, los efectos suelen comenzar con mayor rapidez.

  • La ilegal se conoce como un polvo de color blanco, la cual está combinada con ciertos adulterantes.
  • Esta se consume por vía intravenosa u oral al fumarla.
  • Es considerada como una droga depresora del sistema nervioso central.
  • Se encuentra entre las sustancias que generan una gran dependencia física y psicológica con mayor rapidez; lo cual la ubica entre las drogas con mayor grado de adicción y que genera un gran daño en comparación a otras.

heroina que es

Fue descubierta por Charles Romley Alder, la cual sintetizó después de aislarla con un proceso denominado “acetilación” del clorhidrato de morfina. Su etimología se debe a la empresa Bayer, una farmacéutica ubicada en Alemania que comercializó la sustancia diaceltimorfina bajo el nombre de “heroína”.

La misma empresa fue la encarga de comercializar el producto, el cual se pensaba que era una versión de la morfina “no activa”. En dicha época la morfina era utilizada de forma recreativa, por lo que la esta nueva sustancia era la opción ideal para estos casos. Sin embargo, sucedió todo lo contrario y muchas más personas empezaron a depender de la sustancia, superando rápidamente a su antecesor.

¿Cuáles son los efectos de la heroína?

Entre los efectos producidos por el consumo de la sustancia podemos encontrar la apatía, miosis, somnolencia, disminución respiratoria, de actividad motora y de la tensión, naúseas o vómitos (normalmente en los primeros consumos) y abstinencia. Ésta, produce además efectos en el sistema nervioso central y periférico, los cuales son:

Efectos en el sistema nervioso central

  • Inhibición del vómito.
  • Supresión de la tos.
  • La pupila disminuye su tamaño.
  • Sedación y efecto analgésico.
  • Alucinaciones.
  • La temperatura corporal se ve disminuida.

Efectos en el sistema nervioso periférico

  • Las primeras veces puede dar efectos como vómitos o náuseas; pero si se mantiene la misma dosis al consumir en otras ocasiones, éste efecto desaparece.
  • Los esfínteres aumentan su funcionamiento, al igual que los músculos lisos (véase los bronquios, por ejemplo).
  • Desarrollo progresivo de estreñimiento.
  • Sequedad de la busca y mucosas.
  • Reacciones alérgicas.
  • Visión borrosa.

Efectos negativos del consumo abusivo

Ésta produce también varios efectos negativos cuando es consumida de forma abusiva, los cuales pueden llevar a complicaciones y problemas de salud graves; debido a las alteraciones fisiológicas producidas por la misma y los adulterantes agregados.

  • Uno de los peligros más comunes es la sobredosis, ya que según un estudio realizado en Estados Unidos, aproximadamente el 55% de pacientes con adicción han sufrido al menos una sobredosis.
  • La droga puede propiciar el desarrollo de epilepsia o problemas similares y psicosis o trastornos mentales.
  • La continua alteración del sistema nervioso central puede producir enfermedades en el hígado, circulación, entre otros.
  • Si la persona es alérgica a los compuestos como angioedema y anafilaxia, se puede presentar una complicación que pondría en peligro la vida de la persona que realiza el consumo. Sin embargo, pocos son los casos encontrados.

Por último, este tipo de drogas recreativas e ilegales que son consumidas mediante inyecciones intravenosas, son mucho más probables de infectar al usuario de enfermedades como el sida o la hepatitis; además de propiciar el desarrollo de diferentes tipos de infecciones.

¿Cuáles son las formas de consumo?

Es utilizada por laboratorios, médicos e individuos con diferentes razones o motivos. Los primeros son encargados de utilizar la diacetilmorfina para sintetizar otros compuestos analgésicos; mientras que los segundos están realizando estudios y los terceros la consumen de forma recreativa. Estos dos últimos son los usos de mayor interés, los cuales explicaremos a continuación:

Uso médico de la droga

Es utilizada por varios médicos para realizar estudios con respecto a la diferencia de la tradicional morfina y ésta sustancia; donde por ejemplo, en Alemania se está llevando a cabo una investigación para determinar si es posible tratar a los adictos a la sustancia y otros opioides con heroína pura sin los adulterantes que suelen encontrarse en la droga ilegal, los cuales en la mayoría de casos producen daño.

Uso recreativo y abusivo

El principal problema de la heroína es que es tiene una alta tasa de probabilidad de volverse adicto a la sustancia; lo que significa que aunque un individuo experimente con la droga de forma recreativa, las posibilidades de que vuelva a consumir son bastante altas.

