¿Es la vida una mentira? ¿Y si la comparamos con el ajedrez?

br>

Señoras… Caballeros… tengo para todos vosotros un gran secreto que seguro, cambiará vuestra manera de ver el mundo para siempre. He descubierto que la vida… ¡ES UNA MENTIRA!

¡Sí, señores! Y tengo la amabilidad y la necesidad de expresarlo aquí y ahora. Para muchos no será nada nuevo. Los más veteranos y versados seguro que ya se lo olían desde hace tiempo. Y quizás, los más jóvenes y novatos se estén dando cuenta ahora. Pero no os preocupéis. El universo sigue su curso y tú sigues vivo… por ahora.

Y antes de seguir, para que no te frustres nada más empezar, mira este vídeo. Te lo explico todo mucho mejor.

QUIZÁS TE INTERESE “11 verdades para vivir la vida que quieres

Siempre nos han dibujado la vida como algo “justo”. Pide,  se te dará. Cumple tus sueños. Haz lo que quiera ser… ¿Te suenan de algo estas frases? ¡Claro que sí! Las llevas escuchando desde que estabas en párvulo. Y cuando creces un poco, empiezas a darte cuenta que tienes defectos y limitaciones. Que hacer eso que siempre deseaste… resulta que no podrá ser. O no siempre tendremos un trato justo de toda la gente. O no todo nos genera recompensa.

Después, vienen las frustraciones, las pérdidas de rumbo, los abandonos y la desesperanza. Puede que sea más o menos grave. Pero la historia se repite una y otra vez. Todos la hemos sufrido alguna vez en la vida. ¿Cómo aprendemos entonces? Pues… Bueno. He descubierto que la vida es una mentira. Pero no he descubierto el remedio.

No soy un gran sabio, ni un conocedor de los secretos del universo. Ni siquiera soy gurú o guía espiritual. Pero aún así, sí tengo una visión muy concreta de cómo es la vida. ¿Queréis que la comparta? Seguro que sí. Ya hubieseis cerrado esta pestaña hace rato si no os interesara.

La vida es como una partida de ajedrez.

Pensadlo bien y le encontraréis la lógica. Estamos hablando de un juego que se ha mantenido inmutable en sus reglas y modos de juego durante generaciones. Un juego el cual lo han jugado reyes, guerreros y plebeyos, y todos han empezado y terminado en el mismo nivel. Un juego equilibrado, donde el secreto está en conocer a la perfección las normas, los movimientos, y las estrategias. Así es como pensamos que debería de ser la vida: Equilibrada.  Pero, ¿realmente está todo equilibrado en el juego? Tened en cuenta que lo primero que rompe ese equilibro es que las blancas mueven primero.

Al igual que en la vida, deberás conocer cómo debes moverte. Las piezas sobre el tablero no están repartidas de forma azarosa. Cada una tiene sus movimientos concretos. Si intentas violar esa norma… Bueno. Te descalifican o te corrigen. Tienes libertad, pero no puedes hacer lo que quieras.

Además, cada pieza tiene su propia enseñanza:

  • Se como un caballo y viola las líneas rectas. A veces, es mejor saltar sobre un obstáculo y moverse de una forma diferente.
  • ¿Te sientes como un Peón? ¿Qué sólo estás para estorbar, o para que te pisoteen? Quizás así empezamos todos en la vida. Pero con un poco de paciencia y avanzando poco a poco, quizás podamos hacer grandes cosas.
  • Al contrario, ¿te sientes tan importante, que no sabes hacia donde moverte? ¿Cómo una Reina que quieres proteger? Bueno, que sepas que más pronto que tarde, te sentirás acorralado.
  • Tu mayor fortaleza, quizás a veces se convierta en tu peor debilidad. Si eres como un Rey, en cuanto te alcance la adversidad, te habrán derrotado. No estaría mal convertir tu peor defecto en una buena virtud, y hacer un Enroque en una situación desesperada y ser sólido como una Torre.

Y así es. Cuida tus movimientos, y conseguirás el éxito. Los grandes logros de nuestra vida no vienen siempre como producto de grandes capacidades, sino de la combinación de pequeñas limitaciones. Aprende bien sobre tus piezas, muévete sobre el tablero y juega la mejor partida de tu vida.  

Artículo escrito por Álvaro Trujillo.

¿Te ha gustado este contenido?… Subscríbete a nuestra newsletter AQUÍ


Un comentario

  1.   Rafael dijo

    Un ejemplo y una filosofía correcta ,a la cual habría que añadir que el final de la partida depende del inicio….así como en la vida propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.