Motivación intrínseca; la fuerza está en tu interior

Es posible que siempre hayas tenido una gran fuerza interior pero que no sepas bien qué significa o cuál es su verdadero nombre. Esa fuerza interna puede ser motivación intrínseca y suele ocurrir cuando existe un comportamiento que está impulsado por recompensas internas. La motivación ocurrirá en un comportamiento desde el interior de la persona porque es satisfactorio a nivel personal. Esto contrasta con la motivación extrínseca, que es cuando una persona solo se involucra en un comportamiento para evitar un castigo o para tener recompensas externas.

Comprensión de la motivación intrínseca

La motivación intrínseca en realidad es la más poderosa de todas. Es la que realmente motiva a que las personas puedan conseguir sus objetivos o a realizar cambios. En psicología, la motivación intrínseca distingue entre recompensas internas y externas. La motivación intrínseca ocurre cuando una persona actúa sin pensar en las recompensas externas que pueda tener, simplemente disfruta de la actividad o la ve como una oportunidad para explorar, aprender y actualizar todo el potencial.

Por ejemplo, si estás leyendo este artículo para saber más sobre la mente y la psicología, es probable que estés actuando con motivación intrínseca. En cambio, si estás leyendo este artículo porque quieres aportar nueva información a un trabajo escolar y quieres tener una buena nota, entonces estarás basándote en una motivación extrínseca.

La satisfacción interna cuando se realizan actividades de disfrute personal suelen ser todas de motivación intrínseca. Por ejemplo, cuando lees un libro porque te gusta, cuando escribes una historia, cuando juegas a un juego interesante para ti… Son actividades que realizas con motivación intrínseca y son recompensados de alguna manera por y para ti. Haces las cosas porque te gustan, porque te hace feliz y te sientes bien con ello.

Bienestar emocional

La motivación intrínseca hará que sientas satisfacción interna y por lo tanto, bienestar emocional. Tus motivaciones para participar en el comportamiento surgen completamente desde dentro y no por el deseo de obtener algún tipo de recompensa externa (tal como premios, dinero o ser más popular).

Por supuesto, eso no quiere decir que los comportamientos intrínsecamente motivados no tengan sus propias recompensas. Estas recompensas implican crear emociones positivas dentro del individuo.

Las actividades pueden generar tales sentimientos cuando le dan a las personas un sentido de significado, como participar en actividades solidarias. También pueden darle una sensación de progreso cuando veas que tu trabajo está logrando algo positivo o competente cuando aprendes algo nuevo o te vuelves más hábil en una tarea.

Recompensas intrínsecas

En realidad, cuando se ofrecen recompensas o refuerzos externos para realizar una actividad puede ser internamente gratificante en sí, puede puede hacer que la tarea sea menos intrínsecamente gratificante.  Esto se conoce como exceso de justificación.

El disfrute intrínseco de una persona de una actividad proporciona suficiente justificación para su comportamiento. Con la adición de refuerzo extrínseco, la persona puede percibir la tarea como sobreexcitada y luego intentar comprender su verdadera motivación (extrínseca frente a intrínseca) para participar en la actividad.

Las personas cuando están intrínsecamente motivadas se convierten en personas más creativas y esto, en entornos de trabajo es necesario para aumentar la productividad. Aunque se aumente después aún más la motivación con recompensas extrínsecas como un plus en el sueldo. Pero en realidad, la calidad real del trabajo realizado está influenciada por los factores intrínsecos porque la persona hace algo que le resulta gratificante, interesante y desafiante… de esta manera será capaz de encontrar nuevas ideas y soluciones creativas.

Motivación intrínseca en el aprendizaje

La motivación intrínseca es un tema importante en la educación. Los maestros y los diseñadores instructivos se esfuerzan por desarrollar entornos de aprendizaje intrínsecamente gratificantes. Desafortunadamente, muchos paradigmas tradicionales sugieren que la mayoría de los estudiantes consideran el aprendizaje aburrido. En este sentido, pueden ser estimulados de manera extrínseca en actividades educativas.

Las actividades que son intrínsecamente motivadoras son aquellas que las personas hacen porque saben que son buenas para ellos sin recibir una recompensa externa o evitar un castigo. Un alumno que estudia una asignatura porque sabe que es bueno para su futuro lo estará haciendo con motivación intrínseca.

En cambio, un alumno que estudia para un examen para evitar una mala nota, el suspenso de la asignatura o las consecuencias negativas en casa de haber sacado malas notas, lo estará haciendo por motivación extrínseca.

En educación, para que exista motivación intrínseca será necesario tener en cuenta algunas claves, como por ejemplo:

  • Desafíos
  • Curiosidad
  • Control
  • Cooperación y competencia
  • Reconocimiento

Cuidado con las recompensas

Los expertos notan que ofrecer recompensas innecesarias puede ser contraproducente. Puede que pensar que ofrecer recompensas siempre aumenta la motivación, el interés y el rendimiento de una persona, esto no siempre es así. Por ejemplo, cuando los niños son recompensados por jugar con juguetes con los que ya disfrutan jugando, su motivación y disfrute de esos juguetes en realidad disminuye.

Sin embargo, es importante señalar que una serie de factores puede influir en si la motivación intrínseca aumenta o disminuye mediante recompensas externas. La importancia o el significado del evento en sí juega a menudo un papel crítico.

Un atleta que compite en un evento deportivo podría ver el premio del ganador como una confirmación de la competencia y excepcionalidad del ganador. Aunque el premio no tenga en sí un valor económico especial. Por otro lado, algunos atletas pueden ver el mismo premio como una especie de soborno o coacción. La forma en que el individuo ve la importancia de las diferentes características del evento impacta si la recompensa afectará la motivación intrínseca de una persona para participar en esa actividad.

Después de saber todo esto es posible que te hayas parado a pensar qué es lo que te mueve a ti cada día para realizar tus tareas y responsabilidades diarias; ¿motivación intrínseca o extrínseca? Aunque en la vida haya un poco de todo y la realidad es que es el equilibrio lo que nos mueve para sentirnos bien con el entorno, será la intrínseca la que saque verdaderamente toda tu fuerza interior. Así podrás conseguir lo que te propongas en la vida.

Tus objetivos internos serán los que realmente marquen la diferencia en cuanto a tu satisfacción personal. Por ejemplo, si gastas todo tu tiempo. trabajando para ganar dinero, te puedes perder los placeres simples de la vida. Realizar tus propias motivaciones intrínsecas y extrínsecas y equilibrarlas puede ser muy gratificante… ¡y es necesario para tu bienestar emocional!



Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

4 comentarios

  1.   Jordi Madern i Soy dijo

    Me gusta porque yo estoy haciendo actividades con motivación intrínseca y si experimento emociones positivas y me siento mejor conmigo mismo.

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      Gracias! 🙂

  2.   GEORGINA DEL ROSARIO DOMINGUEZ MORALES dijo

    Todos los temas de sus artículos son excelentes, bien explicados de una manera sencilla que se entienden correctamente. Siempre les leo. Saludos.

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      Muchas gracias! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.