La droga puede ser consumida mediante diferentes formas de administración, como sublingual, inhalada, fumada, oral, cutánea, intravenosa y rectal o vaginal. Esta amplia cantidad de opciones se dividen en varios métodos, como por ejemplo:

  • Se puede masticar la sustancia (sublingual).
  • También es posible consumirla de forma inhalada, es decir, se inhala el producto directamente.
  • De forma oral se consume pura o combinada con alcohol, el cual puede reducir algunos de sus efectos de mayor gravedad.
  • Se puede fumar, ya sea con algún otro complemento o sola, que en dicho caso suele utilizarse un papel como el del aluminio.
  • Existen supositorios para el consumo vaginal o rectal.
  • El consumo mediante la piel consiste en frotar la sustancia con fuerza, la cual suele dejar cicatrices características de muchos pacientes.
  • Por último, la principal vía de consumo que es mediante una inyección intravenosa. Para éste método es necesario hervir la sustancia con agua y es posible inyectarla en cualquier vena, aunque suele ser normalmente en las de las extremidades.
¿Cuáles son las dosis utilizadas?

La dosis que se suelen consumir es de aproximadamente 7 miligramos, según la el grado de sensibilidad que el sujeto tenga hacia los opiáceos. En caso de abusar del consumo durante un buen período de tiempo, posiblemente el individuo necesitará dosis que sobre pasan los 30 miligramos.

Debido a la tolerancia que puede generar la dependencia a la droga, la dosis puede ir aumentado considerablemente a media que pasa el tiempo y con mayor facilidad producirse una complicación o muerte debido a una enfermedad.

Tratamiento para pacientes adictos a la heroína

La heroína es considerada una droga dura, ya que posee la mayor puntuación en la escala de dependencia, adicción y tolerancia. Lo que significa que la mayoría de pacientes que la consumen se vuelven dependientes física y psicológicamente; así como también se van haciendo tolerantes a la misma y necesitan consumir una dosis mayor.

Sin embargo, aunque pueda parecer complicado, es posible realizar tratamientos para que un paciente pueda dejar la droga y continuar su vida con normalidad. Aunque para ello, el individuo debe estar consciente del daño producido por la misma y tiene que estar de acuerdo en abandonar su consumo.

Entre los tratamientos más destacados para frenar el consumo está el de desintoxicación, metadona y buprenorfina u otros medicamentos similares.

  • El programa de desintoxicación es similar al de otras drogas, donde permiten que el paciente abandone el consumo y tratan los síntomas producidos por el síndrome de abstinencia. Este normalmente es más efectivo cuando el individuo es internado de tres meses a medio año.
  • Por su parte, la metadona también es un tratamiento para la heroína en el que se utiliza dicha sustancia para tratar la adicción; siendo uno de los programas más antiguos. Su objetivo es tomar el medicamento por vía oral y evitar que se presenten los síntomas de la abstinencia. Este tratamiento es preferible combinarlo con terapias de conducta.
  • Por último, la buprenorfina y medicamentos variados puede ser también de utilidad. Esta produce efectos similares a la de los opiáceos, pero de menor intensidad; lo que es una forma de prevenir los efectos de la abstinencia. Además, otros medicamentos como la naltrexona y naloxona también pueden ser utilizado, ya que éstos bloquean los efectos producidos por la mayoría de opiáceos.

¿Cómo es el síndrome de abstinencia?

Al igual que el síndrome de abstinencia de otros opiáceos, estos suelen ser bastante fuertes e incluso pueden ser bastante graves; motivo por el cual los pacientes adictos o dependientes son internados para poder tratarlos con mayor efectividad y a su vez, cuidar de ellos.

  • Después del último consumo, los individuos sienten la necesidad o deseo de consumir, lo cual produce efectos como la ansiedad o búsqueda desesperada de la sustancia.
  • En un rango de ocho horas a quince horas, se producen síntomas como sudoración bostezos y lagrimeo.
  • De quince horas a un día, los efectos pueden ser más graves, ya que el paciente sentirá oleadas de temperaturas distintas (calor o frío), anorexia, cambios de humor, midriasis y hasta calambres en los músuclos.
  • Después de pasar el primer día, se experimentan síntomas como falta de sueño, dolor en la zona abdominal, vómitos, náuseas, problemas estomacales y dificultad para realizar tareas motoras.

Esperamos que la entrada acerca de esta droga médica y recreativa con efectos desbastadores y dependencia, tolerancia y adicción de alto grado, haya sido de tu agrado. En caso de tener alguna duda o aporte, no olvides comentar en la caja situada debajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.