Misofobia: miedo a la suciedad y a los gérmenes

A nadie nos gusta vivir entre suciedad… los gérmenes pueden infectarnos e incluso provocar enfermedades. En este sentido es bastante normal tener respeto hacia la suciedad. Pero en realidad, cuando se tiene fobia a la suciedad y no un miedo racional… entonces es cuando puede aparecer la misofobia. El miedo irracional a la suciedad, a los gérmenes e incluso, a tocar cosas que podrían estar sucias.

Qué es

La misofobia, por tanto, es el miedo a la suciedad o los gérmenes o a estar contaminados con suciedad o gérmenes. El origen de la palabra Myso es el latín (que significa suciedad) y la fobia es el griego (que significa miedo). La misofobia es considerada como una fobia específica, también es conocida como germofobia o rupofobia.

Las personas que lo padecen tienen un miedo irracional hacia las bacterias que se encuentran en la suciedad. Cuando una persona padece este tipo de fobia, tendrá grandes dificultades para llevar una vida normal… además, estarán sufriendo todo el tiempo.

Para entenderlo mejor, es necesario saber que las fobias (todas ellas) son miedos irracionales que provocan malestar en la persona que lo padecen e interfieren en el funcionamiento normal de la persona afectada. Las fobias suelen aparecer por tener trastornos de ansiedad, fobia social, ansiedad social o agorafobia. Las personas con fobias tienen miedo a la presencia o anticipación del estímulo que les provoca la fobia. Pueden padecer crisis de angustia muy agudas.

Cuando se tiene misofobia se puede tener miedo por ejemplo a la suciedad concreta como microbios o también, pueden tener miedo ante la posibilidad de entrar en contacto con cualquier cosa que se perciba como contaminante.

Causas

En general, se acepta que las fobias surgen de una combinación de eventos externos (es decir, eventos traumáticos) y predisposiciones internas (herencia o genética). Muchas fobias específicas se pueden remontar a un evento desencadenante específico, generalmente una experiencia traumática a una edad temprana. Las fobias sociales y la agorafobia tienen causas más complejas que no se conocen por completo. En la actualidad, se cree que la herencia, la genética y la química cerebral se combinan con las experiencias vitales para desempeñar un papel importante en el desarrollo de las fobias.

El aprendizaje también puede ser una de las causas que existen. Las personas cuyos padres estaban preocupados todo el tiempo por la limpieza, pueden tener más posibilidades de desarrollar este tipo de fobia en lugar de padecer trastornos de ansiedad de otro tipo.

Sea cual sea el origen del miedo a la suciedad, es necesario tener en cuenta que quien padece misofobia querrá evitar el contacto con el estímulo que le proporciona el miedo. Normalmente esta evitación es poco realista y la persona lo pasará realmente mal.

¿Tiene relación con el TOC?

Es posible que te estés preguntando si la misofobia puede tener relación con el Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC. Este trastorno se caracteriza por la presencia de obsesiones o compulsiones que la persona afectada no puede controlar. Las obsesiones son pensamientos no deseados o imágenes mental que provocan tensión emocional y compulsiones (también conocido como rituales) que se utilizan para que la persona reduzca la ansiedad en cierta manera y durante períodos breves de tiempo.

En realidad algunos de los rituales más frecuentes con el TOC se relaciona con la suciedad. Los pensamientos obsesivos suelen tener que ver con el miedo a contaminarse o contaminar a otros, pero los rituales compulsivos tienen que ver con la limpieza. Si en la persona afectada con misofobia también presenta síntomas de TOC, entonces es probable que se le diagnostica con un TOC, y la misofobia se consideraría como síntomas secundarios del trastorno principal, que en este caso, sería TOC. Es necesario tener en cuenta, que si el miedo irracional a la suciedad es mucho más significativo que los pensamientos obsesivos o que las compulsiones o rituales, entonces es probable que el diagnóstico principal no sea TOC y sí el de misofobia.

Síntomas

Al igual que con cualquier fobia, los síntomas varían según la persona dependiendo de su nivel de miedo. Las personas con este tipo de fobia suelen tener sensaciones intensas de ansiedad y miedo cuando entran en contacto con la suciedad. Quieren escapar del estímulo alejándose de ella o eliminándola de su cuerpo. Intentan aislarse del mundo ‘sucio’ en un hogar prácticamente impoluto.

Pueden tener una ansiedad tan intensa que pueden acabar en crisis de angustia o ataques de pánico por el miedo a la suciedad. Los síntomas generalmente incluyen:

  • Ansiedad extrema
  • Temor
  • Pánico
  • Falta de aliento
  • Respiración acelerada
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Sudoración
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Boca seca
  • Incapacidad para articular palabras o frase
  • Temblores
  • Palpitaciones
  • Sensación de ahogo
  • Sensación de atragantamiento
  • Molestias en el pecho
  • Molestias abdominales
  • Falta de equilibrio
  • Mareos
  • Desmayos
  • Miedo a perder la cordura
  • Despersonalización
  • Miedo a morir
  • Entumecimiento corporal
  • Escalofríos
  • Sofocos

La misofobia puede tener dificultades extremas en la vida de las personas ya que la suciedad puede encontrarse en cualquier parte, sobre todo en lugares públicos. En los casos más graves de misofobia la ansiedad puede resultar constante.

Tratamiento

Para tratar la misofobia será necesario la terapia cognitivo conductual para que la persona pueda aprender a tener el control de sus pensamientos irracionales y que de este modo, pueda poco a poco y de forma progresiva, tener más control sobre su miedo a la suciedad.

Se pueden recetar medicamentos, pero se debe tener en cuenta que estos medicamentos pueden tener efectos secundarios y / o síntomas de abstinencia que pueden ser graves. También es importante tener en cuenta que los medicamentos no curan las fobias, en el mejor de los casos solo suprimen temporalmente los síntomas de ansiedad. Sin embargo, existen tratamientos para las fobias, que incluyen asesoramiento psicológico, hipnoterapia, psicoterapia y programación neuro-lingüística.

Como has podido comprobar esta fobia específica puede dificultar gravemente la vida de la persona afectada puesto que la suciedad puede estar de forma omnipresente en la vida. Es complicado por no decir imposible eliminar la suciedad de todas partes. ¡La persona deberá acudir a terapia cuanto antes!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología, Trastornos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.