¿Intentas compensar durante el fin de semana lo que no duermes entre semana? Craso error

Dormir adecuadamente es vital para que tengamos la energía suficiente a la hora de realizar ciertas acciones en el transcurso del día. Los expertos recomiendan dormir una media de entre 6 y 8 horas al día para no tener ningún tipo de problema, ni de rendimiento ni de concentración.

Seguro que alguna vez, por las circunstancias que sea, has tenido que dormir menos de ese tiempo y al día siguiente has acabado pagando las consecuencias.

Recientemente se ha llevado a cabo una investigación que nos ofrece unos datos muy reveladores: analizaron el impacto que tiene la pérdida de tan solo media hora de sueño en nuestro organismo. Puede no parecer demasiado pero nos afecta de una forma que ni nos imaginamos.

¿Cómo nos afecta la pérdida de media hora de sueño?

Este estudio se realizó por la institución “Weil Cornell Medical College de Doha (Qatar)”. Su proyecto tenía el objetivo de demostrar que perder media hora de sueño puede tener consecuencias catastróficas para el metabolismo y el peso de una persona. Ha tenido tanto éxito que ha sido presentado en el encuentro de la Sociedad Endocrina de San diego (edición de 2015) donde ha sido aceptado por toda la comunidad.

Para llevarlo a cabo consiguieron contar con la participación de 522 voluntarios. Lo interesante de estas personas es que tenían diabetes del tipo 2. Para recabar los datos empezaron realizando análisis de sangre y después extrajeron datos relacionados con su peso, altura y hasta la forma de la propia barriga.

Se les pidió a los participantes que elaborasen un pequeño diario donde apuntarían todo lo relacionado con el sueño. La idea era que anotasen exactamente cuánto tiempo dormían y cuántas horas perdían comparándolas con lo que podría considerarse un patrón de sueño habitual. Esto lo debían hacer durante 6 meses para que se concluyera la primera parte del experimento.

Los datos del estudio fueron sorprendentes: aquellas personas que más tiempo de sueño perdían tenían una posibilidad de un 72 % de ser obesos en comparación con los individuos que dormían las horas necesarias.

La segunda parte del experimento duró otros seis meses. Cuando ya llevaban 1 año con este estudio se volvieron a extraer conclusiones: los expertos lograron averiguar que perder solo media hora de sueño era capaz de aumentar el riesgo de obesidad en un 17 %. Además, tristemente el riesgo de la resistencia al tratamiento contra la diabetes (la clásica insulina) aumentaba hasta el 39%.

Este estudio demuestra lo grave que es perder horas de sueño de forma diaria: lo peor de todo es que no estamos hablando de dormir muy poco, solo nos referimos a la pérdida de media hora. Podemos razonar de la siguiente manera: si perdiendo únicamente 30 minutos, el impacto a nuestro cuerpo aumenta de una forma tan letal… no queremos ni imaginarnos lo que nos puede pasar en el caso de que el tiempo sea incluso mayor.

Shahrad Taheri, el hombre que puso en marcha este estudio, asegura que tenemos que cuidar nuestros patrones de sueño y así evitaremos problemas relacionados con la obesidad y la resistencia a la insulina en las personas diabéticas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.