Juicio moral: ¿Cuáles son sus fundamentos y en qué consiste?

La manera como cada grupo se interrelacionan según sus costumbres está dado por normas de índole social.  Otras regulan y exige el cumplimiento de determinadas conductas basadas en valores éticos o morales al igual que en el ámbito religioso, por ultimo están las reglas jurídicas establecidas en la Constitución, código civil, código penal; por nombrar algunos de los más importantes, son de carácter obligatorio y tienden a garantizar una sana y justa convivencia.

Ahora bien, la actitud con la que un individuo evalúa toda esta interrelación viene dada por su propia visión de la conducta de los integrantes del medio en el que se desenvuelve en estrecha relación con la formación ética y moral con la que ha sido formado principalmente en su núcleo familiar. Cuando se emite opinión bien sea pública o simplemente una reflexión mental  sobre lo bueno o lo malo, lo conveniente o inconveniente de una acción llevada a cabo por otra persona, se está emitiendo un juicio de valor moral.

Las normas de índole social, ética, moral y religiosa que ha recibido, son las bases que le permiten al individuo forjar su propia interpretación de los actos llevados a cabo por otros, y en ocasiones hasta los suyos propios. Las normas jurídicas dejan claro de manera obligatoria las reglas del   juego y sin embargo, ocurren eventos de violaciones a estas, que también le lleva a juzgar la actitud de los infractores porque intrínsecamente está involucrada la falta de valores morales de quienes a conciencia de lo que no es permitido legalmente se saltan la regulación.

El conjunto de valores humanos, religiosos, costumbres y tradiciones, actitudes espirituales e intelectuales, elementos étnicos estrechamente relacionados con el medio geográfico en que se desenvuelve un individuo desde su niñez hasta la adultez definen su cultura y de ella dependerá su comportamiento.

La cultura de un grupo social viene dada por su forma de pensar, sentimientos, costumbres y tradiciones, gastronomía expresiones artísticas

Todos los países poseen culturas diferentes, y lo que puede ser considerado bueno o correcto en un país en otro no, lo interesante es tener conocimiento de esas diferencias y poder actuar en consecuencia.

Definamos los términos valor ético y valor moral:

Ambos se refieren al conjunto de interacciones humanas, estrechamente relacionados entre sí, pero diferentes en su concepto. El primero se refiere a la capacidad del ser humano de juzgar su propio comportamiento y el segundo a normas dictadas por una sociedad, razón por la que la perspectiva moral es diferente en todas las culturas e incluso en las épocas.  

Por ejemplo, en China  las reglas de comportamiento en la mesa son muy diferentes a la mayoría de las otras culturas; al comer  y beber se emite sonidos que de no ser así es porque la comida no sabe bien. En otras culturas es una falta de educación y malos modales.

Factores que ejercen influencia en el juicio moral

Como ya es bien sabido, es en el seno familiar donde se hallan sus cimientos, pero durante el desarrollo de la personalidad se interactúa  en diversos ambientes que pueden llevar a elegir una postura diferente a la recibida, asumir rasgos de la cultura de otro país o de otra región del mismo grupo social, especialmente en la sociedad actual donde se vive bombardeado  ideológicamente desde infinidad de flancos nativos y foráneos.

Cuando las personas modifican su conducta en relación a su modo de ver el mundo y su sentido de vida, sus costumbres y tradiciones pierden fortaleza. Al adoptar rasgos de otras culturas se va perdiendo la esencia de la herencia cultural propia.

Como ejemplo se encuentra la celebración del día de brujas o HALOWEEN, festividad propia estadounidense y adoptada en muchos países de Latinoamérica.

Los medios de comunicación

Ellos, en todas sus clasificaciones; tv, prensa escrita, radio y la última generación (redes sociales) influyen poderosamente en la percepción de lo que es bueno o malo, correcto o incorrecto para la sociedad. Gran mayoría de las personas le concede tal importancia a lo expuesto en sus informaciones  u opiniones que terminan adoptando conductas, quizás, en contradicción a los valores que trae de base en su formación. Cuando esta situación se presenta podemos pensar también que hubo fallas a nivel familiar en cuanto el reforzamiento de los valores impartidos y al estar débiles en su concepción son fáciles de desestabilizar.

