8 consejos para lidiar con un mal día

¿Has tenido un mal día? Bienvenido al Club. Los “Malos Días” forman parte de la vida del ser humano. Son inevitables, así que vas a tener que aprender a vivir con ellos y a intentar que te afecten lo menos posible. Aquí te dejo 8 consejos que te ayudarán a mitigar los efectos de un mal día.

1) No recurras a vicios nocivos.

Vale, has tenido un mal día pero fumar más de la cuenta o beber alcohol no te va a quitar esa sensación de amargura que tienes. Esos vicios te proporcionar un placer que se esfuma rápidamente para luego acrecentar el dolor que sientes.

Un recurso muy socorrido, sobre todo entre las mujeres, es salir a comprar ropa. Si esto lo haces con moderación y como caso excepcional no veo ningún problema en ello. Puede ser una especie de consolación por este mal día que has pasado.

2) Ayuda a alguien que lo necesite.

Ya sé que no tienes ningunas ganas de ayudar a alguien, ni siquiera de interactuar con nadie pero está demostrado que ayudar a otra persona hace que te sientas mejor.

3) Haz algo que te divierta.

Recuerdo una vez que había discutido con un compañero de trabajo y yo estaba furioso. Estuve 8 horas que me salía humo de la cabeza. Cuando llegué a casa todavía seguía intranquilo y mal. Esto ocurrió hace años cuando si querías ver una buena película tenías que bajar al videoclub y alquilar la que eligieses. Era todo un acontecimiento pues lo hacía de vez en cuando.

Ese día decidí bajar a alquilar una película y tomarme toooodo el tiempo del mundo para elegirla, recreándome y disfrutando del momento. Puede parecer algo tonto pero para mi, ese momento, cambió mi estado anímico.

4) Tranquilizarse mediante el orden.

Vale, has tenido un mal día, mejor dicho: ¡un desastre de día! Nada ha salido como planeabas o has fracasado en tal o cual cosa. Te voy a contar algo que a mi me funciona: ordenar mi cuarto a la perfección, limpiarlo y perfumarlo. Es como una metáfora de ordenar, limpiar y perfumar mi cerebro. Me libra de malas energías.

5) Realiza algún acto que te consuele.

Vete al gimnasio, lee un buen rato un libro que te atrape, juega y disfruta con tus hijos proporcionándoles un momento maravilloso, prepara una buena comida…

6) Hacer ejercicio es un poderoso des-estresante.

Sólo tienes que tener cuidado con una cosa: no ir dándole vueltas una y otra vez a los pensamientos negativos. Si vas a andar puedes ir escuchando la radio para concentrarte en ella en vez de en tus pensamientos negativos.

7) No te aísles.

Tienes que hacer un esfuerzo por mantener el contacto con otra persona: tus padres, amigos, hijos, pareja, hermanos…Esta demostrado que el contacto con otras personas aumenta nuestro estado de ánimo.

8) El sueño es un excelente reparador del estado de ánimo.

Después de un sueño reparador las cosas se ven de otro modo: los problemas se ven menos grandes pues hemos recobrado las fuerzas necesarias para afrontarlos.

¿Qué te ha parecido este artículo? Me harías un favor compartiéndolo con tus amigos. Me puedes ayudar haciendo “click” en el botón de “Me gusta” de Facebook. Te estaré muy agradecido.

 

TE INTERESARÁ:

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.