Hidrocefalia — Qué es, tipos, síntomas, causas y tratamientos

En la antigüedad, la hidrocefalia era conocida así como su nombre lo indica: “agua en el cerebro”, ya que se pensaba que ese era el líquido en cuestión. Sin embargo, con los años se constató que se trataba del líquido cefalorraquídeo. En el siguiente artículo conocerás su origen, cuáles son las causas, su clasificación, los diferentes síntomas que ocasiona a quien la padece y los tratamientos desarrollados hasta el momento para su alivio.

Descubre qué es la hidrocefalia

El término hidrocefalia tiene su origen en vocablos del lenguaje griego. Hidro, que significa agua, y céfalo, que significa cabeza. Estas palabras con conjunto pueden traducirse literalmente como agua en la cabeza o agua en el cerebro. Este término sigue empleándose en la actualidad tanto en la medicina como en el lenguaje informal. Sin embargo el líquido que la ocasiona no es el agua, sino el líquido cefalorraquídeo.

Antes de explicar qué es la hidrocefalia, para el entendimiento de la misma es sumamente importante explicar los siguientes términos:

  • El líquido cefalorraquídeo: conocido por las iniciales LCR, es un líquido incoloro y transparente que circula por el encéfalo y la médula espinal a través de los ventrículos cerebrales. Tiene numerosas funciones, pero una de las más resaltantes es que por medio de él se pueden diagnosticar diversas enfermedades neurológicas. Es también denominado líquido cerebro espinal (LCE).
  • Los ventrículos cerebrales son cuatro cavidades anatómicas a través de las cuales circula el líquido cefalorraquídeo en el cerebro. Se encuentran conectados entre sí y conforman el denominado sistema ventricular y se extienden por la médula espinal.

La hidrocefalia es un trastorno caracterizado por la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, originando la dilatación de los ventrículos cerebrales. Esta dilatación ocasionará presión en el manto cerebral, lo cual resulta muy perjudicial para el correcto funcionamiento del mismo.

La hidrocefalia puede afectar tanto a niños como a niñas en igual proporción. La probabilidad es de 1 por cada mil para el caso de recién nacidos y bebés hasta los 3 meses de vida. Además, solo 1 de cada 10.000 habitantes podría sufrir esta enfermedad.

De igual forma el síndrome hidrocefálico se manifiesta con diferentes grados de intensidad que pueden ir desde pequeñas dilataciones ventriculares que se mantienen dentro del rango de la normalidad, hasta grandes ventrículos que reducen el espesor de los tejidos del cerebro.

Causas de la hidrocefalia

Para entender las causas de la hidrocefalia es importante tener claro que se trata de un desequilibrio entre la producción y absorción del líquido cefalorraquídeo (LCR) que tiene origen en la obstrucción de los ventrículos cerebrales. Esta obstrucción puede darse por a nivel del sistema ventricular o en cisternas basales, surcos o vili aracnoideos. Esto definirá a su vez diferentes tipos de hidrocefalia, los cuales son descritos más adelante.

Explicándolo en forma sencilla, la obstrucción de ventrículos cerebrales puede originarse a partir de un aumento de la presión de líquido cefalorraquídeo en el interior del sistema ventricular, muy común en los años de la infancia.

En los niños la hidrocefalia puede darse por infecciones que afectan el sistema nervioso central, como meningitis y encefalitis o tumores en la médula espinal; también las lesiones y sangrado intracerebral antes, durante o después del parto de su madre, lo cual es muy común en bebés prematuros. Este síndrome puede estar ligado también a infecciones durante el embarazo de la madre.

Además, como ya se dijo, la probabilidad de que un bebé nazca con hidrocefalia es de 1 por mil, según datos estadísticos manejados hasta el momento. Al tener un hijo que padezca esta enfermedad, la probabilidad de que se repita aumenta a 4,2%. En esto es importante tener en cuenta, además, que existen familias en las que esta enfermedad se presenta por cromosopatía ligada al sexo.

En adultos puede originarse hidrocefalia a raíz de enfermedades cerebrovasculares, tumores, lesiones, traumatismos craneales, abscesos cerebrales, alteraciones metabólicas, infección en las meninges y por desequilibrios ligados a la edad avanzada.

Síntomas de la hidrocefalia

Los síntomas de la hidrocefalia van a depender de factores como la edad, la causa del desequilibrio en el tránsito de líquido cefalorraquídeo y el nivel de la enfermedad.

