Aprendiendo sobre las inteligencias múltiples: inteligencia musical

El ser humano tiene muchas maneras de utilizar su mente. El aprendizaje es una de las cosas que, como seres humanos, nos distingue de los animales; es cierto que estos tienen también la capacidad de aprender, pero nosotros tenemos una capacidad más desarrollada, y el abanico de opciones que tenemos a la hora de aprender nuevas cosas es casi infinito.

Por ello, al momento de aprender cosas nuevas entra en juego la inteligencia personal. Esa capacidad que tenemos de procesar la información y trabajar con ella para conseguir nuevas cosas; saber en qué lugares aplicarla y cómo servirnos de ella para salir adelante en un mundo muy difícil y despiadado.

Sin embargo, la inteligencia ha sido fragmentada varias veces, y aunque se nos conmina diariamente a ser lo más inteligentes que podamos, en las escuelas todavía se enseña con métodos arcaicos que valoran sobremanera uno o dos tipos de inteligencia, entre los que la más resaltante es la lógico-matemática, causando que los otros tipos de inteligencia sean relegados, y de la misma manera las personas que los emplean en mayor medida sean relegados a ser llamados “tontos”.

Cuando hablamos de la teoría de las inteligencias múltiples, deducimos que una de las más menospreciadas a nivel escolar es la inteligencia musical. En aras de conocer más sobre cómo aplicar las inteligencias para crear un mundo en el que se pueda trabajar mejor con ellas, estudiaremos en este post la forma de aprender con música, y de disfrutar de los grandes arreglos musicales.

Aprendiendo sobre las inteligencias múltiples

La teoría de las inteligencias múltiples nace debido a la inconformidad existente en el sistema educativo, donde el tipo de inteligencia aplicada y valorada era la lógico-matemática, con algunos ligeros hincapié en la lingüística a la hora de trabajar. En estos sistemas, los estudiantes menos aventajados en estas inteligencias jerárquicas eran, y son todavía, tratados como tontos y enviados a programas más lentos, porque los profesores no se toman el tiempo de trabajar en las inteligencias que manejan con propiedad.

Esta teoría nos dice que el intelecto no se mide únicamente por uno o dos tipos de inteligencia, sino que nos habla de que, ya que cada persona es un mundo en sí misma, no todos funcionamos con la misma medida, y lo que puede valer para una persona, puede no ser igual para otra.

Al aplicar este concepto a la teoría intelectual podemos denotar que a no todos nos afecta de la misma manera la inteligencia lógica; a algunas personas les va más la lingüística, y otras con la naturalista, a otras les funciona o se sienten más en contacto con la inteligencia espacial, y a otras les resulta más fácil llevarse por la musical.

Actualmente se está trabajando para que en los colegios y secundarias de diversos países se deje de lado este sistema arcaico y se implementen nuevas técnicas de educación que permitan trabajar en un abanico más amplio con esos niños que tienen otros tipos de necesidades para, de esta manera, mejorar los sistemas educativos y trabajar mejor con cada persona de forma individual.

La inteligencia musical y sus factores

Este tipo de inteligencia, como ya lo hemos mencionado anteriormente, pertenece a la teoría de las inteligencias múltiples que fuera divulgado por el psicólogo estadounidense Howard Gardner.

Es un concepto que fue muy novedoso, y alude a esas capacidades y sensibilidades que tienen que ver con la capacidad musical, a la hora de producirla y percibirla con todos los matices de que dispone.

Lo que define a este tipo de inteligencia es la capacidad y libertad que se tiene para crear y apreciar piezas musicales.

Es totalmente independiente de la capacidad auditiva, y por lo tanto atañe solo a forma de procesar la información de piezas musicales bien sean simples o muy complejas.

Característica de las personas con inteligencia musical

Una persona que maneje la inteligencia musical será muy hábil a la hora de detectar los profundos matices presentes en las melodías, puede pensar en términos de ritmo, timbre y tono. Puede distinguir sonidos musicales que suenen por separado o a la vez; podrán trabajar más fácilmente a la hora de expresarse de forma musical, bien sea realizando piezas musicales por cuenta propia o trabajando en conjunto en la elaboración de una sinfonía.

