Moraleja: La perfección no es más que un punto de vista.

Responder