¿Cómo aprovechar correctamente nuestra inteligencia espacial?

El ser humano sobresale sobre las demás especies por la capacidad de resolver problemas complejos mediante el análisis de una situación determinada, utilizando su cerebro para archivar rutas o métodos de resolución que más adelante pudiera emplear; también como género humano hemos desarrollado y mejorado nuestra capacidad de corregir soluciones erróneas sobre resultados indeseados obtenidos a partir de nuestros actos, a este cúmulo de cualidades se le denomina inteligencia.

Estudios han demostrado que las forma de adquirir y administrar conocimiento son muy diversas y que cada individuo posee una o varias modalidades para aprender según ciertos rasgos que definen su personalidad, dejando claro que todos no comprendemos la información de la misma forma y en el mismo entorno; de ahí se derivan los talentos individuales y las aptitudes según área de aprendizaje, formando la base para la teoría de las inteligencias múltiples.

En 1983 el psicólogo estadounidense Howard Gardner plantea la teoría de las inteligencias múltiples donde establece que la inteligencia no es un bloque homogéneo de aptitudes, sino más bien un grupo de aptitudes que se pueden manifestar e interactuar de diferentes maneras en cada individuo; esta teoría abre las puertas a posteriores estudios que proponen un sinnúmero de inteligencias muy diversas en los seres humanos, algunas aceptadas por la ciencia y otras muy cuestionadas y refutadas.

La inteligencia espacial surge como apéndice de la teoría anteriormente citada, dando como precepto fundamental el hecho de que un número importante de individuos puede adquirir conocimiento y plantear la resolución de problemas construyendo en su mente una visión gráfica de la situación que le ayude a organizar más fácilmente las variables que intervienen en dicha particularidad para de esta forma ofrecer una respuesta o solución satisfactoria.

¿Inteligencia espacial o capacidad de visión?

Muchas veces tendemos a confundir la inteligencia espacial con la capacidad de visión ocular del individuo, pues tal vez imaginamos que el espacio que influye en la capacidad de cálculo de la persona es el entorno ambiental en donde se desenvuelve, sin embargo no necesariamente tiene que ser de esta manera; la inteligencia espacial tiende más a desenvolverse en un ambiente imaginario, que no implica las particularidades de el medio ambiente real, pues es en el plano mental o creativo que el individuo ubica las variables que a la final aportan una solución a los problemas y por ende a un aprendizaje eficiente y significativo.

Herramientas que facilitan el uso de la inteligencia espacial

Las personas que tienen como punto fuerte la inteligencia espacial pueden conseguir coincidencias para encuadrar todas las ideas, conversaciones, problemas, sentimientos y emociones en un esquema de interacción espacial, sin embargo para el desarrollo y aplicación de esta virtud existen ciertas herramientas que facilitan esta sinergia y que pueden ser útiles en muchos grupos de personas de diversa características y ambientes.

En los niños suele reconocerse de fácil manera esta cualidad, cuando se les mira construyendo un entorno de diversión que cumpla en mejor manera sus expectativas, además de adaptarse fácilmente a las rutinas, lecciones y métodos de resolución de problemas que llevan de por medio una explicación y comprensión visual; en ellos se suele utilizar herramientas como dibujos, carteleras, mapas de rutas, símbolos conocidos y colores llamativos que favorezcan la internalización de datos que a medida de que se vinculen con lo espacial puedan transformarse en información significativa a la hora de resolver problemas o corregir patrones erróneos.

En personas adultas se recomiendan herramientas como mapas mentales, mapas conceptuales, diagramas, hojas de ruta y diagramas de procesos que les lleven al alcance de los objetivos planteados mediante la inteligencia espacial.

Orientación espacial

Una de las maneras en que podemos aprovechar nuestra inteligencia espacial es en tareas que impliquen orientación, ya que las personas que desarrollan habilidades en este tipo de aprendizaje y comprensión suelen tener una percepción eficiente de los objetos, marcas, señales y particularidades del paisaje en un ambiente determinado, permitiendo que desarrollen un sentido de orientación avanzado que puede ser explotado por parte de guardabosques, navegantes, conductores, guías turísticos, astrónomo, entre otros.

En la inteligencia espacial el individuo potencian sentidos que en otras personas habitualmente no son tan robustos, y que no necesariamente tienen como base el sentido de la vista, como explicamos en líneas anteriores, por ejemplo, las personas con dificultades visuales desarrollan inteligencia espacial por medio de otros sentidos que le ayudan a orientarse y van construyendo en su memoria un mundo que no ven pero que imaginan de la mejor manera, formando patrones que serán difíciles de olvidar en el tiempo.

Buscando detalles

La inteligencia espacial se relaciona con personas detallistas en torno a las particularidades del ambiente, de algún diagrama o fotografía; de esta manera muchas personas que poseen inteligencia visual se les facilita identificar detalles precisos en patrones y situaciones donde para el resto de las personas de seguro pasan desapercibidos.

Para los individuos que emplean el espacio como forma de inteligencia se recomiendan tareas de búsqueda y comprobación de objetos, formas, anomalías y defectos en ciertas imágenes, así como el calculo de variantes futuras para situaciones que están próximas a ocurrir; ellos son capaces de pronosticar y anticiparse a cambios ambientales con solo percibir las variables actuales.

Diseño y confección

Gracias a la capacidad de interpretar flujos de diagramas, formas y entornos específicos, es sorprendente la capacidad creativa de las personas con inteligencia espacial, por lo cual son muy exitosas en las labores de diseño y confección, si tienes habilidades y comodidad con la interpretación de información representada en medios espaciales deberías aprovechar tu forma de interacción para elaborar logotipos, marcas, editar vídeos, y construir maquetas.

En profesiones como la ingeniería civil, la arquitectura, el diseño gráfico y la cartografía el desarrollo de la inteligencia espacial es fundamental puesto que son carreras en donde toda la información que se maneja, tanto de entrada como de salida, son transmitidas en forma de gráficos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.