Saltar al contenido

La Depresión Sí Se Cura

Antes de que leas los argumentos que han llevado a la conclusión rotunda de poder afirmar que la depresión sí se cura, te invito a que veas esta alegoría titulada “Yo tenía un perro negro llamado Depresión”.

En este vídeo asemejan la depresión con un perro negro que nos acompaña a todas partes. Esto ha ofendido a muchos amantes de los animales. Por favor, no olvidemos que se trata de una metáfora:

[mashshare]

Algunas personas parecen estar especialmente predispuestas a los estados depresivos, pero en otras ocasiones es un entorno poco saludable el que consigue modificar nuestro estado de ánimo hasta hacernos enfermar. Ya se trate de uno u otro caso, cada vez hay más soluciones para lograr vivir sin depresión.

Causas de la depresión.

1) La genética y el cerebro.

La habilidad, o la falta de ella, que tenga una persona para superar un trauma puede estar “escrita” en sus genes. Algunas investigaciones han demostrado que hay quien sí tiene esa capacidad (porque sus genes están preparados para ello y dan las órdenes para que el cerebro fabrique serotonina) y quienes tienen mucho más difícil conseguirlo y, por ello, finalmente se deprimen.

* El cerebro se inflama. Así lo ha demostrado un estudio de la Universidad de California. Los científicos vieron que, tras pasar varios momentos dolorosos en la vida, como la muerte de una persona allegada o la pérdida de trabajo, el cerebro se inflama, las neuronas cambian de forma y se conectan de manera diferente a la normal. Ese proceso, que pudiera ser una manera de enfrentarse al dolor, favorecería la depresión si se prolongara demasiado tiempo.

2) Puede estar fallando tu alimentación.

* Comer mal (sobre todo si se une al hecho de tener un mal descanso nocturno) puede incrementar de manera alarmante el riesgo de padecer una depresión. En la dieta diaria debe haber una presencia importante de alimentos que favorezcan la fabricación de serotonina, como huevos, lácteos, cereales integrales, legumbres, carnes y frutos secos. Y es fundamental hacer las 5 comidas de rigor al día y consumir todos los grupos de nutrientes, sin que falten ni proteínas ni hidratos.

* Abusar de los alimentos procesados que además incorporan aditivos como colorantes, conservantes y saborizantes) también puede predisponer a esos estados de tristeza. Es lógico si tenemos en cuenta que quizá no nos aportan la cantidad de vitaminas y minerales que sí nos regalan los productos frescos y que, al tomar más alimentos envasados, están menos presentes. Y esos micronutrientes son imprescindibles para que la bioquímica del cerebro sea la correcta y se puede mantener el equilibrio.

Los “otros riesgos” de la tristeza.

La depresión no solo aísla a la persona que la padece y le provoca un sufrimiento continuo sino que también tiene consecuencias físicas. Hay investigaciones que apuntan la relación directa entre la depresión y la diabetes, pero también obesidad e incluso deficiencia cardíaca y daño para el corazón. Por todo ello, vale la pena marcar una estrategia e intentar vencer para siempre esos estados de melancolía extrema.

Además de los tratamientos convencionales, basados en el uso de los antidepresivos (y que siempre hay que tomar, o dejar, bajo supervisión médica) y de la psicoterapia, desde hace tiempo se estudian alternativas.

Una de ellas utiliza el sistema inmunitario porque se ha comprobado que muchas personan con depresión tienen las defensas alteradas. Pero también se intenta mejorar el efecto de los antidepresivos “de toda la vida”, puesto que no solo tardan en ser efectivos sino que a veces no se da con el tratamiento adecuado hasta varios meses después.

¿Depresión mayor o menor?

No todo el mundo tiene el mismo tipo de depresión:

1) Se dice que es mayor cuando aparecen muchos síntomas que duran 2 semanas seguidas (o 6 meses sin tratamiento).

2) Se califica de “menor”, distimia o neurosis depresiva cuando los síntomas no son tan claros ni tantos al mismo tiempo.

La fuerza de la luz.

Últimamente se ha comprobado en un estudio realizado en Amsterdam que cuando las personas con depresión se someten a una luz brillante, mejoran. Funciona sobre todo en aquellos casos en que se padece el llamado trastorno afectivo estacional y que es un tipo de depresión relacionada con los meses sin mucha luz solar.

