Hola Daniel.
Muchas gracias por este artículo. Ilumina mucho la parte donde pusiste que el estrés se produce, sobre todo, por la «interpretación» que de un determinado acontecimiento o hecho realiza cada individuo, tanto como la parte donde decís que hay que mantener horarios regulares pero sin caer en una rigidez obsesiva por los horarios que pueda llegar a ser más perjudicial que la propia irregularidad. Yo estoy buscando ese equilibrio distendido y son las notas como esta las que refuerzan mis acciones para alcanzar dicho objetivo.
Te mando un gran saludo.

Responder