Saltar al contenido

La ansiedad y la depresión en las nuevas madres es común pero tratable

ansiedad perinatal

Olivia Wilkins estaba en la cama congelada por el miedo. En una habitación, al final del pasillo, su hija, recién nacida, Alice estaba profundamente dormida. Sin embargo, Olivia estaba completamente despierta, mirando a un techo a oscuras, bañada en sudor y con su mente acelerada.

“Yo estaba petrificada por el miedo a que despertara llorando y que no fuera capaz de calmarla”, dice Olivia.

“Tenía miedos irracionales. Me sentía atrapada en mi cabeza, como la celda de una cárcel sin salida”.

ansiedad perinatal

Esto no fue un hecho aislado para Olivia. Algo similar pasó noche tras noche durante ocho semanas después de que Alice naciera. Además de eso, Olivia apenas podía comer. A menudo vomitaba. Estaba mental y físicamente agotada, pero al mismo tiempo cargada de adrenalina.

Un día se puso tan mal que Olivia fue a urgencias por temor a un ataque al corazón. Fue un falso aviso, ella sabía que sus temores eran irracionales y se sentía terriblemente mal.

Olivia fue diagnosticada con ansiedad perinatal, y en un par de días fue admitida, junto con su bebé Alice, en una clínica psiquiátrica para madres y sus bebés. Perinatal significa cualquiera de los períodos del nacimiento, e incluye el embarazo, así como el primer año después del nacimiento de un niño.

trastornos de ansiedad

“Estuve allí durante un mes”, dice ella. “Pero eso fue sólo el primer paso. Todavía me queda un proceso largo y lento para sentirme mejor”.

La historia de Olivia no es inusual.

Existen mujeres que pasan por trances similares. Más de una de cada siete nuevas madres experimentan una enfermedad mental después de tener un bebé. Algunas experimentan ansiedad, pánico y agitación, como Olivia, mientras que otras experimentan estados de ánimo o sentimientos de desesperanza.

De hecho, hay toda una gama de síntomas. Cada persona y familia experimenta la ansiedad y la depresión perinatal de una forma diferente. Algunas tienen síntomas más leves, mientras que otras llegan a poner en riesgo su propia vida y la de sus bebés.

Es una enfermedad grave que afecta a 100.000 familias australianas cada año.

los trastornos de ansiedad

Todavía hay una gran confusión acerca de la depresión perinatal, y demasiadas personas todavía sufren más tiempo de lo necesario.

Muchas mujeres retrasan la búsqueda de ayuda porque sienten vergüenza acerca de su enfermedad. También sienten vergüenza por no cumplir con sus propias expectativas de qué clase de madre deberían ser.

Afortunadamente, Olivia se ha recuperado de su propia ansiedad perinatal. Su hija Alice tiene ahora cuatro años y tiene una pequeña hermana llamada Penny. Las cosas van bien en su familia.

Si detectas que alguna persona de tu entorno podría tener ansiedad perinatal dile que no esta sola, que la ansiedad y la depresión perinatal es común, y sugiérele que busque ayuda más pronto que tarde. Fuente.

¿Te ha gustado este contenido?… Subscríbete a nuestra newsletter AQUÍ

Hoy en Recursos de Autoayuda Vídeo:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.