Las -30 mejores frases de Séneca

Séneca fue un gran filosófo

El 12 de abril del 65 d.C. moría uno de los más grandes filósofos del Imperio romano: Lucio Anneo Séneca. Un filósofo estoico que nos dejó grandes frases en su vida y un libro que es considerado hoy en día como un auténtico manual de autoayuda. Se trata de su ensayo Cartas a Lucio.

Vamos a ofrecerte sus mejores frases para que puedas entender mejor su pensamiento y por qué sigue hoy siendo un referente para muchos.

Este pensado y máximo exponente de la corriente filosófica conocida como estoicismo, nació alrededor del año 4 a.C. y falleció a en el 65 d.C., cuando se sintió forzado a quitarse la vida. Tuvo una gran relevancia en el imperio romano durante el cimiento del emperador Nerón nos ha dado grandes reflexiones. Sus reflexiones tienen que ver con la moral en su mayoría y ninguna de ellas, a día de hoy, tienen ningún desperdicio.

De este modo podemos comprobar como el ser humano sigue pensando en la moral prácticamente igual… sin importar los siglos que pasen. No te pierdas a continuación algunas de esas frases tan célebres y que no puedes perder la oportunidad de conocer y reflexionar sobre ellas.

Frases de Séneca

  • No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.
  • La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte.
  • La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.
  • Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.
  • La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.
  • No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.
  • Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.
  • Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.
  • No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.
  • Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.
  • Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.
  • El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio.
  • Los espíritus fuertes disfrutan de las adversidades como los soldados intrépidos triunfan en las guerras.
  • El colmo de la infelicidad es temer algo, cuando ya nada se espera.
  • Es rey quien nada teme, es rey quien nada desea; y todos podemos darnos ese reino.
  • Más dañosa es la abundancia que viene sobre gran codicia.
  • No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.
  • Los brazos de la fortuna no son largos. Suelen apoyarse en quien más se acerca a ella.
  • La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.
  • El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio.
  • Peores son los odios ocultos que los descubiertos.
  • Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos.
  • Un gran marinero puede navegar aunque sus velas sean de alquiler.
  • Incontenida, la cólera es frecuentemente más dañina que la injuria que la provoca.
  • A algunos se les considera grandes porque también se cuenta el pedestal.
  • Si os sujetáis a la naturaleza, nunca seréis pobres; si os sujetáis a la opinión, nunca seréis ricos.
  • Desgracia imprevista nos hiere más fuertemente.
  • El alma noble posee la gran cualidad de apasionarse por las cosas honestas
  • Importa mucho más lo tú pienses de ti mismo que lo que otros piensen de ti.
  • La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.
  • Necesarios son nuevos favores de la fortuna para conservar la felicidad.
  • Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.
  • No tener nada que te excite, que te acucie, que con su ataque o con su anuncio ponga a prueba el temple de tu alma, estar echado en un ocio sin inquietudes no es tranquilidad sino indolencia.
  • En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.
  • Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto.
  • La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
  • A través de lo áspero se llega a las estrellas.
  • Por muy elevado que la fortuna haya puesto a un hombre, siempre necesita un amigo.
  • El que tiene mucho desea más, lo cual demuestra que no tiene bastante; pero el que tiene bastante ha llegado un punto al que el rico no llega jamás.
  • La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
  • Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.

Séneca hace pensar

  • Sabed que cuando uno es amigo de sí mismo, lo es también de todo el mundo.
  • ¿Quieres saber que es libertad? No ser esclavo de ninguna cosa, de ninguna necesidad, de ningún azar, reducir la fortuna a términos de equidad.
  •  Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.
  • Vive con el inferior tal cual quisieras que el superior viviera contigo. Siempre haz con el esclavo no más que lo que quisieras hiciera contigo un dueño.
  • Te diré cuál es el verdadero placer y de dónde viene: de la buena conciencia, de las rectas intenciones, de las buenas acciones, del menosprecio de las cosas del azar, del aire plácido y lleno de seguridad, de la vida que siempre pisa el mismo camino.
  • El que es prudente es moderado; el que es moderado es constante; el que es constante es imperturbable; el que es imperturbable vive sin tristeza; el que vive sin tristeza es feliz; luego el prudente es feliz.
  • No hay, en mi dictamen, hombre que aprecie más la virtud y la siga con más gusto, que el que por no hacer traición a su conciencia, ha perdido la reputación de hombre de bien.
  • La recompensa de una buena acción es haberla hecho.
  • No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.
  • Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.
  • Ninguna esperanza queda de virtud, cuando no solamente deleitan los vicios, sino que se aprueban.
  • Mejor sufre el mal quien siempre le teme.
  • Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.
  • El miedo se pinta en el rostro.
  • Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.
  • Debe esperarse la muerte que la naturaleza ordena.
  • La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.
  • Si pesan las opiniones, no las cuentes.
  • Prueba es de virtud el desagradar a los malvados.
  • No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.
  • Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.
  • No interesa el que leas muchos libros, más interesa mucho el que sean buenos los que le
  • Injusto es hacer mal al que menos veces te lo hizo.
  • Cada día debemos juzgarlo una nueva vida.
  • Nunca es demasiado publicar lo que es necesario que se sepa.
  • Cuando un velero no sabe a que puerto se dirige, ningún viento es el adecuado.
  • No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia.

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   José Castillo dijo

    Se seca Anneus lucio gran filósofo romano, pero por su amistad con Saulo fue desleal a la gran Roma, es posible su conspiración para facilitar las rebeliones de palestinos, egipcios y hebreos

    1.    Anónimo dijo

      Muy útil para mi edificación

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.