Saltar al contenido

La motivación para alcanzar un sueño

Antes que leas este artículo, me gustaría que vieras este vídeo titulado “¿Crees que esto es fácil?”.

En este víde0 inciden en el valor del sacrificio para que puedas cumplir tus objetivos. Nadie dijo que alcanzar tus sueños fuera fácil:

[mashshare]

¿Tienes un sueño que te gustaría hacer realidad? ¿Cómo lo puedes lograr? La clave está en la motivación.

Puede que el camino sea largo y tortuoso para alcanzarlo o puede ser simplemente que las barreras estén en tu mente. Si de verdad quieres conseguirlo tendrás que hacer un esfuerzo pero no pierdas la ilusión. Aquí te dejo unos consejos para que la motivación no te abandone:

1) Encuentra tu mantra o lema.

Hay muchas frases en la red que se pueden convertir en un acicate para ti cuando te vengas abajo. Aquí te dejo una estupenda:

“Para triunfar en la vida, no es importante llegar el primero. Para triunfar simplemente hay que llegar, levantándose cada vez que se cae en el camino.”

2) Entrar en flujo.

Tu mente entiende y controla perfectamente la realidad que la rodea si aprendes a focalizar tu atención en ella. La paz y el control presiden tu mente y es cuando empiezas a hacer cosas productivas.

3) Hacer menos y conseguir más.

Sería una especie de Ley de Pareto, dedicar el 20% de tu esfuerzo a conseguir el 80% de tus resultados y no al revés.

Llevar una vida minimalista centrándote en lo que de verdad merece la pena y marca la diferencia en tu vida. El resto deséchalo.

Hay personas que se cargan con demasiadas responsabilidades sobre sus hombros y luego se sienten frustrados sino alcanzan a cumplirlas todas. Cuando creas espacio en tu día a día para hacer las cosas que quieres hacer, la motivación entra de golpe en tu vida y entonces tu sueño parece más alcanzable.

4) Reconoce las trampas de la mente.

La mente es capaz de inventarse mil excusas para convencerte de que no vayas a tu sesión de entrenamiento, dejes de fumar, no te reúnas con tu viej@ amig@,… Esas excusas son las que te alejan de ser una persona íntegra y son tu verdadero enemigo.

Cuando las excusas se presenten, ten en mente siempre tu sueño y visualízate en el momento de conseguirlo, imagina la satisfacción en tu rostro.

5) Mantenerse activo.

Si optas por una vida sedentaria o apática, tus sueños, ilusiones o metas se alejan.

El mejor chute de motivación surge después de hacer ejercicio. El cerebro se llena de endorfinas y te sientes verdaderamente bien, te sientes invencible. Solo por esto merece la pena desechar la pereza y las excusas de tu vida.

Hacer ejercicio te puede servir también de fuente de inspiración para obtener nuevas ideas y llevarlas a cabo.

Para acabar, te recomiendo visitar diariamente mi blog, para ver las imágenes y vídeos como el que te dejo a continuación: