El liderazgo Laissez-Faire

liderazgo Laissez-Faire

Haz lo que quieras, pero hazlo bien… Éste sería el principio básico de el tipo de liderazgo Laissez-Faire Si el liderazgo autoritario se trata de un control rígido y reglas estrictas en un entorno de trabajo, el liderazgo de laissez-faire es todo lo contrario.

El término es francés y se traduce como: «dejar que sea» o «dejar en paz”. Los líderes que se suscriben a este estilo creen en construir equipos capaces y después dejarles trabajar. Se confía en los empleados para realizar el trabajo de una manera que tenga sentido para ellos.

Los trabajadores tienen la máxima libertad de elección en cuanto a cómo abordan los proyectos y deberes del lugar de trabajo, y en un sentido tradicional, los líderes están ausentes de la vida laboral de los empleados. Sin embargo, como muchos otros estilos de liderazgo, el líder aún puede tomar decisiones importantes.

Artículo relacionado:
Los principales tipos de liderazgo

Principios básicos del liderazgo Laissez-Faire

A continuación vamos a contarte algunos de los principios más importantes de este tipo de liderazgo para que entiendas mejor qué es.

liderazgo Laissez-Faire

5 Principios principales de los líderes de Laissez-Faire

  1. Un enfoque estricto de no intervención. Los líderes de Laissez-faire están allí para dar a sus trabajadores las herramientas que necesitan para resolver sus propios problemas. No intentan empujar al grupo en una dirección particular, pero les permiten crear sus objetivos y criterios para la toma de decisiones.
  2. Enseñanza y apoyo. Los líderes dejan mucha responsabilidad en manos de sus trabajadores. Como resultado, están muy preocupados por la experiencia y el nivel educativo de los empleados. Por lo tanto, muchos líderes de laissez-faire asumirán el rol de apoyo y brindarán la capacitación, las oportunidades educativas y los recursos que los trabajadores necesitan para realizar y tomar decisiones.
  3. Confía en los que contrataron. Los líderes de Laissez-faire son relajados en su enfoque, pero esto no debe confundirse con la falta de cuidado: se preocupan profundamente por la dirección del equipo y lo demuestran al contratar a las mejores personas para el trabajo. Buscan a aquellos con experiencia especializada en las tareas que les asignarán. Por lo tanto, estos líderes sienten que tienen un equipo en el que pueden confiar porque han elegido el talento a mano.
  4. Se dejan decisiones a los empleados. Los líderes de Laissez-faire reconocen la importancia de contratar a las personas adecuadas porque esas personas tomarán las decisiones sobre cómo trabajan. Los líderes asumen el papel de apoyo y ayudan a los empleados a reunirse para consultarse entre sí u otros acerca de las decisiones. Actúan como consultores y mentores cuando es necesario.
  5. Cómodo con errores. Los líderes de Laissez-faire establecen un ambiente de creatividad donde está bien que los empleados cometan errores en la búsqueda de la innovación. Los empleados se sienten cómodos sabiendo que pueden buscar la innovación libremente, ya que no recibirán una reprimenda por los errores. En lugar de que todo descanse en «hacerlo bien», la atmósfera cambia al aprendizaje.
Artículo relacionado:
La atención plena para mejorar el liderazgo

Las cualidades de los líderes de Laissez-Faire

No todos los líderes o cargos altos de empresas sirven para este tipo de liderazgo. Se necesita valer para ello.

Las personas que son capaces de llevara cabo este tipo de liderazgo comparten ciertas cualidades que los hacen válidos:

  • Los líderes de Laissez-faire son buenos para mostrar compasión y mantener el panorama general en perspectiva.
  • Son ingeniosos y creativos en cómo abordan las situaciones.
  • Son buenos para usar lo que tienen, aprovechar la tecnología y resolver problemas de forma creativa.
  • Estos líderes son excelentes para formar equipos. Buscan lo mejor y lo más brillante y hacen su parte al examinar si alguien trabajaría en su entorno.
  • Como resultado, pueden tomar una página del carismático líder para inspirar a otros a querer ser parte de lo que están haciendo.

En general, los líderes de laissez-faire son personas seguras y reflexivas que aportan esas cualidades al liderazgo.

