Saltar al contenido

Las discusiones frecuentes aumentan el riesgo de muerte

Si sueles discutir a menudo en tus relaciones de pareja tienes que saber que esto puede acabar pasando factura a tu cuerpo. Las discusiones frecuentes aumentan el riesgo de muerte, según este último estudio.

¿Quieres saber cómo influyen las discusiones en las relaciones de pareja en nuestro organismo? Sigue leyendo para encontrar más información sobre este hecho tan curioso.

¿Qué impacto tienen las discusiones de pareja en nuestro organismo?

Esta es la pregunta que quiso contestar un grupo de investigadores que pertenecen a la Universidad de Copenhague (en Dinamarca) y por ello realizaron un estudio. Podéis encontrar este estudio completo en la revista “Journal of Epidemiology Community Healh” pero nosotros nos vamos a encargar de resumirte lo más importante

Los investigadores reunieron a 9.875 hombres y mujeres para llegar a cabo este estudio. Sus edades estaban comprendidas entre los 36 y los 52 años.

A todas estas personas se les hizo preguntas personales sobre sus relaciones con otras personas: lo que se quería saber era con qué frecuencia se producían conflictos en sus relaciones personales. Por una parte se intentaba estudiar las relaciones con familiares, amigos y por otra con la pareja.

Lo interesante de este estudio es que duró más de 10 años; se inició en el año 2000 y se mantuvo hasta el 2011 por lo que se pudieron extraer una gran cantidad de datos para lograr conseguir una conclusión definitiva.

Desgraciadamente, en este periodo de tiempo se dieron algunas muertes: según los registros murieron 226 hombres y 196 mujeres. 

Este hecho era muy interesante por lo que todas ellas fueron estudiadas sin ningún tipo de excepción: descubrieron que, aproximadamente la mitad, había muerto de enfermedades que habían sido provocadas por cáncer. La otra mitad sufrió algún tipo de enfermedad cardiovascular, accidentes habituales, ictus o, incluso, suicidio.

rencoresCuando se utilizaron algunos criterios para obtener unos datos más específicos (análisis de datos referidos al género, síntomas de depresión, estado civil, apoyo emocional con el que podían o no contar y otros criterios relevantes) descubrieron un dato revelador: aquellas personas que tenían más preocupaciones en sus relaciones con la pareja o con sus hijos tenían una posibilidad de morir de entre un 50-100 % más elevada que otra persona que no las tenía.

Moraleja

Este sorprendente dato nos hace darnos cuenta de muchas cosas. Si alguna vez has sentido que algo no iba bien en tu cuerpo tras mantener una discusión, es posible que sea el efecto de ésta.

El autor del estudio, Rikke Lund, asegura que es muy importante saber gestionar ese estrés en nuestras relaciones habituales para conseguir mantener nuestra mente y nuestro cuerpo en perfecto estado. Si conseguimos relajarnos y no tomárnoslo tan “a pecho” seguramente podremos frenar los síntomas que dan lugar a ese tipo de muerte tan prematura.

Así que ya sabes, intenta reducir tus discusiones y serás capaz de vivir mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.