3 casos de niños asesinos psicópatas

escena de un crimen

Es posible que conozcas a Ted Bundy y otros asesinos en serie que fueron notorios en el siglo XX. Algunos asesinos incluso han inspirado películas y programas de televisión basados en sus actos terribles. Sus víctimas sufrieron horribles asesinatos, y el público entendió que aunque los asesinos podrían haber enfrentado problemas psicológicos, seguían siendo adultos.

¿Pero qué sucede cuando los asesinos ni siquiera han alcanzado la pubertad? El asesinato puede ser un acto tan horrible e inconcebible que muchos de nosotros no entendemos por qué alguien lo haría; algunos incluso olvidamos que no hay límite de edad para convertirse en un asesino.

Hay adolescentes y jóvenes que buscan a sus víctimas y les quitan la vida de forma brutal y violenta, a veces sin remordimientos y en formas que apenas podemos creer. Desde cocinar la carne de una víctima y envenenar a su familia hasta apuñalar a sus vecinos y matar por “diversión”. Vamos a contarte la historia de alguno niños que te mantendrán despierto por las noches…

Mary Bell (11 años)

mary asesina

Su madre era una prostituta y a los 17 años fue cuando tuvo a Mary y a menudo estuvo ausente de su hogar durante la infancia de su hija. Betty Bell, la madre de Mary, se casó con Billy Bell, aunque no está claro si él era el padre biológico de Mary. Billy era un criminal habitual a menudo arrestado por robo. La casa de Bell estaba ubicada en el área pobre de Scotswood en Newcastle, donde la violencia doméstica y el comportamiento criminal eran la norma.

No es de extrañar que Mary rápidamente comenzó a involucrarse en sus propios crímenes: ataques contra otros niños, vandalismo y robo. No pasó mucho tiempo antes de que Mary comenzara a buscar crímenes más serios.

Cometió el primero de dos asesinatos impactantes el día antes de cumplir 11 años. En mayo de 1968, Mary estranguló a un niño de cuatro años en una casa abandonada, se llamaba Martin Brown. Un mes después y junto con ese mismo amigo, Mary estranguló a un niño de tres años en la misma área que el primer asesinato, se llamaba Brian Howe.

Ella regresó al cuerpo y talló una “M” en el estómago del niño, junto con heridas en las piernas y mutiló sus genitales. Mary fue condenada por homicidio involuntario y puesta en libertad en 1980. Volvió a los titulares después de ser liberada de la prisión y ganó una batalla en el Tribunal Superior para tener su propio anonimato y el de su hija de por vida. Como resultado, cualquier orden judicial que proteja permanentemente la identidad de alguien se conoce como “orden de Mary Bell”.

Jon Venables y Robert Thompson (10 años)

asesinos Jon Venables y Robert Thompson

En febrero de 1993, Jon y Robert, ambos de 10 años en ese momento, estaban faltando en la escuela y decidieron alejar a un niño de dos años de su madre. El circuito cerrado de cámaras de seguridad que había alrededor mostró a los niños observando a los niños, probablemente buscando una víctima. Durante su tiempo en el centro comercial, los niños también fueron vistos robando varios artículos: dulces, una muñeca, baterías y una lata de pintura azul.

Finalmente, los niños vieron a James Bulger y decidieron acercarse al niño mientras su madre estaba distraída. Los muchachos sacaron a Bulger de la mano del centro comercial donde planeaban empujarlo hacia el tráfico que se aproximaba. Sin embargo, los muchachos decidieron andar un poco a través de Walton, Liverpool, a un conjunto de vías de ferrocarril.

Durante su paseo por Liverpool, un total de 38 personas vieron a los muchachos con Bulger. Bulger tenía un bulto en la frente y estaba llorando, pero los espectadores no intervinieron. Una vez que llegaron a las vías del ferrocarril, los muchachos le quitaron la ropa a Bulger, le metieron pilas en la boca, le tiraron pintura en el ojo y ladrillos y piedras en el cuerpo, y le sodomizaron con una barra de hierro antes atar su cuerpo a las vías, usaron rocas para que el tren que pasase mutilase el cuerpo del niño. Los dos niños fueron declarados culpables, convirtiéndose en las personas más jóvenes en ser condenados por asesinato en el siglo XX.

Eric Smith (13 años)

asesino Eric Smith

Cuando Eric Smith era más joven, se lo consideraba un niño amoroso y divertido. Eso cambió rápidamente a medida que crecía. Smith había sido diagnosticado con un trastorno explosivo intermitente, un trastorno mental que hace que las personas actúen de forma violenta e impredecible. Era un trastorno raro que era aún más raro a la edad de Smith. Smith era un niño solitario y a menudo era intimidado debido a su apariencia, ya que tenía orejas bajas, gafas de cristal grueso, era pelirrojo y tenía pecas. Parece que esto llevó a la ira reprimida de Smith que más tarde se desquitó con su víctima: Derrick Robie.

A los 13 años, Eric Smith asesinó a Derrick Robie, un niño de cuatro años, después de atraerlo al bosque mientras se dirigían al mismo campamento de verano. Después de atraer al niño al bosque, Smith le golpeó en la cabeza con una piedra, lo estranguló y lo sodomizó con una rama de árbol, que Smith diría más tarde que utilizó para confirmar que el niño estaba muerto. El cuerpo fue encontrado pocas horas después de que la madre del niño denunció que estaba desaparecido. En la misma semana, Smith confesó a su familia lo que había hecho. Fue acusado de asesinato en segundo grado y actualmente se encuentra en una prisión de seguridad media en el estado de Nueva York.

Como has podio comprobar es difícil creer estas historias pero no son las únicas de niños asesinos y psicópatas. Los niños cuando nacen son como un libro en blanco y es muy importante educarles desde el amor y el respeto para que comprendan el bien y el mal a través de sus propias emociones y las emociones de los demás. Aunque son casos raros los que pueden haber de niños asesinos y psicópatas, pueden ocurrir por lo que es importante que ante las primeras señales de que un niño muestre un comportamiento extraño, es necesario acudir a un especialista cuanto antes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.