A nivel mundial una serie de modelos económicos costumbres y tradiciones de todas partes del mundo se ha hecho de dominio público. Este fenómeno social se le ha llamado “Globalización” y sustenta su difusión y expansión en las grandes redes comunicacionales.

Este fenómeno comunicacional ha propiciado que las culturas comiencen a mezclarse dando como resultado la modificación de los hábitos propios de determinada región. Allí comienzan a cambiar las bases morales de los individuos y es donde entra en acción el poder del  Juicio moral y la ética.

Es muy importante tener conocimiento de las costumbres y tradiciones de otras comunidades porque esto le sirve al ser humano interactuar no solo en el entorno propio sino con aquellos que poseen culturas y normas sociales, morales y jurídicas diferentes a la suya. Será su juicio moral el que le permitirá decidir su actuación ante determinadas situaciones.

Como ejemplo podríamos citar el uso de la televisión y el internet en la educación de los niños. La televisión los puede llevar a asumir actos contrarios a los aceptados en su entorno familiar y a adoptar antivalores.

El internet se ha convertido en la herramienta más poderosa en el proceso educativo debido a las infinitas posibilidades de investigación que ofrece, pero…. es arma de doble filo porque también puede llevar a quien la usa a la pérdida total de los valores propios de su cultura.

El medio circundante

Un individuo que se encuentre entre un grupo carente de valores morales y éticos y este a su vez no tenga bien arraigados sus valores morales será presa fácil de conductas inadecuadas ya que su juicio moral no es capaz de diferenciar entre lo que debe y no debe hacer.

Es decir, si en el hogar se inculca que en la vida debe imperar el amor y el respeto al prójimo, pero continuamente se vive en una constante pelea hasta llegar a los golpes, no se están reforzando dichos valores  con el ejemplo.

Es allí cuando se pueden empezar a confrontar conflictos que lo lleven a presentar dificultades de convivencia y dejar de lado lo bueno que se le pudo haber inculcado por lo malo que se le está demostrando, se pierde la credibilidad de lo aprendido. Lamentablemente estos casos abundan, personas carentes de juicio de valor que poco les importa si lo que hacen está bien o está mal, si hacen daño a los que le rodean o incluso a ellos mismos.

Toda persona tiene su propia consideración referente algún tema bien sea positiva o incorrectamente, cierto o falso, bueno o malo todo dependerá desde el punto de vista en que se trate. Así otros lo evaluaran desde otra perspectiva diferente y mediante la convivencia racional cada uno defenderá su posición exponiendo sus juicios de valor moral en los que se apoya en defensa de sus ideas o posición.

Conducta humana y juicio moral

La conducta de un ser humano está determinada por su escala de valores dentro de la sociedad en la que vive.

El juico moral es la percepción de una conducta o hecho y juzgado desde el punto de vista moral en base a los valores inculcados desde la infancia, ya sea en el seno familiar, en la escuela, en la religión y en la misma sociedad.

Estos juicios morales pueden ser:

Afirmativos o negativos

Cuando se valora una buena acción, por ejemplo; ocuparse de dar algún alimento a una persona en condición de calle genera un juicio moral referente a la bondad.

Por otra parte, cuando una familia abandona a uno de sus miembros a tal punto que este llegue a condición de calle puede generar juicio moral en su contra, es decir negativo, basado en el sentido de la solidaridad, protección y amor familiar.

Correcto o incorrecto

Son juicios estrictamente de consideración personal basados en el aprendizaje de los valores y en la capacidad de jerarquizarlos para poder evaluar una situación o conducta desde el punto de vista moral y tomar una decisión en cuanto si le parece correcto o incorrecto.

Cuando se está en conocimiento de que una persona está siendo engañada, estafada, difamada y desconoce lo que ocurre y tu si lo sabes. Te encuentras en la situación de demostrar tus valores éticos y morales en cuanto a decidir si es correcto o no, conveniente o no informar a la persona afectada. Tu juicio moral será el que tomará protagonismo en el caso.

Casos en los que con mayor incidencia se suelen emitir juicios morales en la sociedad de todos los tiempos y culturas se relacionan con la valoración de las conductas sexuales y valores religiosos estrechamente vinculados:

  • La edad en las relaciones amorosas.

Cuando una chica menor de 15 años y un hombre por lo menos 10 años mayor mantienen relaciones amorosas, se exponen al juicio moral del medio que los circunda, generalmente entre las personas mayores quienes no lo ven correcto.  Aún más marcado es el caso contrario, si es la mujer quien excede en años al hombre aunque sea en unos pocos.

