Marihuana para controlar el abuso de alcohol

Un nuevo estudio realizado en la Universidad de California-Berkeley ha concluido con unos resultados un tanto controvertidos. Los investigadores sugieren un tratamiento alternativo para aquellas personas que tienen un problema de abuso de alcohol: sustituir el alcohol por cannabis.

La investigación se basa en una encuesta a 350 consumidores de cannabis. Se encontró que el 40% utilizaba el cannabis para controlar sus ansias de beber alcohol.

Amanda Reiman, una de las investigadoras, comprobó estos resultados en un dispensario de marihuana médica:

“sustituir el consumo de alcohol por el consumo de cannabis es un tratamiento radical pero que podría ser efectivo en algunas personas. Este tipo de tratamiento podría utilizarse en las Islas Británicas donde el uso excesivo de alcohol es un problema. Las personas podrían sustituir el uso del alcohol por el cannabis, una droga potencialmente más segura que el alcohol y con menos efectos secundarios negativos.” Fuente

¿Qué problemas tiene este tipo de tratamiento?

El principal problema es que puede que a la persona no le gusten los efectos que provoca el cannabis. Hay personas que sí se sienten bien, se sienten relajados y se abstraen en las tareas que a ellos les gusta hacer. Sin embargo, hay personas a quienes les crea ansiedad. En esos casos no se podría utilizar este tipo de tratamiento.

También es un problema en aquellas personas con personalidades adictivas. Pueden empezar a fumar sin parar y se ponen muy nerviosos e incluso agresivos si les falta la marihuana.

Testimonio de una persona a la que sí le funcionó este tratamiento

“Empecé a fumar marihuana a los 16 años. Fumaba habitualmente, casi todos los días, pero no era un “fumador social”, no me relacionaba mucho con la gente hasta que a los 25 años me empecé a aficionar al alcohol. Bebía todos los días y solía acabar medio borracho todas las noches. Sin embargo, hace unos meses dejé de beber y empecé a fumar otra vez.

La principal razón para dejar de beber era el comportamiento terriblemente destructivo que tenía cuando bebía. Casi pierdo todo lo importante que tengo en esta vida.

Yo era un bebedor muy social. Pasaba unos cinco días a la semana metido en un bar durante ocho horas diarias. Me gastaba muchísimo dinero.

Sin embargo, la hierba tiene un efecto muy diferente en mi. No fumo hasta que he terminado mi jornada laboral y he realizado las tareas del hogar. No es como el alcohol, no siento una necesidad física así que no me es difícil seguir esta disciplina. Una vez que he acabado con mis responsabilidades puedo fumar hierba y leer un buen libro, jugar a los videojuegos, navegar por internet o ver una película. Mi esposa está feliz, se siente tranquila después de todo lo que ha tenido que pasar por mi culpa.

Los comportamientos negativos asociados con el consumo del alcohol han desaparecido completamente… ¡ y encima no gasto tanto dinero!

Mi jefe ya sabe que yo fumo hierba y hemos llegado a un acuerdo con respecto a las pruebas de drogas que nos piden algunos clientes. Él ha visto el giro de 360º que ha dado mi vida. Ahora me doy cuenta del apoyo que he tenido de mi familia y de él. El único requisito es que mi consumo de marihuana no se convierta en un problema para mi trabajo. No será ningún problema ya que soy incapaz de trabajar bajo la influencia de la marihuana.

Mi rendimiento laboral ha mejorado muchísimo desde que dejé el alcohol. Terminé generando 20.000 dólares más que el año pasado debido a las primas de rendimiento.

La hierba para mi no es físicamente adictiva pero puede conducir a comportamientos que pueden ser perjudiciales si no se controla. Me refiero a la pereza.

No puedo decir que la marihuana esté indicada para todas las personas ya que es un peligro para todas las personas con personalidades adictivas, pero en mi caso concreto ha sido una gran ayuda para retomar el control de mi vida.”

¿Qué opina la gente de la calle?


3 comentarios

  1.   Marilyn Blanco dijo

    esta bien que cambiara tu vida para que tu hijos nos miren ese espejo en ti,si no que eres un padre ejemplar para ellos.

  2.   Daniel Cortes dijo

    El alcohol es la droga mas perjudicial, tanto para la salud como para la sociedad.El alcohol desencadena en el ser humano comportamientos irracionales que nos llevan a hacer cosas de las que nos arrepentimos por siempre.La marihuana es mas un estimulante que relaja y nos hace ser mas tranquilos.El pecado de la marihuana es la pereza,por tanto usela siempre después de cumplir con todas sus obligaciones,como un pequeño premio.Cuando se disciplina el habito,solo se necesita muy poca cantidad,menos de medio gramo es suficiente,de este modo no hay daño y estamos tranquilos en casa y seguros.Siempre he creído que la marihuana ayuda a los alcohólicos y tengo amigos a quienes ha ayudado en este caso particular.

  3.   Francisco dijo

    Voy a contar un poco mi experiencia. Tengo 28 años y comencé a consumir marihuana a los 17 (En un principio por seguir a mis amigos y por sentirme parte de un grupo social). Debido a la desinformación existente en aquella época y al prejuicio existente social y familiar para quien era consumidor, decidí dejarlo, aunque igual consumía de vez en cuando, pero muy esporádicamente. Entonces para no sentirme culpable, empecé a beber alcohol frecuentemente quedando todos los fines de semana en estado de ebriedad (como muchos), lamententablemente el alcohol me convertía en el peor humano que podría existir, teniendo constantes peleas con mis amigos y viviendo constantes situaciones de ridiculez, desagrado y humillación hacia mi persona teniendo los demás una muy mala imagen de mí. Cuando cumplí 25 conocí a una gran mujer que se convirtió en mi novia, desgraciadamente dado que seguía bebiendo alcohol, comencé a hacerle mucho daño a ella, diciéndole palabras hirientes que muchas veces yo no sentía, incluso buscando pelear por cualquier cosa del pasado y que estaban sanadas, pero que el alcohol las traía a mi mente como si fueran actuales, armando conflictos innecesarios que a ella y a la relación le hacían muy mal.
    Me veía desesperado porque no sabía qué hacer. No quería perder a mi novia y tampoco a mis amigos, pero el pensar en dejar el alcohol lo creía imposible. Entonces recordé las sensaciones que me provocaba la marihuana e intuitivamente decidí remplazar los deseos de consumir alcohol por consumir marihuana. Los cambios fueron notoriamente notables, increíblemente cuando consumo marihuana aunque haya cervezas o otro tipo de trago, mi cuerpo soporta sólo una lata de cerveza y después le provoca rechazo si quiero seguir bebiendo, las reuniones con amigos se volvieron mas agradables, ya no soy el foco de conflictos, ni tampoco el foco de burlas o comentarios por mis malas actitudes y a la vez la paso bien, la relación con mi novia nunca más volvió a tener las situaciones que se daban cuando bebía alcohol, en otras palabras tanto con mis amigos como con mi novia, tengo una relación mil veces mejor de lo que tenía cuando bebía y lo mejor de todo y lo que más me encanta de la vida que llevo ahora, es que nunca más volví a tener una resaca, que en mi opinión es la peor sensación que puede sentir una persona en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.