La Superación Personal no es inmediata

Escucha esta divertida historia que nos cuenta Jorge Bucay en su libro El camino de la espiritualidad 🙂

Yo aprendí con algo de dolor este concepto de que los resultados a veces no son inmediatos, aunque de una manera bastante más prosaica.

Fue en México. En una barbacoa, y no en una conferencia magistral. De boca de mis amigos mexicanos, y no de la mano de un gran maestro espiritual. Entre tequilas y pozoles, y no entre libros y apuntes.

En la mesa, entre todas las delicias que se nos ofrecían, había un pequeño cacharro con unas bolitas de color verde brillante que yo nunca había visto. Los mexicanos tienen una gran afición gastronómica por el chile y tienen gran variedad de ellos, a cual más picante.

Yo ya había aprendido a desconfiar de la famosa frase de mis amigos aztecas, cuando me decían: “De esto puedes comer tranquilo que no pica” porque en la comida mexicana todo pica (aunque hay picores y picores), y la persona que viene de fuera, y que no tiene la lengua “inmunizada”, debe probar con cautela cada cosa que se lleva a la boca.

Seguramente por eso me sorprendió que mis amigos me dijeran que tuviera cuidado con ese chile redondito, porque picaba mucho. Yo, que siempre tengo ganas de explorar los diferentes sabores que me propone la comida típica de cada lugar, me puse, fiel a mi cautela, menos de la mitad de uno de esos chilitos en la boca. Picaba un poco, pero el sabor era exquisito.

“No es para tanto…” dije, casi alardeando de mi entereza, “he probado otros más picantes” agregué, y desconociendo las señas de todos me puse 2 más, enteros, en la boca y los degusté con una sonrisa…

2 ó 3 minutos después, la sonrisa se me había borrado de la cara.

Sentía la boca hecha un fuego, la lengua me dolía, el calor me sofocaba y casi no podía respirar.

De nada servían el agua, que bebía a borbotones, no el vaso de leche fría que pedí, ni ninguna otra cosa. Solo podía esperar a que se me pasara…

Mientras tanto se grababa en mi mente y en mi esófago la enseñanza que nunca olvidaré: los resultados de las cosas a veces, en efecto, no son inmediatos, especialmente en cuanto al chile y los efectos de la sabrosísima comida mexicana, aunque también se podrían agregar a la lista de las cosas que requieren su tiempo, los resultados ostensibles de las cremas de belleza y los logros trascendentes de la Superación Personal. (Últimas palabras añadidas por mi para adaptarlas al propósito de este blog).


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.