Saltar al contenido

Una de mis canciones favoritas

Hay canciones que consiguen ponernos tremendamente tristes. Suenan los primeros acordes, se nos hace un nudo en el estómago, nos asaltan los recuerdos y, según el día que tengamos, nos podemos sumir en la tristeza más profunda.

Os dejo con una de mis canciones favoritas. La historia que cuenta el vídeo es tremenda:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.