Saltar al contenido

Nicotina — Qué es, síntomas, adicción y consecuencias

Entre las sustancias nocivas más del mundo de encuentra la nicotina, de la cual hablaremos en el siguiente artículo. Es sorprende los grados de adicción y consecuencias que puede tener el consumo de la misma, por lo que la información suministrada servirá como guía para evitar consumirla; así como también crear consciencia en las personas adictas al tabaco para puedan dejarlo.

Descubre qué es la nicotina

La nicotina está presente en muchas plantas y se trata de un compuesto orgánico. El lugar donde más concentración tiene es en las plantas de tabaco, razón por la cual se utilizan las hojas secas de la misma para la producción de cigarrillo. Pero además se ha encontrado en mínimas cantidad en otras plantas, así como también en alimentos como la coliflor, tomate y las papas.

Se le conoce como un veneno que en cantidades menores es un estimulante, responsable de la adicción que producen los cigarrillos. Sin embargo, en mayores cantidades se ha utilizado como insecticida.

Funciona de forma mucho más rápida si es inhalada a través del humo de tabaco, ya que llega a los pulmones, pasa a la sangre y en tan sólo cinco segundos llega al corazón donde se bombea rápidamente hacia el cerebro.

Por otra parte, existen cuatro formas comunes y diferentes de consumo:

  • Fumar cigarrillos.
  • Cigarrillo electrónico.
  • Masticar goma de mascar con nicotina.
  • Utilización de parches.

nicotina que es

¿Por qué genera adicción?

La adicción generada se debe a que la sustancia estimula los receptores nicotínicos; funcionando como estimulante que genera placer en las personas que la consumen. El problema es que una vez que su utilización se vuelve frecuente, el cerebro empieza a producir poca dopamina cuando no hay suficiente nicotina en el organismo; lo cual obliga al individuo a equilibrar los valores de la misma al consumirla, haciéndose dependiente.

  • Es la única sustancia de los cigarrillos que produce adicción.
  • Se dice que es una de las sustancias más adictivas que actualmente afectan a nuestra sociedad, puesto que las probabilidades de hacerse dependiente de la misma es de un 28%, que en comparación a sustancias como el cannabis (8%) y el alcohol (5%), la rango de diferencia es sumamente amplio.
  • El grado de adicción es tal, que muchos de los pacientes que sufren de alguna afección debido al consumo de tabaco suelen volver a consumirla en días posteriores. Siendo recurrente en casos como el cáncer de pulmón, infarto y laringotomía.
  • Además, anualmente más de treinta millones de adictos a la nicotina (mayormente consumidores de tabaco) quieren reducir o frenar su consumo. Sin embargo, pocos logran cumplir el objetivo.

Diferencias entre la adicción al tabaco y a la nicotina

A pesar de que normalmente las personas adictas a la nicotina son consumidoras de tabaco, existe algunas que no. A raíz de ello, existen algunas diferentes entre ambas adicciones , las cuales son importantes resaltar:

  • Los individuos adictos a la nicotina pueden suministrársela mediante diferentes vías, como por ejemplo las gomas de mascar y parches. Sin embargo, los adictos al tabaco sólo suelen fumar.
  • Aquellos que consumen nicotina sin necesidad del tabaco suelen tener menor dependencia o atraviesan un período mucho más prolongado de tiempo para lograr desarrollarla.
  • El tabaquismo es mucho más perjudicial para la salud, debido a la cantidad de sustancias tóxicas que existen en la composición de los cigarrillos.

Síntomas de la nicotina en el organismo

Existe una gran variedad de síntomas asociados al consumo de la sustancia, siendo principalmente la modificación del cerebro y la segregación de dopamina; la cual disminuye cuando los niveles de nicotina se encuentran por debajo. Haciendo que la persona atraviese el síndrome de abstinencia, donde sus síntomas no suelen ser nada agradables:

  • Deseos incontrolables de querer consumir nuevamente.
  • Ansiedad, dolores de cabeza y depresión.
  • Problemas para dormir, pesadillas y somnolencia.
  • Problemas de concentración y trastornos emocionales.

Por otra parte también se puede nombrar otros síntomas, como por ejemplo:

  • Incremento de la presión arterial.
  • Sensación de bienestar.
  • Disminuir el apetito.
  • Ayudar a segregar más flema y saliva.

¿Cuáles son las consecuencias de consumir nicotina?

A pesar de que la nicotina es la responsable de la adicción a fumar cigarrillos. Las consecuencias de consumo directo no son claras, más allá de generar ese efecto que comentábamos anteriormente el cerebro, que no es más que la adicción a la sustancia. Sin embargo, debido a que la mayoría de consumidores lo hacen mediante el tabaco, el cual contiene cancerígenos y otros productos tóxicos para salud, expondremos las consecuencias de su consumo:

  • Debido a la cantidad de agentes cancerígenos, el consumo de tabaco aumenta sorprendentemente las posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón, laringe, lengua, entre otros.
  • El tabaquismo está fuertemente ligado a problemas del corazón y circulación, siendo uno de los principales causantes del infarto de miocardio.
  • La bronquitis crónica también está asociada al hábito de fumar, con altas posibilidades de tener un paro respiratorio o enfisema pulmonar.
  • Endurecimiento de las arterias, conocida como arteriosclerosis.