Revistas RBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (17)

Según un estudio reciente, el consumo de pescado rico en ácidos grasos omega-3 podría ayudar a reducir la severidad de los síntomas de depresión…Hoy en Entrenamiento ePpAd hablamos de pescado contra la depresión.

Investigaciones anteriores han sugerido que el consumo de ciertas variedades de pescado ricas en ácidos grasos omega-3, como el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), podría ayudar a aliviar los síntomas de la depresión. En un nuevo estudio, los científicos analizaron esta conexión mediante el examen de los datos de 10,480 hombres y mujeres que habían participado en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2005-2008. La información incluyó el consumo de pescado durante un período de 30 días así como la ingesta de EPA y DHA.

Los resultados mostraron que el consumo de pescado empanizado dio lugar a síntomas de depresión más graves. Sin embargo, un mayor consumo de EPA y DHA en pescado fresco se asoció significativamente con el experimentar menos síntomas de depresión.

Los autores concluyeron que el consumo de pescado rico en ácidos grasos omega-3 podría beneficiar a las personas que sufren de depresión. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos.

Los principales ácidos grasos esenciales en la dieta humana son los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Las fuentes dietéticas de ácidos grasos omega-3 son el aceite de pescado y ciertas plantas y aceites de frutos secos. Los ácidos grasos omega-6 en la dieta provienen principalmente de las aceites de palma, soja (soya), colza y girasol. Los ácidos grasos omega-9 no se consideran esenciales, porque pueden ser producidos dentro del cuerpo. Las fuentes de los ácidos grasos omega-9 incluyen la grasa animal y el aceite de oliva. El aceite de pescado contiene el ácido graso omega-3 docosahexaenoico (DHA) y el ácido graso eicosapentaenoico (EPA). Algunas nueces, semillas (de linaza) y aceites vegetales (de canola, soya, linaza y oliva) contienen ácido alfa-linolénico (ALA), que el cuerpo puede convertir en EPA y DHA.

La relación óptima de ácidos grasos omega-6 y omega-3 es de 4:1, mientras que la dieta de los estadounidenses en general, ofrece una proporción de 20-30:1. Se ha encontrado que en los Estados Unidos, los porcentajes de DHA y EPA son más bajos que en otras naciones con menor incidencia de la enfermedad cardíaca, como por ejemplo Japón.

Durante mucho tiempo se ha sabido que los ácidos grasos omega-3 juegan un papel crítico en el crecimiento, pero más recientemente se ha sugerido que proporcionan una amplia gama de beneficios para la salud, varios de los cuales están bien apoyados en la literatura médica, incluyendo reducciones en el riesgo de enfermedad coronaria y la regulación de colesterol. Varios estudios que investigan el tratamiento de otras condiciones, como el cáncer y ciertos trastornos psicológicos o neurológicos (depresión y trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH)), también han mostrado resultados iniciales prometedores. Debido a estos y otros supuestos beneficios para la salud, el aceite de pescado, naturalmente rico en ácidos grasos omega-3, ha ganado popularidad como suplemento dietético.

Responder

Personalmente estoy de acuerdo que la luminosidad influye sustancialmente en el comportamiento sobre todo en personas con sintomas depresivos

Responder

Si un dìa te sientes inutil y deprimido, recuerda que un dia fuite el espermatozoide mas veloz de todos.

Responder

Esa es una de mis frases favoritas 🙂

Responder

Muchas cosas inciden, es cierto hasta la alimentacion puede estar fallando.

Responder

Hola, mi nombre es Rosina.Un psuiatra me diagnosticò depresión atípica y quedè peor que antes. Necesito saber si tiene cura. Estoy desesperada. Gracias!

Responder

Busca en una Biblia Salmo 121, y Isaías 54:10 acércate a una iglesia evangélica y busca al pastor para que te ayude a buscar tu solución atraves de Dios y te aseguro que nunca más habitara la depresión en ti,recuerda esto siempre DIOS TE AMA

Responder

Amen. Palabras de bendicion. Asi. Es Dios quien llena esos vacios , dejemos que él entre en nuestras vidas y asi no volveremos a deprimirnos por nada. Participar mucho de la eucaristia y la comunión. Dios les bendiga.