  • En los bebés que padezcan hidrocefalia es común un aumento considerable del tamaño de la cabeza, seguido de convulsiones, vómitos, irritabilidad, dirección visual hacia abajo

En un niño mayor, los síntomas que se manifiestan son los siguientes:

  • Letargia: relajación muscular, anulación de la sensibilidad corporal y sueño profundo.
  • Cefalea: Dolor de cabeza intenso.
  • Papiledema: Hinchazón o en la papila óptica.
  • Ataxia: Dificultad en la coordinación de los movimientos.
  • Alteración de pares craneales

No está de más destacar que si no se da tratamiento a esta afección a tiempo, las consecuencias serán:

  • Retraso en las capacidades motoras e intelectuales.
  • Circulación venosa epicraneal llamativa
  • Atrofia óptica.
  • Pérdida de la visión.

¿Cuáles son los tipos de hidrocefalia?

La clasificación de esta enfermedad dependerá de diferentes factores como los que se describen a continuación:

1. Tipos de hidrocefalia según su origen:

  • Hidrocefalia congénita: En este caso, al nacer ya el bebé la ha desarrollado. Puede deberse a factores genéticos como la herencia, en caso de que algún familiar la haya padecido, o a efectos ambientales durante el desarrollo del feto en los meses de gestación.
  • Hidrocefalia adquirida: Es la que se desarrolla en cualquier momento posterior al nacimiento. Puede presentarse en personas de cualquier edad, aunque es más común en ancianos por encima de los 60 años. Puede desarrollarse debido una lesión o a alguna enfermedad que afecte la circulación del líquido cefalorraquídeo a través del sistema ventricular, generando la obstrucción del mismo.

2. Tipos de hidrocefalia de acuerdo al sistema de bloqueo del LCR:

  • Hidrocefalia comunicante: En este tipo la obstrucción del paso del líquido cefalorraquídeo se da al salir de los ventrículos. Se denomina comunicante ya que aún a pesar de ello puede fluir entre los ventrículos, que permanecen abiertos, ya que la dilatación ocurre por delante del sitio de obstrucción. Los principales síntomas son retraso mental en el caso de los niños, y en los adultos, demencia.
  • Hidrocefalia no comunicante u obstructiva: En este tipo de hidrocefalia, el líquido se ve obstruido a lo largo de una o más de las vías que conectan los ventrículos. Entre sus principales causas se encuentran malformaciones congénitas (como estenosis acueductual), la hidrocefalia congénita, los tumores intracraneales y las malformaciones originadas por infecciones o hemorragia intracerebral.

  • Hidrocefalia activa o hipertensiva: Es la más común en los niños, y la obstrucción se da debido a un aumento de la presión del líquido cefalorraquídeo.
  • Hidrocefalia normotensiva: Este tipo es muy común en los adultos y ancianos. Los síntomas que se presentan con la hidrocefalia normotensiva son los mismos que caracterizan la edad avanzada: pérdida de memoria, incontinencia urinara, demencia y disminución de la actividad diaria. Es también denominada hidrocefalia de presión normal.
  • Hidrocefalia pasiva o ex-vacuo: Ataca exclusivamente a los adultos. Este tipo de hidrocefalia se da debido a una atrofia cerebral difusa, en la que el líquido cefalorraquídeo se acumula debido a que ocupa o rellena el lugar que correspondía a una porción de tejido cerebral. Esta pérdida pudo haberse perdido debido a diferentes causas, como enfermedad cerebrovascular como encefalitis, alteraciones metabólicas o alguna lesión o traumatismo.

Tratamiento de la hidrocefalia

El tratamiento de la hidrocefalia radica en el ataque a la raíz del problema, que es la obstrucción de los ventrículos cerebrales. Para ello existen métodos como los que se explican a continuación:

  • Derivación: Consiste en una intervención quirúrgica en la que se inserta un sistema de drenaje conformado por un tubo largo y flexible y una válvula que regulará el flujo del líquido cerebro espinal. Uno de sus extremos se inserta en uno de los ventrículos del cerebro, y debajo de la piel desembocaría en otra parte del cuerpo el exceso de líquido pueda ser absorbido más fácilmente; como el abdomen o una cámara en el corazón. Esto es un tratamiento de por vida, que requiere un control frecuente.
  • Ventriculostomía: Con este método, el cirujano realizará un agujero en la parte inferior de uno de los ventrículos para permitir que el líquido fluya fuera del cerebro. Se emplea una cámara de video que inserta en el cerebro para visualizar.

Para finalizar, es importante resaltar que ambos procedimientos están sujetos a complicaciones relacionadas a fallas mecánicas de los implementos, y que a pesar de su éxito, se requerirá de medicamentos, especialmente en el caso de niños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.