Saltar al contenido

¿La gente te olvida si eres guapo? Mira lo que dice este estudio

chico guapo

chico guapo

¿Crees que es difícil olvidar una cara bonita?

Según un nuevo estudio publicado en la Revista de ciencia Neuropsychologia, las personas recordamos con más facilidad un rostro no atractivo que uno bello, a menos que éste tenga rasgos distintivos.

Por ejemplo, Angelina Jolie, considerada por muchas personas como una mujer atractiva; tiene rasgos armoniosos, unos ojos grandes y unos labios carnosos. ¿Hay algo en su rostro que nos ayude a recordarlo mejor? Probablemente sí; sus ojos y su boca son dos rasgos distintivos que hacen que su cara sea más memorable.

Sus rasgos combinan con muchos factores que contribuyen al atractivo de un rostro“, dice Holger Wiese, psicólogo de la Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania) y responsable del estudio.

[Desplázate hacia abajo para ver el VÍDEO “Los estereotipos de la belleza minan tu autoestima”]

En su investigación, Wiese se ocupa principalmente de la percepción de los rostros:

“Por un lado, nos encontramos con caras muy simétricas y, de media, bastante atractivas”, explica. “Por otro lado, las personas a las que se las percibe como particularmente atractivas suelen destacar por tener características adicionales, es decir, rasgos que les distinguen de los demás”.

En otras palabras, lo que viene a decir Wiese es que hay rostros que, además de ser atractivos, tienen determinados rasgos (como unos ojos grandes o una boca con una forma distintiva) que aumentan las posibilidades de ser reconocidas. “Tendemos a recordar bien esas caras“, añade Wiese.

¿Y si un rostro atractivo no tiene rasgos distintivos? Según Wiese y sus colegas, Carolin Altmann y Stefan Schweinberger, si no tienen características particularmente notables dejan menos “huella” en nuestra memoria.

En la investigación hemos podido demostrar que los participantes solían recordar con más frecuencia las caras menos atractivas, en comparación con las caras atractivas que carecían de rasgos particularmente notables“, dice Wiese.

[Te puede interesar Habla con tu hija antes que la industria de la belleza lo haga]

Para llevar a cabo esta investigación, los psicólogos de la Universidad de Jena mostraron a los participantes, en una primera fase, una serie de fotografías de rostros. Cada imagen las mostraban durante dos segundos con la idea de que las pudieran memorizar y evaluasen el nivel de atractivo (la mitad de las caras fueron consideradas como atractivas y, la otra mitad, como menos atractivas). Seguidamente, les volvieron a mostrar rostros (nuevos y repetidos) para que los participantes dijeran cuáles, de todos ellos, reconocían.

¿Qué resultados obtuvieron? Según Wiese, fueron toda una sorpresa: “Hasta ahora, habíamos supuesto que era más sencillo memorizar las caras que percibimos como atractivas, en comparación con las que no nos atraen (ya que solemos preferir mirar caras bonitas), pero los nuevos resultados demuestran que tal correlación no se sostiene”.

Por otra parte, Wiese y sus colegas, basándose en los resultados de los encefalogramas que realizaron a los participantes durante la fase de presentación y memorización de rostros, consideran que el reconocimiento de caras atractivas está distorsionado por las influencias emocionales. Esto quiere decir que las emociones nos pueden influir de tal manera que mejoran, o empeoran, el reconocimiento de los rostros en un momento posterior.

Además de estos resultados sobre el reconocimiento de rostros atractivos, con y sin rasgos distintivos, el estudio reveló un aspecto secundario también muy interesante: en el caso de los rostros atractivos, los científicos detectaron muchos “falsos positivos”. Es decir, en la segunda fase (la de reconocimiento de caras) los participantes decían reconocer caras atractivas que, sin embargo, no habían visto antes.

Tendemos a creer que reconocemos una cara solo porque nos resulta atractiva“, dice Wiese. Fuente

Al parecer, el atractivo con un “toque personal” deja más huella que únicamente unos rasgos armoniosos … Y tú, ¿qué rasgo distintivo tienes?

Os dejo con el vídeo “Los estereotipos de la belleza minan tu autoestima”:

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Es muy importante que le demos la importancia que tiene a nuestro cuerpo y hacer entender a los demás que no importan los estereotipos y que uno debe quererse así mismo.

Responder

Hola Guillermo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Es importante hacerlo entender…y hacerlo sentir (desde muy pequeños). La presión social es muy fuerte, por lo que es importante fortalecernos nosotros mismos y fortalecer a los demás. Un saludo!

Responder