5 maneras de reducir los pensamientos negativos antes de dormir

No todas las personas tenemos la misma facilidad para conciliar el sueño. Mientras algunas son capaces de hacerlo en tan solo unos minutos, otras necesitan horas y no siempre consiguen un descanso reconfortante.

Existen algunos trucos que nos pueden ayudar a mantener a raya nuestros pensamientos negativos a la hora de irnos a dormir. Te dejamos con 5 hábitos simples que te serán muy útiles para reducir este tipo de pensamientos negativos.

1) Medita y relájate

No siempre es fácil conseguir relajarnos, especialmente si somos personas que tenemos muchas cosas en la cabeza (proyectos, sueños o problemas que no nos dejan descansar).

Algunas terapias como el yoga pueden ayudarte a dormir. No es necesario que las realices antes de ir a la cama (aunque no estaría de más). La idea es que intentes dedicar una o dos horas al día a practicar algún procedimiento que realmente te ayude a relajarte. De esta manera, verás como por la noche consigues coger el sueño más fácilmente y esos pensamientos no te mantienen en vilo durante horas.

Vídeo: “La Mejor Forma De Comenzar Tu Mañana”

2) Vete a la cama un poco más temprano

Irnos a la cama tarde no nos ayuda. Consigue que la mente no tenga la rutina que debería y que se produzca un importante descontrol. No sabrá cuándo es de día y cuando no, por lo que el sueño se verá afectado por ello.

3) Piensa en todo lo que has logrado a lo largo del día

No tienen que ser grandes logros, pueden ser pequeñas cosas que te han hecho feliz o que hace tiempo no hacías. Una de las mejores técnicas es hacer una lista mental de 5 cosas buenas que te hayan pasado a lo largo del día.

Al principio puede ser algo complicado pero, a medida que vayas repitiendo este ejercicio, te darás cuenta de que cada acción es buena. Mientras vas recopilando estos pensamientos tu mente se relajará y te quedarás dormido sin ni siquiera darte cuenta.

4) No duermas siestas

Algunas personas aseguran que echar una siesta no tiene que tener ningún tipo de efecto a la hora de conciliar el sueño por las noches… y puede que realmente sea así.

En cualquier caso, si ves que la siesta desestabiliza tu rutina del sueño, lo mejor es que no la hagas.

Aprovecha ese tiempo para leer, relajarte, ver alguna serie o, incluso, para practicar deporte. El mejor consejo para que no te entren ganas de dormir es no comer demasiado pesado. Sigue una dieta equilibrada y verás como tienes más energía.

5) Relájate con música

Otra de las terapias más efectivas es relajarse con música. Normalmente tiene que ser música clásica pero con poco volumen. No obstante, si eres de los que les relaja otro tipo de música, también te puede funcionar.

Algunas personas consiguen dormir con la música de fondo… y a otras les puede resultar imposible. Lo mejor es que hagas la prueba.

Utiliza la música para poder relajarte y conciliar el sueño; si ves que no te molesta cuando estás durmiendo, déjala puesta y puede que hasta duermas mucho mejor.


Categorías

Sin categoría

Un comentario

  1.   Pablo García-Lorente dijo

    Personalmente estoy desarrollando el hábito de escribir CADA DÍA por la noche un “inventario de éxitos” que he logrado en el día. De ese modo me voy a dormir dejando a mi mente subconsciente dando vuelas a todos esos éxitos (por pequeños que sean). Un abrazo, Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.