La meditación alivia el dolor

Mediante la meditación se logra focalizar nuestra atención en aquello que queremos. Los meditadores prestan más atención a la sensación directa del dolor.

Se han hecho investigaciones con “meditadores doloridos” y se ha examinado su cerebro descubriendo que tienen más actividad en áreas asociadas al procesamiento sensorial.

Los “no meditadores”, por el contrario, muestran más actividad en áreas relacionadas con la evaluación y el lenguaje. Su diálogo interno gira entorno a las frases: “Dios, qué dolor”, “no aguanto más”, “esto es insoportable”,…

Curiosamente, el cerebro de un meditador se centra en la experiencia del dolor y tiene una menor actividad en el sistema de evaluación. El resultado final es que los meditadores tienen mayor tolerancia al dolor.

Los maestros más sabios en meditación aconsejan concentrarse en las sensaciones. La atención en el foco del dolor lo hace mucho más tolerable.

Si quieres ver a la protagonista de estas investigaciones te dejo el vídeo suyo de una conferencia de 20 minutos. Abarca tanto el dolor físico como el emocional (aquí entraría la depresión):


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.