El tabaco es el principal causante que se puede evitar del cáncer, ya que tan sólo es un hábito desarrollado por la adicción; producto de la nicotina que contienen los cigarrillos. Sin embargo, existen muchas terapias de las que hablaremos más adelante para aquellos que desean dejar de consumirlos.

Debido a la gran cantidad de muertes y problemas de salud asociados al tabaquismo, ha sido necesario modificar varias políticas para regular el consumo o evitarlo directamente. Entre ellos encontramos:

  • Aumento en los impuestos de los cigarrillos y tabaco, de manera que el producto ha subido su costo drásticamente en los últimos años.
  • Muchos lugares públicos y privados han prohibido el consumo en la mayoría de áreas, siendo obligatorio fumar en aire libre o en espacios identificados.
  • Se han prohibido todos los anuncios publicitarios que puedan propiciar el consumo en la población, sin excepción de ningún medio de comunicación.

Tratamientos para frenar el uso de nicotina

A pesar de lo difícil que puede resultar dejar el tabaco o la nicotina, realmente es posible y cualquier con fuerza de voluntad puede hacerlo. Aunque en muchos casos el grado de adicción es bastante grave, siendo necesario el uso de agentes externos como productos (parches, goma de mascar, pastillas para dejar de fumar) o la ayuda de un especialista o terapeuta.

Cabe destacar que normalmente suele ser más difícil dejar la nicotina mientras más años se haya estando consumiendo. De manera que para una persona que empezó a fumar hace un año, le será mucho más fácil dejarla que un individuo que tiene más de diez años haciéndolo. A pesar de ello, reiteramos que es posible hacerlo, sólo se necesitan las herramientas necesarias dependiendo de la persona y la colaboración de su parte de querer dejar de consumir.

A continuación te presentaremos una variedad de alternativas para frenar o disminuir el consumo de tabaco:

Consumir otros productos con nicotina

Ya comentábamos que el problema principal de la adicción es que la mayoría de personas fuman tabaco, el cual posee otros agentes cancerígenos y tóxicos para la salud. Sin embargo, aún no se han encontrado problemas asociados al consumo de nicotina como tal; siendo viable la utilización de otros productos que la contengan, por ejemplo:

  • Los chicles de nicotina contienen entre 2 y 4 mg de la sustancia, siendo una cantidad suficiente para evitar el síndrome de abstinencia producido en los pacientes que frenan el consumo de tabaco.
  • De igual forma también están los parches de nicotina, los cuales se pueden encontrar de diferentes cantidades y usos.
  • Por último, está el cigarrillo electrónico donde se fuma aceite vegetal con sabores varios. Los mismos pueden incluir o no nicotina, siendo posible elegir la cantidad de sustancia que tenga. De manera que se puede empezar consumido con un grado similar al del cigarrillo y disminuirlo progresivamente hasta no necesitar de la misma.

Utilización de terapias o tratamientos para dejar el cigarro

Existen muchos tratamientos o terapias creados para dejar el tabaquismo. Sin embargo, no todos funcionan de igual manera en cualquier persona, ya que todos somos completamente diferente. A pesar de ello, no está de más probar cualquier alternativa que nos sea viable si realmente queremos cuidar nuestra salud. Entre ellas podemos encontrar:

  • Pastillas para dejar de fumar que controlan los impulsos del síndrome de abstinencia.
  • Terapias con profesionales en el área.
  • Entre otros.

Frenar el consumo directamente

La manera más efectiva y segura de dejar de consumir nicotina es dejar el cigarrillo o cualquier producto que la contenga. La mente es mucho más fuerte de lo que pensamos y cuando realmente nos proponemos algo, es posible hacerlo. Por lo que la fuerza de voluntad y la capacidad de resistirse a los deseos de consumo son aspectos vitales que debemos tener en cuenta.

El problema está en que a veces el síndrome de abstinencia puede presentar síntomas graves, haciendo que la persona recaiga al poco tiempo de frenar el consumo. Además, de que muchas personas con gran cantidad de tiempo fumando simplemente están acostumbrados al hábito y hay tareas que no pueden desempeñar correctamente.

Por ello se presentan las anteriores alternativas que pueden servir para los que se les está haciendo demasiado complicado dejar el cigarrillo. Esperamos que la información suministrada haya sido de tu agrado y que ayudes a compartir la entrada en tus redes para que todos puedan ser más consciente con las sustancias que consumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.