La felicidad puede hacerte más saludable

Para mucha gente, la felicidad es algo difícil de alcanzar. Algunos tratan de lograrlo, llenando sus vidas con éxito profesional y juguetes caros, mientras que otros realizan una búsqueda más profunda y altruista.

Un nuevo estudio ha encontrado que la verdadera felicidad puede afectar positivamente el ADN de las personas, ayudando incluso a prevenir enfermedades e infecciones. Los expertos denominan a este tipo de felicidad como bienestar eudaimonista. El otro tipo, basado en el valor superficial y auto gratificación, se llama bienestar hedonista.

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”
Benjamin Franklin

Investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA ), sostienen que los genes de las personas con altos niveles de felicidad eudaimonista funcionan mejor, ya que poseen más cantidad de anticuerpos, por lo cual el organismo se vuelve más fuerte para luchar contra las enfermedades. Esa es tal vez una de las razones por las cuales la Madre Teresa de Calcuta vivió 87 años, a pesar de estar cerca de los enfermos y moribundos durante tantos años y de vivir en situación precaria.

Para determinar cómo la felicidad afecta la salud, los investigadores analizaron la sangre de 80 adultos sanos. En todos, se estudiaron los niveles de felicidad de ambos tipos junto con los rasgos psicológicos y de comportamiento. Mientras que los grupos hedónicos y eudamónicos demostraron los mismos niveles de emociones positivas, sus genes mostraron amplias diferencias, según el estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Steven Cole, profesor de medicina de UCLA y autor principal de la investigación, afirma: “Lo que este estudio nos dice es que hacer el bien y sentirse conforme tiene efectos muy diferentes en el genoma humano, a pesar de que generan los mismos niveles de emociones positivas.”

Los investigadores dicen que los humanos probablemente evolucionaron esta capacidad con el fin de luchar contra las amenazas circundantes, y esto es llevado a la sociedad contemporánea, sirve para responder a las amenazas sociales o simbólicas.

Por lo tanto, realizar actos bondadosos puede ayudar a mantener la salud. En cambio, no importa cuánto nos guste algo en Facebook, ya que eso no mejora el bienestar. De hecho, hasta puede perjudicarla.

Una nueva investigación publicada en la revista PLoS ONE muestra que los jóvenes cuanto más utilizan Facebook y otras redes sociales, más desciende su nivel general de felicidad. En concreto, un mayor uso de medios sociales afecta a las personas de dos maneras: cómo se sienten en el momento y qué tan satisfechos están con su vida.

“De manera superficial, esto proporciona un recurso para satisfacer la necesidad humana básica de conexión social”, explica el psicólogo social Ethan Kross, de la Universidad de Michigan, “pero en lugar de mejorar el bienestar, hemos encontrado que el uso de Facebook muestra el resultado opuesto.”

Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.