Las ventajas y desventajas del liderazgo de Laissez-Faire

Las cualidades de este estilo de liderazgo pueden parecer positivas, especialmente para los empleados. Sin embargo, hay algunos elementos que los líderes y sus subordinados deben tener en cuenta si deciden implementar este estilo.

Las ventajas

Da a los empleados la oportunidad de tener éxito. Este estilo de liderazgo les permite la oportunidad de mostrar lo que pueden hacer. 

liderazgo Laissez-Faire

Si siempre han querido probar una nueva idea, o colaborar en un proyecto en particular, este estilo les da la oportunidad de hacerlo. Las ventajas principales son:

  • Una atmósfera liberadora. Los empleados valoran la autonomía del lugar de trabajo. Los jefes confían en sus empleados para permitirles controlar su entorno de trabajo. Para los empleados altamente calificados que se dedican al trabajo que realizan, este estilo de liderazgo puede ser una excelente manera de reconocer su talento.
  • Puede facilitar nuevas ideas. La empresa puede beneficiarse significativamente del liderazgo de laissez-faire. Si los empleados tienen la oportunidad de ser creativos y proponer nuevas ideas, esto puede beneficiar a la organización. Estas ideas pueden ayudar a promover mejores procesos, políticas o un entorno de trabajo más racionalizado para todos. Brindar a las personas con mucho talento la oportunidad de detener su día de trabajo programado regularmente para resolver problemas puede beneficiar a todos.
  • Libera al líder para que se centre otros asuntos. Si los líderes no siempre tienen que estar pendientes de los empleados y brindarles una guía constante, entonces pueden involucrarse en otros asuntos pertinentes. Es probable que los líderes que se dedican a la microgestión no puedan cumplir con los deberes gerenciales que necesitan su atención. Los líderes de Laissez-faire evitan este problema al permitir que los empleados manejen el trabajo que necesitan para que puedan manejar situaciones más apremiantes.
  • Toma de decisiones más rápida. Dado que no hay microgestión, los trabajadores no tienen que esperar los comentarios de la gerencia sobre cada pequeño paso. En un ambiente de trabajo acelerado, esto significa que la frustración de necesitar un «sí» de todos es inexistente.
Artículo relacionado:
Características del liderazgo transformacional

Las desventajas

Como en todo, este tipo de liderazgo el cual a priori parece que todo son ventajas, también tiene una serie de desventajas que deben tenerse en cuenta.

  • Falta de claridad de roles. Puede llegar un momento en que los empleados no sepan qué se espera de ellos. Si se estás iniciando un nuevo proyecto, un líder de laissez-faire puede no proporcionar todos los detalles necesarios para que los equipos comiencen. Por lo tanto, los empleados pueden sentirse frustrados por no estar al tanto de lo que se supone que deben lograr.
  • Es posible que no todos puedan manejar la responsabilidad de este estilo. Algunos trabajadores pueden aprovechar este método y aflojar o perder plazos críticos. Otros pueden no romper las reglas, pero necesitan más orientación de la que se les da. Los líderes de Laissez-faire solo pueden trabajar con un tipo de personalidad específico que se sienta cómodo con esta forma de trabajar. No todos valen.

liderazgo Laissez-Faire

  • Indiferencia. Si se considera que los líderes no se preocupan por el trabajo debido a su falta de participación en los acontecimientos cotidianos, los trabajadores podrían adoptar la misma actitud. Los líderes del Laissez-faire podrían parecer indiferentes y despreocupados por los acontecimientos que se supone que deben manejar. Es importante que un líder exitoso de laissez-faire mantenga un nivel saludable de participación, generalmente proporcionando orientación y asesoramiento.
  • Un aumento en el conflicto. Sin una voz orientadora, diferentes grupos de empleados podrían involucrarse en conflictos interdepartamentales. Los empleados pueden comenzar a actuar en su propio interés y comenzar a luchar por los recursos. Sin algo para manejar estas disputas, los departamentos podrían comenzar a descender al caos.
  • Falta de responsabilidad. Si bien se supone que estos líderes deben asumir la responsabilidad del grupo, algunos pueden usar esto como un medio para eludir su responsabilidad por los resultados. Como resultado, los empleados podrían cargar con la mayor parte de la culpa de los problemas desfavorables, por lo que tienen miedo de intentar algo nuevo. El liderazgo productivo de laissez-faire es posible cuando el líder de laissez-faire asume la responsabilidad y acepta los errores.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.