Las cosas sencillas de la vida

20 placeres sencillos en la vida.

Dicen que las cosas sencillas de la vida son las mejores. Para dejar de lado cualquier sombra de duda al respecto, te muestro un listado para que juzgues tú misma/o:

1) Dormir mientras llueve.

Escuchas como cae el agua afuera mientras te acurrucas en tu cama bajo las mantas. Sientes tu cuarto como un santuario. Es el mejor sitio del mundo donde podrías estar en ese momento.

2) Establecer un breve contacto visual con alguien del sexo opuesto.

Puede ocurrirte en cualquier lado. Él o ella levanta la vista en el momento en que tú le/la miras y se establece ese momento único en el que una mirada cobra toda su intensidad. Es un breve momento pero puede perdurar en el recuerdo toda tu vida.

Vídeo: Reloj de arena

3) Bañarse desnuda/o.

¿Existe mayor sensación de libertad?

4) Llagar a un sitio y encontrar aparcamiento.

A todos nos ha pasado el llegar a un sitio complicado de tráfico al que llegamos justos de tiempo y en el que es una hazaña encontrar aparcamiento y ¡oh, sorpresa! un sitio libre esperando tu llegada.

5) Contarle un cuento a tu hija/o por la noche.

Con la luz apagada, los 2 tumbados en la cama, cierras los ojos y comienzas a narrar con lujo de detalle ese cuento que te fascinaba de pequeña/o.

VIDEO: Gelatina

6) Escuchar una la canción correcta en el momento adecuado.

Es algo que de inmediato te levanta el ánimo. Puedes estar haciendo ejercicio, en un bar o en el coche y, de repente, surge ese momento.

7) Beber agua cuando estás muerta/o de sed.

Acabas de llegar a casa, fuera hace 35º de insoportable calor y la única cosa que ocupa tu mente es un vaso de agua. Ese primer trago es felicidad pura.

8) La visión de la piel desnuda del sexo opuesto.

Cuando ves un centímetro de piel que no esperabas en la persona del sexo opuesto, una gran sonrisa aparece en tu interior.

VIDEO: Impresionante bajada

9) Ese gran momento en el que te das cuenta de que dispones de más tiempo para dormir.

Algo te despierta bruscamente y crees que ha llegado la hora de levantarte. A continuación miras la hora y te das cuenta de que tienes 2 horas más para dormir. Con una sonrisa te sumerges de nuevo en tus sueños.

10) Observar a la gente.

Estás sentada/o en un banco o en la terraza de un bar y la gente pasa continuamente. Cada uno de ellos tiene una expresión diferente, un mundo en su interior y tu mirada se pasea entre unos y otros.

11) Un olor familiar.

Entras en el coche de tu padre, visitas a algún familiar o vecina/o y hueles esa familiaridad en el aire.

12) Sentir el frescor y el olor de unas sábanas limpias.

Las sábanas se sientes frescas al tacto y hueles ese olor a suavizante.

13) Salir de casa un día de verano duchada/o y perfumada/o.

Ese día tu cuerpo desprende juventud y vitalidad. Estás dispuesta/o a comerte el mundo.

14) Una hermosa vista.

A medida que el coche da la curva por la ladera de la montaña miras por la ventana del pasajero. Ha sido un día soleado que está tocando a su fin, el sol está bajo y refleja en el mar. El paisaje no tiene nada que envidiar a cualquier reportaje de National Geographic, solo que tu estás en ese momento para disfrutarlo en persona.

15) Recordar viejos tiempos con tus amigas/os más cercanas/os.

Pink Floyd dijo una vez que “las memorias de un hombre de edad avanzada son las obras de un hombre en su mejor momento”. No hay placer más satisfactorio que el simple recuento de los mejores momentos de tu vida con tus amigos más cercanos que vivieron esos momentos junto a ti.

16) Recibir un halago inesperado.

Ha sido un día normal. Nada realmente grande ha sucedido, pero nada terrible ocurrió tampoco. Inesperadamente, alguien te llama “guapa/o” y dice que le encanta tu camisa. El día es ahora mucho mejor.

17) Aire libre relajante en un día soleado.

Mientras te relajas tumbada/o en una hamaca, el sol calienta tu piel y una ligera brisa mantiene la temperatura confortable. Los pájaros están cantando alegremente en los árboles. Te encuentras en completa paz con el medio ambiente.

18) Caminar de la mano con un ser querido.

Ese gesto significa lo mucho que importa para ti. Es un gesto simbólico: estás diciéndole que quieres vivir la vida junto a él o ella. Hay pocas personas que permiten tomar su mano, así que cuando esto sucede, puedes estar segura/o de que es un momento especial.

19) Jugar con el agua.

El agua es sinónimo de vitalidad y obra milagros en personas de todas las edades. Desde saltar en los charcos como un niño, tirarte por un tobogán acuático a disfrutar de un cóctel en la piscina de un hotel. El agua es agradable.

20) Hacer un Smile (sonrisa) a alguien.

🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.