La inteligencia musical puede desglosarse en varias habilidades latentes en las personas que la manifiestan. Estas habilidades poseen un grado relativo y no tiene que ver con la capacidad perfecta o absoluta de llevarlas a cabo. Por tomar un ejemplo:

  • Las personas con este tipo de inteligencia pueden reconocer piezas musicales enmascaradas, aun cuando parecen ser simple ruido.
  • Pueden crear melodías con el simple hecho de hacer sonar varios objetos de manera improvisada.
  • Pueden encontrar fácilmente recursos con los cuales plasmar emociones de manera musical.
  • Tienen una gran sensibilidad a la hora de encontrar los tonos, ritmos, melodías y timbres en una determinada pieza musical.
  • Son capaces de reconocer los diferentes géneros musicales que influyen en una pieza cualquiera.
  • Tienen una relativa facilidad para componer y trabajar piezas musicales.

Inteligencia musical y educación

Como se mencionó con anterioridad la inteligencia musical provee una habilidad en la composición, función y consideración de los patrones musicales, abarcando la capacidad para reconocer y componer ritmos y tonos musicales.

Si lo que se desea es ayudar al niño a desarrollar esta inteligencia, es importante, según los expertos, iniciar desde la gestación de una manera temprana, porque esta es la etapa más idónea para ello. Para esto es importante también mantener al niño en un ambiente próspero para que se desarrolle la música, y que el niño pueda trabajar frecuentemente con ella, de forma que pueda mejorar sus habilidades constantemente en un ambiente propio.

Se sabe que todos los niños, desde un periodo temprano de su desarrollo, tienen las capacidades para aprender sobre la música y sobre muchos otros factores. Una de las razones por las que esta inteligencia es normalmente relegada es porque los padres no les ponen un énfasis importante.

Es bueno saber que, si no se trabaja correctamente con un tipo de inteligencia, al no usarse se da un estancamiento del niño en esta área, pues no se toma el trabajo de desarrollarla. Es por ello que la mayoría de las personas desarrollan la inteligencia lógico-matemática y solo unos pocos pueden trabajar con las demás; debido a que las instituciones les ha importado muy poco promover las otras inteligencias.

En estos tiempos los colegios y planteles educativos deben de poner más atención en promover la educación basándose en las demás inteligencias, propiciando también un ambiente en el que la música forme parte importante. Además es un tiempo en que las cosas han cambiado, y la música ha pasado a ser ya una forma de arte.

Potenciar esta inteligencia

Para potenciar la inteligencia musical puede trabajarse primero poniendo música de fondo a la hora de trabajar o al hacer cualquier actividad que requiera relajación, pues de esta manera no solo potencian tu capacidad de educar, sino que también puedes potenciar la capacidad de concentrarte en más de una cosa a la vez.

Otra actividad que puede llevarse a cabo es la de escribir canciones familiares, o si no te sientes apto para componer tú mismo una canción con todo lo que implica, puedes cambiar la letra de una canción ya existente, lo que enseñará a manejar los tiempos y la voz.

Puedes crear o fabricar instrumentos musicales con objetos de casa reciclables (esto es más una actividad para los niños). Con esto conseguirás involucrarte un poco más en las actividades, generar nuevos sonidos y conocer un poco más sobre la fabricación de instrumentos.

Aprender a tocar un instrumento musical es de las partes más importantes a la hora de potenciar esta inteligencia, pues te permite participar de la música de primera mano; además que te permite una mejor capacidad de crear melodías, y posteriormente escribir tus propias canciones.

Estudiar música, danza o solfeo. Cuando estudiamos también aprendemos, y esta inteligencia se ve potenciada también por las clases de danza, al mismo tiempo potenciar la inteligencia kinestésica, que bien puede formar parte complementaria de la musical.


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.