Qué es la lobotomía y cuál era su función

lobotomia imagen

Han pasado más de 8 décadas desde que se realizó la primera lobotomía en los Estados Unidos… se describía como “colocar una aguja en el cerebro para remover”… Hay quienes lo consideraban una cura milagrosa y otros, la muerte en vida. Lo que se necesitaba constaba de una punta de acero de 8 cm, unida a un mango de madera… no era ciencia especial.

La punta de acero y el mango de madera eran las herramientas operativas en la lobotomía, también conocida como leucotomía, una operación que se consideró una cura milagrosa para una variedad de enfermedades mentales. Durante milenios, la humanidad había practicado trepanación, perforando agujeros en cráneos para liberar espíritus malignos.

Los principios de la lobotomía

La idea detrás de la lobotomía fue diferente. El neurólogo portugués, Egas Moniz, creía que los pacientes con comportamiento obsesivo sufrían de circuitos fijos en el cerebro. En 1935, en un hospital de Lisboa, creía haber encontrado una solución. “Decidí cortar las fibras de conexión de las neuronas en actividad”, escribió en una monografía titulada “Cómo llegué a realizar la leucotomía frontal”.

lobotomia medicos

Su técnica original fue adaptada por otros, pero la idea básica siguió siendo la misma. Los cirujanos perforarían un par de agujeros en el cráneo, ya sea en el costado o en la parte superior, y empujarían un instrumento afilado, un leucotoma, en el cerebro. El cirujano movería esto de lado a lado, para cortar las conexiones entre los lóbulos frontales y el resto del cerebro.

Moniz vio mejoras en 20 pacientes y por eso fue considerado un éxito por el neurólogo estadounidense Walter Freeman quien realizó la primera lobotomía en Estados Unidos en 1936 y después la expandió por todo el mundo… Algunos pacientes eran sometidos a fuerza física y otros preferían la lobotomía a vivir cadena perpetua en la cárcel. Era un procedimiento rápido

Qué es

La palabra lobotomía proviene de “Leuko” que significa “blanco” y “tomes” que significa “corte”. Como hemos comentado más arriba, Moniz tenía claro que algunos desórdenes mentales se podían curar haciendo que se “rompiesen” algunas zonas del cerebro en el lóbulo frontal que comunica con otras del encéfalo. Esto significa que dañaban partes de materia blanca del cerebro y destruyendo neuronas y axones.

Muniz pensaba que con una lobotomía era posible reducir un desorden psiquiátrico aunque esto significaba tener que sacrificar parte de la capacidad intelectual y de la personalidad del paciente… era lo que se tenía “que pagar” por curarse de la enfermedad mental que se padecía.

lobotomia en quirofano

Después de Moniz vino Freeman

Aunque hoy en día solo de pensar en esto cualquier profesional de salud se echaría las manos a la cabeza, en su momento tuvo una gran acogida en psiquiatría, aunque los psicoanalistas nunca lo aceptaron ni lo vieron una buena metodología. Fue, como hemos comentado más arriba, Walter Freeman quien extendió la práctica con gran entusiasmo en Estados Unidos y después por todo el mundo.

Freeman dio un paso más e introdujo cambios en el procedimiento de la lobotomía. Primera aturdía a los pacientes con electroshock en lugar de perforar dos puntos en el cráneo e introducir las agujas afiladas, usaba una herramienta parecida a un picahielos que introducía a través de la órbita ocular (entre el ojo y la parte del hueso sobre la ceja) y movía el instrumento en las partes frontales del lóbulo de cada hemisferio cerebral.

Las estructuras vitales no se dañaban y algunos pacientes no notaban nada durante las primeras horas después de la lobotomía. Aunque el sistema nervioso quedaba marcado para siempre y cambiaba su manera de comportarse y de experimentar la vida.

Por qué se recibió tan bien la lobotomía

En la actualidad es increíble pensar que una práctica tan “salvaje” pudiese tener una buena acogida por parte de la sociedad y de los profesionales de salud mental… Pero en su momento así fue. En su momento, las lobotomías eran consideradas como una herramienta útil de medicina y todo el mundo lo alababa.

Las lobotomías podían ser voluntarias o involuntarias y se sometían pacientes con trastornos mentales graves y también para intentar poner solución a “adolescentes rebeldes”. La sociedad estaba dispuesta a aceptar estas formas de “medicina” con tal de acabar con los comportamientos indeseados. Acabar con malos comportamientos en pocas sesiones era una opción muy tentadora para muchos, porque las personas se quedaban más “tranquilas” y se acababan con problemas conductuales.

Las personas que se sometían de manera voluntaria a la lobotomía lo hacían porque quien sufría un desorden psiquiátrico eran tratados con violencia física o psicológica y antes de tener que soportar esos tratos, preferían ser sometidos a ese tratamiento. Aunque para otros, la lobotomía era una “solución fácil” para ignorar estos problemas y a esas personas. Los pacientes seguían estando enfermos, pero se notaba menos su presencia.

El fin de la lobotomía

Afortunadamente, la lobotomía se acabó y no se volvió a practicar poniendo fin a esta aberración antinatural que aunque se consideraba medicina pero no lo era, a mediados de los años 50. Comenzó a caer en picado el uso de las lobotomías y su popularidad al aparecer los psicofármacos para los desórdenes mentales graves… Desgraciadamente, no fue por una toma de conciencia social sobre la aberración que se provocaba a los pacientes… y si no hubieran aparecido los psicofármacos, ¿quién sabe qué hubiera pasado?

lobotomia involuntaria

La lobotomía era una forma rápida de poner fin a problemas de conducta en personas que podrían causar muchos problemas sociales y para las personas parecía que merecía la pena… Aunque los psicofármacos eran más eficaces y su aplicación era más sencilla… solo había que tomarlos.

Asimismo, uno de los pacientes de Freeman murió después de una lobotomía porque tuvo una hemorragia y se vio claro que los riesgos de esta práctica eran demasiado graves. De hecho, fue a finales de la década de los 50 y principios de los 60 cuando muchos países comenzaron a prohibir esta práctica ya que se consideraba contra los derechos de las personas… Aunque no fue tan fácil erradicarla del todo ya que al haber tenido tanta buena fama, costó un poco que desapareciese del todo. Al realizarse entre 5 y 10 minutos seguía siendo atractiva para realizar de manera clandestina.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.