Saltar al contenido

6 maneras de reducir el sufrimiento y empezar a sentirte mejor

Antes de ver estas 6 maneras de reducir el sufrimiento, te invito a que veas un maravilloso vídeo de Elsa Punset en el que nos cuenta una estupenda técnica que podemos poner en práctica para callar esa voz interior que tanto daño nos hace.

Este vídeo de Elsa Punset es eminentemente práctico y nos explica con un sencillo ejemplo cómo podemos darle la vuelta a la tortilla y convertir esos pensamientos negativos que nos atormentan en pensamientos más positivos y constructivos:

[mashshare]

Aunque intentemos evitarlo, no es fácil apartar los pensamientos negativos de nuestra mente. En el peor momento afloran y tenemos que hacer lo imposible para evitar que acaben por dominarnos.

Conociendo este problema te vamos a ofrecer 6 consejos que nos van a venir perfectamente para reducirlos y llenar nuestra mente de solo pensamientos positivos.

 1. No te centres en tu historia

Todos tenemos y hemos tenido problemas, eso es innegable. De nada sirve que estemos dándole vueltas a lo mismo una y otra vez. Además, contar los mismos problemas a las personas tampoco nos va a ayudar demasiado.

Lo mejor que podemos hacer es intentar sacar esa energía de donde no la haya para seguir adelante. No dejes que tu pasado pueda influir y afronta cada día como una nueva oportunidad para conseguir el éxito.

2. Acepta los cambios

Hay personas a las que les cuesta aceptar los cambios más que a otras. Lo primero que tienes que tener claro es que los cambios son algo innevitable en nuestra vida.

Además, no tienen por que ser malos, aunque es cierto que nos puede costar más o menos poder adaptarnos a ellos. Encuentra la manera de aceptar la realidad y podrás encontrar esa paz necesaria para no hundirte.

3. Sonríe, incluso si no tienes ganas de hacerlo.

Esta demostrado que si sonríes, aunque realmente no tengas ganas de hacerlo, empiezas a sentir una leve sensación de felicidad. Es una manera muy interesante que nuestro cuerpo tiene de engañar al cerebro.

Es por eso por lo que tienes que decirte a ti mismo que vas a sonreír más a menudo. Te ayudará a apartar los pensamientos negativos y a que los demás se puedan acercar a ti.

Una sola sonrisa es capaz de cambiar cualquier tipo de acción, por lo que no debes de olvidarte nunca del poder que tiene.

4. Huye de la rutina en la que estás atrapado/a

Libro recomendado:

Muchas veces la razón de nuestro sufrimiento es que estamos atrapados en una rutina continua. Vemos todos los días como si fueran iguales y no hacemos nada para conseguir cambiarlos.

Ha llegado el momento de decir basta y encontrar un cambio verdaderamente determinante para nuestras vidas. Prueba nuevas actividades y verás cómo esa felicidad vuelve a ti de nuevo.

Escapa de la rutina cuanto antes porque no hace más que generar en ti pensamientos negativos.

5. Ayuda a otras personas

Es posible que estemos tan centrados en nuestro propio sufrimiento que olvidemos que las personas que están a nuestro alrededor también sufren. Intenta ayudarlas; de esta forma nos olvidaremos un poco de nuestros problemas y haremos feliz a alguien que realmente lo puede necesitar.

Pueden ser pequeños favores simples que consigan hacerles sonreír en los peores momentos de sus vidas.

6. Recuerda tu bondad y la del resto de personas

Si tienes algún problema siempre puedes apoyarte en los demás. Intenta compartir tus problemas y dejar que los demás también lo hagan.

De esta manera os podréis ayudar mutuamente y conseguir eliminar de forma definitiva esos pensamientos negativos que os anclan en el pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.