Saltar al contenido

La apatía en las personas con depresión

Es muy común que una persona depresiva entre en un estado de apatía emocional, es decir, hace su vida de una manera normal pero le invade un terrible vacío emocional.

Su entorno puede saber (o no) que está deprimida, ella recibe los consejos de todos y los recibe de buena manera. Intenta ser cordial con todos pero su mente permanece fría, todo le da igual y no siente NADA por los demás. Es como si estuviera en un estado catatónico.

¿Cómo actuamos ante una persona en esta situación?

Primero hay que encontrar el motivo de por qué ha llegado a esta situación. En la mayoría de las veces hay un motivo aunque se puede dar el caso de que no exista nada relevante que haya provocado esta situación, simplemente el cerebro regula mal las endorfinas (tiene un déficit de producción o problemas en su recaptación). Este último caso suele responder muy bien al tratamiento farmacológico.

Pero en los casos que hay un motivo que haya desencadenado una depresión, se hace más necesaria una psicoterapia (cosa difícil en la Seguridad Social, lamentablemente). Por supuesto que si te sientes así durante al menos 2 semanas debes acudir a tu médico de cabecera para que inicie el protocolo necesario es estos casos.

Tienes que entender que la situación por la que estás atravesando, tus pensamientos que te hacen daño, no son un estado normal en el ser humano. Por tanto, haz un esfuerzo y acude a tu médico. Seguramente te recetará antidepresivos. Un amigo mío que pasó por una depresión me comentó un día que el mejor invento del siglo XX habían sido los antidepresivos. Tienen un alto porcentaje de mejora en las personas depresivas. Sin embargo, tardan en hacer efecto, por lo menos unas semanas.

No obstante, insisto en que lo mejor en estos caso es hablar con un psicólogo (bueno). Lamentablemente si quieres una atención mejor vas a tener que acudir a uno de pago. Busca referencias de algún psicólogo entre tus familiares y amigos. Seguro que alguien conoce a alguien que le han dicho que hay un psicólogo muy bueno y barato en algún lugar. Necesitas:

1) Sentirte cómoda/o con el psicólogo porque vas a tener que abrir plenamente tu corazón.

2) Hacer caso a las instrucciones que te diga el psicólogo. Puede que no quieras acudir a ningún psicólogo, puede incluso que no quieras curarte ( es uno de los síntomas de la depresión en algunas personas 😉 pero hazlo, por tus hijos, por tu marido, por ti… no te quepa duda que detrás de esa niebla que tienes en la mente hay un sol esperándote, así que pon lo mejor de ti misma/o en salir de esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (5)

siempre estoy deprimida la vida me pasa factura todo el tiempo y ya no puedo mas.no tengo un marido que me contenga. todos mis pensamientos me yevan alo mismo en como suicidarme. no quiero trabajar no tengo ganas de nada. intente salir de esto pero siempre q pongo todo de mi parte para estar bien pasa algo que me hunde cada vez peor. ya no quiero seguir…..

Responder

Hola Susana. Ni yo ni nadie queremos trabajar. Lo que todos queremos son los frutos que se obtienen del trabajo. Entonces, el trabajo es la solución de compromiso para obtener lo que deseamos, y lo mejor que podemos hacer es trabajar lo más comodamente posible y cuando corresponde. Un marido te podría contener pero también te podría contener un amigo, una amiga, un libro adecuado, un blog adecuado, un psicólogo, un psiquiatra (de esos que cuando se reciben lo último que querrían hacer es medicar), etc. Tenemos que ser conscientes de que cuando estamos deprimidos además de aparecer gente que nos quiere ayudar realmente, aparecen los que solo quieren lucrar con nuestro problema. Me llamo Sergio, me deprimí varias veces, ahora estoy bien, y aunque me doy cuenta que los motivos que me deprimieron a mí pueden ser muy distintos a los que te deprimen a vos escribí todo esto porque te quiero ayudar y alentarte para que salgas de la depresión en la que estás porque estuve en un lugar parecido al tuyo y se que es posible salir del mismo. Tu comentario en este blog es una prueba de que en relidad todavía querés seguir.

Responder

Hola Susana,

Siento mucho que sea así. Debe ser muy duro para ti… Pero lo que te pasa tiene solución, tienes que creerlo. Has ido a ver a un psicólogo?

Te dejo mi correo lectrónico por si quieres ponerte en contacto conmigo: jas.murga@gmail.com

Mucho ánimo.

Jasmine

Responder

Interesante…

Responder

Susana, no te rindas por favor!!! No sabes lo mucho q vales!!! Lucha, lucha hasta el cansancio y busca ayuda en la iglesia, acércate al Ministro y cuéntale tu situación, pide la oración y déjate ayudar!!!! Dios te bendiga!!!

Responder