Los niños que se portan bien pueden estar ocultando su ansiedad social

A esta clase de niños no les gusta llamar la atención, prefieren pasar inadvertidos porque sienten terror al ser el centro de todas las miradas. Permanecen callados y aguantan su sufrimiento en soledad.

Los niños que sufren ansiedad son muy agradecidos con la ayuda que reciban. Se les puede enseñar herramientas para afrontarla y su vida mejora significativamente.

La preocupación excesiva y la ansiedad es el problema de salud mental más común para los niños y adolescentes, y muchos padres buscan cuál es la mejor solución para afrontar este problema.

Hay muchos tipos diferentes de problemas relacionados con la ansiedad en los niños pequeños:

1) La ansiedad de separación, cuando a los niños les resulta difícil estar lejos de sus padres

2) Fobias, cuando los niños desarrollan un temor debilitante a algo específico.

3) La ansiedad generalizada, cuando los niños desarrollan el hábito de la preocupación y tienen pensamientos rumiantes sobre casi todo.

4) La ansiedad social, la más común de todas. Cuando los niños son excesivamente tímidos o evitan por completo ciertas situaciones sociales debido a la ansiedad.

A pesar de ser un problema común, muchos niños ansiosos no reciben el apoyo que necesitan.

Con frecuencia, estos niños no llaman la atención sobre sí mismos, y su sufrimiento solo lo saben ellos. En cambio, otros niños que tienen otro tipo de problemas de comportamiento sí que llaman inconscientemente la atención sobre los adultos y estos intentan poner remedio al problema.

John Sharry, un psicoterapeuta familiar, dice en un artículo publicado en The Irish Times, que se encuentra con muchos niños excesivamente estresados ??y preocupados por la escuela. Sin embargo, el profesor no es consciente de esto porque los niños se comportan bien en el aula.

La tragedia de esta falta de atención es que los niños ansiosos, por lo general, responden muy positivamente a una pequeña cantidad de atención y apoyo. Con un poco de ayuda, estos niños ansiosos pueden aprender habilidades para manejar su ansiedad, habilidades que pueden utilizar durante toda su vida.

Vamos a ver algunos consejos que pueden utilizar los padres para reducir esa ansiedad y fortalecer la autoestima de los niños.

El uso de sus fortalezas

Por lo general, los niños que sufren de ansiedad son demasiado auto-críticos y se castigan a sí mismos por el hecho de sufrir ansiedad.

Cuando John Sharry se encuentra con ellos por primera vez, intenta averiguar cuáles son sus puntos fuertes para demostrar que tienen otras muchas capacidades positivas. Por ejemplo, esto es lo que le podría decir a un niño con ansiedad social:

“Tienes una imaginación increíble. Lo que pasa es que sólo estás imaginando lo peor que te podría suceder. Intenta imaginar lo mejor que podría sucederte”.

“Pasas mucho tiempo pensando en cosas… Tienes una mente increíble. Utiliza esa gran capacidad de pensamiento que tú tienes para analizar críticamente la ansiedad que te está afectando”.

Ayudando de esta manera a los niños ansiosos, queremos emplear sus fortalezas para hacer frente a sus problemas, reorientar su energía nerviosa a buscar una solución en lugar de simplemente centrarse en el problema.

Pueden utilizar su imaginación para imaginar cosas positivas que quieren que sucedan en sus vidas, en lugar de sólo preocuparse en lo que están tratando de evitar.

En términos prácticos, pueden utilizar sus fortalezas para probar ejercicios creativos que puedan ayudar a hacer frente y gestionar su ansiedad. Por ejemplo, los niños ansiosos suelen ser muy imaginativos. Se les puede pedir que imaginen una caja en la que guardan todas sus preocupaciones para que no les molesten más.

También pueden relajarse visualizando un lugar feliz mientras escuchan música relajante.

Consejos para el futuro

1) Haz una lista de los puntos fuertes de tu hijo, aquello en lo que sea bueno, aquello que se le dé bien hacer (comportamientos, actividades, hobbys,…).

2) A continuación elabora un planning semanal en el que apuntes cuándo y en qué momento le vas a decir esos puntos fuertes que tiene.

3) Programa una serie de actividades que impliquen la realización de una actividad física. La realización de ejercicio mejora la autoestima notablemente.

4) Cuando le veas decaído o te habla de alguna cosa en sentido negativo, recuérdale algunas de sus fortalezas personales.

En este artículo puedes encontrar un listado de fortalezas personales.

Si te interesa este tema, déjame tu comentario y en futuros artículos podremos ahondar un poco más en esta temática.


Un comentario

  1.   mari carmen dijo

    Hola!tengo una hija de 8 anos q tiene problemas de autoestima,la apunte a una academia porq le cuesta mucho estudiar, no quiere, dice q no le gusta el colegio,q es un rollo y asi le pasa,q va aprobando raspadillo,pues la directora de la academia,decudio hablar con la niña y me cuenta de sus problemas de autoestima, q se compara sobre todo con una amiguita,q tiene siempre envidia de alguna nina,se enfada por cualquier cosa y a veces es desesperante porque no esta contenta con nada ,a veces nos habla fatal a su padre y a mi,su madre din motivo,es como si estuviera amargada ,que puedo hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.