Las relaciones amorosas entre parejas menores a los 14 años también suele ser motivo de juicio moral

  • El embarazo precoz. ¿irresponsabilidad? ¿de quién?

Este tema genera grandes debates de opinión particularmente en las sociedades latinoamericanas donde el aspecto religioso tiene alta influencia dentro de la sociedad.

Constantemente está sujeto  a juicios de valor, pues se considera consecuencia de la problemática social que impera en la sociedad actual.

El análisis de las causas de este fenómeno social; descuido paterno, falta afectiva, pobreza, insatisfacción personal exigen aplicar el juicio moral de los individuos para discernir entre si es justificable o no la conducta juvenil.

La joven que enfrenta un embarazo precoz además de buscar en sus bases morales la respuesta a su conducta y la que debe asumir de allí en adelante, tiene que enfrentar el juicio moral de la sociedad que aún sigue considerando esas conductas sexuales y sus consecuencias como malos actos.

  • El divorcio. (Controversia religiosa)

En la biblia se prohíbe expresamente el divorcio y en la mayoría de las culturas es legalmente permitido. ¿Como decidir lo correcto o incorrecto en estos casos? ¿En base a cuáles valores se ha de juzgar?

  • La prostitución. ¿medio de vida?

De igual manera está condenado religiosamente, y legalmente no está regulado. Entra en juego el juicio moral; ¿tiene derecho un ser humano a comercializar su cuerpo?

¿Es sinónimo de descomposición moral? ¿No existen otros medios de supervivencia? ¿Es pecado?

  • La promiscuidad. ¿Perversión?

Condenado religiosamente y en base a esos valores morales se juzga con severidad en las culturas latinoamericanas principalmente.

  • El adulterio ¿pecado?

Prohibición religiosa, se suele juzgar negativamente por la sociedad, sin embargo no se sabe por qué razón, o en base a que escala de valores es más criticado cuando el adulterio es por parte de la mujer.

  • El aborto. ¿asesinato?

Prohibición religiosa, generalmente injustificable. Sin embargo es aceptado por algunas culturas. Es el tema más álgido de abordar en base a los valores morales.

  • Homosexualidad ¿mal genético o conducta adquirida?

Tema muy complejo y quizás el que expone mucho más a sus practicantes a juicios morales de rechazo. Tabú en muchas culturas y de aceptación libre en muchas otras.

Entre otros ejemplos en cuanto a condición humana sensibles a juicios de valor    están:

  • El racismo ¿negro, blanco, chino, africano, pobre, rico?
  • Los tatuajes ¿estéticos? ¿dañinos? ¿condicionante de la personalidad?

En conclusión, una sociedad será sana en tanto sus integrantes tengan claro conocimiento de las normas y valores que la rigen en todos los aspectos y cada quien sea dueño de su juicio de valor moral y respete el de su semejante.

Para recordar: 

La sociedad está constituida por un grupo de individuos con ideales, creencias, intereses y costumbres personales, que deben organizar en pro de una sana convivencia que garantice el respeto a la individualidad y el bien común. Entre el ser humano y el entorno que lo rodea existe una relación tan estrecha que hasta podría considerarse de interdependencia; no existe sociedad sin individuos y éstos no pueden desarrollar sus habilidades sino es dentro de ella.

Cada individuo es único y por lógica diferente a los demás que lo rodean. Estas diferencias van desde lo propiamente intrínseco a sus características físicas hasta su percepción del entorno en que se desenvuelve. De allí que la convivencia en una sociedad esté regida por normas que les permita a sus integrantes conducirse dentro  ella, estas son reglas que adecuan el comportamiento mediante permisos y/o prohibiciones basadas en valores de diferente índole, también se establecen los deberes y derechos de cada persona de manera que cada uno tenga conocimiento de cómo actuar en el proceso interactivo.

La familia es el primer núcleo de la sociedad donde se desarrolla una persona, allí se cultivan principalmente los valores morales y las normas de convivencia esenciales para un sano desenvolvimiento dentro de ella y con el resto de la sociedad, luego se reforzaran en el sistema educativo y por qué no dentro de la misma sociedad. Se agrupan en normas sociales éticas, religiosas y jurídicas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.