Saltar al contenido

Los empresarios no hacen lo suficiente por los empleados con adicciones

Adicciones, drogas y alcohol

Un seminario, en la ciudad canadiense de Moncton, se centró en cómo las empresas pueden apoyar y ayudar a los trabajadores en apuros. Los empresarios que asistieron a este seminario, celebrado en Moncton el jueves pasado, aprendieron acerca de cómo apoyar a los empleados que están luchando contra sus adicciones.

Adicciones, drogas y alcohol

El Dr. Patrick Smith, director ejecutivo de un centro residencial de tratamiento de adicciones en Toronto, dijo que no hay suficientes empresas que tengan una política establecida para los trabajadores con una adicción a las drogas o el alcohol. “No es ninguna sorpresa que casos como estos aparezcan en los lugares de trabajo, porque el 70 por ciento de las personas con trastornos por consumo de sustancias se encuentran empleadas.”

Éste dijo que los adultos pasan más horas en su lugar de trabajo que en casa, y por lo tanto es importante que los empresarios reconozcan su papel en la identificación de los problemas, que suelen surgir a través de los problemas de rendimiento. “Los lugares de trabajo tienen la responsabilidad de proporcionar el tratamiento adecuado”

Nótese bien las empresas que desarrollan políticas de adicción

Amanda O'Sullivan, directora de salud, seguridad y formación en Moosehead Breweries, dijo que actualmente su compañía está desarrollando una política de drogas y alcohol. “Creo que podemos poner excusas y hacer la vista gorda, pero no quiero hacer eso “, dijo la directora O'Sullivan.
Laura Button trabaja para JD Irving, donde dirige el programa de drogas y alcohol. La empresa insiste en las pruebas de drogas al azar a los empleados, una política que dice fue recibida con reacciones encontradas. “Sus esposas, familias o cónyuges pueden decirles mil veces: ‘Voy a dejarte si no paras de hacer eso, y una vez que el empresario dice: ‘Vamos a dejar que te vayas si no haces esto’, ellos lo hacen y en el fondo están agradecidos por ello.”

Button dijo que el programa ha demostrado ser eficaz y gratificante. “Es muy agradable cuando alguien viene a trabajar y se tratan de ciudadano en pleno funcionamiento y de empleados de nuestra empresa. ”

Smith dijo que las empresas tienen que reconocer que la adicción es un problema de salud mental, y los empresarios deben tratar con él de la misma manera que lo haría con cualquier otro problema de salud. “Tradicionalmente la respuesta ante estos casos ha sido: ‘Esta persona tiene un problema de drogas o alcohol, vamos a despedirlo. Imagínese si alguien te dice que lo despidieron porque se perdió tres días de trabajo a causa de un cáncer, o por el tratamiento debido a los síntomas del cáncer.”

Los organizadores del seminario declararon que uno de cada doce trabajadores tienen un problema serio de drogas o alcohol. Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.