Responder

¡Pero qué barbaridad estan diciendo! Dios no le va a curar la depresión, como no cura la diabetes. Es cierto que la fe puede tener muchos beneficios. Respeto la fe. Puedo reconocer que puede ayudar. Pero necesita ser tratada por un médico. Respuestas de este tipo pueden llevar a las personas a abandonar el tratamiento y a llegar a la desesperación y al suicidio.
¿Qué conocimientos tengo? Llevo 25 años con depresión, conozco de cerca a muchas personas con este trastorno mental y soy activista en salud mental. ¡Ah! Y soy una persona con fe, aunque no religiosa.

Responder

Muy buena la información me gustaría seguir recibiendo esté tipo de temas pues siento que soy muy depresiva y en ocasiones suelo auto destruirme con malos pensamientos

Responder

Yo soy una persona depresiva ya e tenido 3 depresiones y cada vezmad fuerte . me dieron las flores de Bach y esta ces no necesite de pastilla y buenazas u me estoy recuperando

Responder

Holaaa tengo depresión ya hace 4 años. Estoy tratandome con un psiquiatra. Pero cada tanto tengo bajones q no me dejan levantar . le pido s Dios q Me ayude a salir de esto . gracias y luchen por nuestra única vida. Gracias.

Responder

la deprecion si se cura xq a mi no detuve 2 años si deprimirme crei que me habia curado, pero no,, hace 2 meses volvi a caer qx sera?

Responder

Separada de mi esposo que me dejo , por otra con cinco hijas pequeñas … me ayudo mi madre a sacarlas adelante , tfabaje muy duro para ello . Hace cuatro años mi mama fallecio … y justo para entonces … mis hijas una a una abandonaron el pais . Me quedada la mas pequeña … hace siete meses … ella tambien se fue ….hasta Alemania!! . Deje mi casa , me mude a un apartamento pequeño en la gran ciudad … pero no me habituo y la depresion me esta matando …A pesar de que en este momento estoy en Estados Unidos con una de mis hijas que tuvo dos preciosos gemelos …. nada me levanta … y mi angustia y ansiedad me estan devorando …tengo q regresar a mi realidad pronto . No me siento tampoco bien aqui … en casa ajena y con mi hija q por todo me discute .SoCORRO …quiero salir de estoooo!!!

Responder

A mi me ayudó muchísimo seguir mi interior. Conectarme con lo que me da vida y amarme mucho para encontrar el sentido de mi existencia. Creo que hay que intentar luchar por lo que uno cree es lo correcto para su vida.no podemos elegir por los demas.sólo aconsejar.Dios y la virgen te iluminen y den paz. Y no pedir consejos x internet aunque entiendo desesperación.

Responder

La depresión endógena NUNCA se cura, no es un resfriado, todos los órganos del cuerpo son reemplazables menos el cerebro, los países poderosos gastan millones en ir al espacio y descubrir nuevas formas de vida cuando su propia especie está entrando en un abismo sin salida, la depresión nunca se va, se controla en ocasiones pero los efectos secundarios de los fármacos traen problemas mayores, si sufres depresión mayor sabes que siempre está ahí, nunca desaparece, nunca se va, quienes dicen “curarse” o se mienten así mismos para vivir mejor o tal vez sufrían depresión exógena, he pasado por todos los tratamientos habidos y nada me ha ayudado, sigo buscando la forma más efectiva de morir, y es bastante difícil.

Responder

Yo también tengo depresión mayor. Desde que tengo memoria, Hola. Y hasta me dieron un 65% de discapacidad. Llevo más de 25 años con ella. Pero hablar de que NUNCA se cura, no ayuda. Aunque se trate de depresión endógena, la mia. Puedes tener temporadas mejores (que no son como estar bien) y puedes controlar ciertas cosas. A mi las medicaciones que me han ido dando tampoco me han ayudado mucho. Y no me desprendo de las ideas suicidas. Pero sé que ahora es más difícil que lo haga. Algo en mi ha aprendido. Y sé que debo esperar a que el impulso fuerte pase, y cuando avisar a alguien cuando escapa de mi control. Respecto a depresiones endógenas y exógenas, sabrás que cada vez más hay más corrientes que descartan una casa física. Porque con todo lo que sabe la ciencia, aun desconoce si la falta de serotonina se produce antes o después de enfermar. Si fuera sólo un neurotrasmisor, ya existiría una pastilla realmente efectiva para aliviar los síntomas (y no en un 40% de los casos, como ahora). Hay algo más. Lee si puedes sobre las personas altamente sensibles. Quizá te ayude (no es un royo metafísico, ni espiritual, ni new age).
Un saludo!

Responder