Una prima de la ketamina resulta ser un potente antidepresivo

Un estudio preclínico financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental de los EEUU (NIMH), que fue publicado el mes pasado en la revista científica Neuropsychopharmacology, ha descubierto que una molécula llamada Glyx-13, un primo molecular de la ketamina, induce resultados antidepresivos similares a los fármacos actuales pero sin sus efectos secundarios.

La depresión mayor

La depresión mayor afecta aproximadamente al 10% de la población adulta y es la segunda causa de discapacidad en los adultos estadounidenses, según la Organización Mundial de la Salud. A pesar de la disponibilidad de las diferentes clases de fármacos antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), entre un 30 y 40% de los adultos no responden a estos medicamentos. Por otra parte, los ISRS suelen tardar semanas en hacer su trabajo, lo que aumenta el riesgo de suicidio.

Estudios clínicos en humanos han demostrado que la ketamina puede evitar los síntomas depresivos y bipolares a las 2 horas de su administración y sus efectos duran varios días. La ketamina es una droga repleta de efectos secundarios grave: somnolencia excesiva, alucinaciones, inducción al abuso de otras sustancias…

Sin embargo, Glyx-13 no tiene esos efectos secundarios. Glyx-13, a diferencia de la ketamina, aumentó la memoria y la capacidad de aprendizaje en ratas. Glyx-13 también produjo efectos analgésicos.

En el estudio se comprobó que Glyx-13 promovió la transmisión de señales de larga duración en las neuronas. Esto se conoce como plasticidad sináptica. Este fenómeno es esencial en el aprendizaje y la memoria.

Estos resultados son consistentes con los datos de un reciente ensayo clínico en fase 2, en el que una sola administración de Glyx-13 produjo reducciones estadísticamente significativas en las puntuaciones de depresión en pacientes que habían fracasado en el tratamiento con antidepresivos actuales. Los resultados fueron evidentes en 24 horas y persistieron durante un promedio de 7 días. Con solo una dosis única de Glyx-13, su eficacia antidepresiva fue casi el doble de la observada con la mayoría de los antidepresivos convencionales después de 4-6 semanas de dosificación. Glyx-13 fue bien tolerada.

Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.