Homofobia: ¿por qué hay personas con esta fobia?

homofobia

Las personas antes de las etiquetas simplemente son personas. No importa la orientación sexual de cada uno, ni tampoco el género en el que una persona se sienta más cómoda, simplemente somos personas y como tales, merecemos respeto. Con este pensamiento se acabarían los problemas de homofobia pero parece un camino largo de recorrer.

En ocasiones, para una persona que respeta a las personas por lo que son y no por lo qué sienten o por sus preferencias sexuales, puede serle difícil de entender que aún, en nuestro siglo, existan personas que sientan odio o aversión hacia las personas homosexuales. Por supuesto, no hay una justificación suficiente que se pueda entender, pero sí hay algunas razones que pueden arrojar algo de luz a este sinsentido de odio y aversión.

A continuación vamos a explicarte algunas de estas razones que pueden hacer que una persona odie o sienta aversión deliberadamente por las personas que son homosexuales. Por supuesto, este odio debería tratarse para que al fin, puedan ver a las personas como son: personas. Sin prejuicios, ni etiquetas… desgraciadamente el comportamiento homofóbico y transfóbico se produce en todo el mundo

Creencias religiosas

Algunas personas tienen actitudes homofóbicas debido a sus creencias religiosas. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que no todas las personas religiosas son homofóbicas. Algunas grandes religiones cristianas todavía enseñan que el matrimonio es algo que solo puede ocurrir entre un hombre y una mujer. El Antiguo Testamento dice que el sexo homosexual es un pecado. Los textos ortodoxos islámicos y judíos también desaconsejan las actividades homosexuales.

Recientemente se han realizado algunos progresos, ya que ahora hay una serie de sacerdotes y rabinos protestantes homosexuales que practican en el mundo. Muchas religiones predican la tolerancia y la aceptación de todas las personas, y esto a menudo supera los sentimientos anti-LGBT. Lamentablemente, todavía hay algunas personas que continúan persiguiendo y perjudicando a las personas LGBT debido a sus creencias religiosas.

homofobia

LGBT en armario

Algunas personas LGBTQI encerradas en realidad cometen actos homofóbicos, porque no pueden aceptar su propia orientación sexual o identidad de género. Hay muchas teorías psicológicas y sociales complejas detrás de este tipo de crímenes de odio. Las personas pueden arremeter contra las emociones conflictivas que están sintiendo.

Si a una persona le han dicho que ser homosexual o trans es incorrecto, entonces pueden tener dificultades para comprender sus propios sentimientos. Estos sentimientos pueden manifestarse como ira. Pueden pensar que liberar su ira de esta manera les ayudará a sentirse mejor acerca de su propia situación. Por otro lado, pueden estar cometiendo actos homofóbicos como una forma de tratar de ocultar su propia sexualidad. Pueden sentir que atacar a otras personas LGBT es una buena manera de “probar” que en realidad no son homosexuales o trans.

Falta de educación

Algunas personas son transfóbicas u homofóbicas debido a la falta de una comprensión real de lo que significa ser LGBT. Sin poder acceder a información precisa, pueden tener dificultades para dar sentido a las cosas que escuchan. Por ejemplo, mucha transfobia en realidad se genera por la falta de comprensión sobre las diferencias entre sexo y género.

Mejorar la educación sobre lo que significa ser trans o lo que significa ser gay puede ayudar a reducir este tipo de discriminación. La falta de educación también puede significar que las personas dicen o hacen cosas homofóbicas sin darse cuenta. Por ejemplo; cuando los niños usan la palabra “gay” para decir “malo”, o “marica” para decir “cobarde”, esto fomenta la idea de que ser gay es realmente algo negativo.

Desinformación

Las personas transfóbicas y homofóbicas a menudo difunden información errónea o mentiras sobre la comunidad LGBT. A algunas personas les resulta muy difícil separar los hechos de la ficción. Si alguien está expuesto a hechos falsos durante mucho tiempo, esto puede ayudar a crear prejuicios, incluso en personas que normalmente son razonables y racionales.

Las mentiras pequeñas pueden convertirse rápidamente en mentiras más grandes, y es más probable que las personas crean las mentiras más grandes si ya han aceptado las más pequeñas. Desafortunadamente, las plataformas de redes sociales como Twitter y Facebook ahora significan que es más fácil que nunca hacer llegar este tipo de material a una amplia audiencia.

Me gusta y compartir en las redes sociales también significa que algunas personas están expuestas a este tipo de contenido que normalmente no lo ven. Este tipo de propaganda es utilizada por muchos grupos de odio diferentes, no solo por grupos homofóbicos o transfóbicos.

El patriarcado y los sentimientos de insuficiencia

La estructura patriarcal tradicional  ha ayudado a generar algunos abusos. Durante siglos, a los hombres se les ha hecho creer que tienen fuerza y poder sobre los demás, por lo tanto, algunos hombres se sienten amenazados cuando se desafía su poder. Algunas personas continúan cometiendo agresiones homofóbicas porque se les ha hecho sentir inadecuadas, ya sea intencionalmente o no.

Estos sentimientos de insuficiencia pueden provenir de cosas tan triviales como ver a hombres gay pasar un buen rato con mujeres heterosexuales o conocer a una persona LGBT que tiene más éxito que ellos. Los hombres que sienten que su poder se ve amenazado de esta manera pueden intentar recuperar su poder mediante amenazas o violencia.

homofobia

Actitudes históricas

Algunas personas mayores son homofóbicas debido a las actitudes prevalentes que existían mientras crecían. La homosexualidad era ilegal  y miles de hombres homosexuales fueron condenados por una indecencia grave por actividades sexuales homosexuales.

Las personas que crecieron en este período de tiempo pueden tener dificultades para cambiar sus opiniones porque fueron socializadas para creer estas cosas. Afortunadamente, el paso del tiempo está ayudando a reducir el número de personas con actitudes históricamente homofóbicas.

Como hemos comentado más arriba, el secreto radica sobre todo en entender que las personas somos ante todo personas y que no debemos pensar que nadie es mejor que otro. Nos debemos respeto siempre que seamos personas de bien, por lo que la necesidad es trabajar en nosotros mismos para mejorar como persona y saber que los demás, son igual de importantes que nosotros mismos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.