Saltar al contenido

¿Qué es la noradrenalina? Cualidades y funciones de esta hormona

Los mecanismos que controlan las funciones corporales en los seres humanos y otros mamíferos, son muy complejas. La mayoría de estas funciones son coordinadas e integradas en el sistema nervioso, en combinación con un gran número de sustancias que actúan como señales químicas  y producen respuestas concretas en órganos y tejidos. Estos mensajeros químicos son las hormonas, que en su mayoría son péptidos o esteroides.

Las hormonas son segregadas por las glándulas endocrinas directamente al torrente sanguíneo, cada hormona es segregada por una glándula específica y cumplen funciones diferentes, pero complementarias. Cada hormona es transportada, a un  órgano, otra glándula o un músculo, que inicia su respuesta.

La Noradrenalina, también conocida como Norepinefrina,  es una hormona secretada por la médula de las Glándulas suprarrenales, que son un par de estructuras, del tamaño de una nuez,  ubicadas cada una encima de los riñones. La médula suprarrenal deriva del mismo tejido embrionario que da lugar los ganglios nerviosos simpáticos  y puede considerarse parte del sistema nervioso simpático y segrega además de la noradrenalina,   la adrenalina que funcionan como Neurotransmisores y hormonas. Un neurotransmisor es una  sustancia  química, que transmite señales bio-eléctricas, que son liberadas a nivel de la sinapsis de las neuronas o células cerebrales. También conocidos como biomoléculas, encargados de enviar datos de una neurona a otra a través de la sinapsis.

¿Qué es la Noradrenalina?

La noradrenalina es una hormona a la vez que un neurotransmisor, actúa desde múltiples procesos  del organismo humano. Como hormona, actúa en las alteraciones aceleraciones y desaceleraciones del ritmo cardíaco, el ritmo respiratorio, la actividad digestiva y la concentración de azúcar en la sangre en situaciones de estrés. Además, actúa  como una sustancia neurotransmisora, excitatoria, presente en uniones neuromusculares (músculos lisos cardíacos) y en algunas partes del encéfalo.

Este neurotransmisor tiene la particularidad que, una vez cumplida su función, regresa por bombeo al botón sináptico donde es destruida por las enzimas o-metiltransferasa y mono-aminoxidasa. La Noradrenalina, permite mantener estable la circulación sanguínea. También es el agente químico responsable de la trasmisión de impulsos nerviosos en una parte del sistema nervioso.

La Noradrenalina, fue descubierta por el Biólogo Alemán Von Euler en 1946, es una catecolamina (molécula producida por un aminoácido), un grupo de sustancias configurado por la noradrenalina, la dopamina, y la adrenalina, las que provienen de la tirosina, a nivel cerebral, esta sustancia presenta un efecto excitatorio, participa tanto en la transmisión de mensajes entre zonas   del cerebro como con el exterior. Forma parte además del sistema nervioso simpático. Ejerce funciones en el Sistema Endocrino, siendo producida tanto a nivel  cerebral como adrenal.

La Noradrenalina se da especialmente en el núcleo cerebral conocido como Locus cohereleus también denominado,  núcleo sur, a partir de estas regiones cercanas se proyectan conexiones cerebrales tan relevantes como con corteza cerebral, el tálamo y el hipotálamo.

La noradrenalina y la norepinefrina son, por decirlo de alguna manera equivalentes, sin embargo, entre ellas hay una diferencia importante y esa diferencia radica en que la noradrenalina es producida en forma natural por la glándula suprarrenal (específicamente en la médula) y la norepinefrina es sintética, producida en el laboratorio, es un fármaco, usado como medicamento.

Funciones de la Noradrenalina

Como hemos mencionado hasta ahora, la noradrenalina posee múltiples funciones e interviene, desde su doble papel, como hormona y como neurotransmisor en muchos de los procesos que ocurren dentro del organismo:

  • Interviene en las reacciones de lucha-huida: al incrementar la frecuencia cardíaca, dilatar y contraer las pupilas, incrementar la glucosa en la sangre, aumentar el flujo sanguíneo hacia el musculo esquelético y suministrar oxígeno al cerebro para favorecer una rápida reacción.
  • Regula la frecuencia cardiaca: el aumento o disminución de los niveles de Noradrenalina, actúa directamente sobre el aumento o disminución de la frecuencia cardiaca.
  • Su hipersecreción aumenta la presión arterial: asumiendo, en estos caso el comportamiento de una droga, por su efecto directo sobre el tono vascular y por ( por estimulación de los receptores alfa) .el aumento de la resistencia vascular, es una respuesta directa, que se activa para compensar los efectos estimulantes sobre el corazón y es una acción refleja, llamada reflejo barorreceptor, como resultado de la baja en el ritmo cardiaco, que se le denomina bradicardia
  • Prepara para la acción: otra de las funciones de la noradrenalina es estimular el cerebro para la acción, incrementado la motivación intrínseca y extrínseca, y nos dispone a actuar, sobretodo en situaciones de estrés, que implican rápida respuesta.
  • Interviene en los estados de alerta y en la regulación de los estados  de la vigilia y el sueño.
  • Regula la conducta sexual.

La noradrenalina, también conocida como la  hormona del estrés

La noradrenalina, afecta partes del cerebro que controlan la atención y las acciones de respuesta.

La capa más interna de las glándulas suprarrenales, conocida como médula suprarrenal, segrega la noradrenalina y la adrenalina,  hormonas asociadas a el estrés, son liberadas al torrente sanguíneo, en variadas cantidades, como respuesta química natural, del organismo ante situaciones de estrés repentino.

Como respuesta directa el cuerpo responde incrementando los niveles de azúcar en la sangre, la presión arterial y enviando mayor cantidad de energía a los músculos para prepararse ante la situación de peligro, frente a una amenaza o situación de emergencia.

En la actualidad, las condiciones de vida y el ritmo moderno, nos mantienen sometidos a constantes situaciones de estrés, lo que estimula en nuestro organismo una constante respuesta química, ante lo que no son amenazas físicas reales.

Lamentablemente, para nuestra salud,  nuestro organismo no está en capacidad de discriminar si la amenaza es un peligro físico real o esta es producida `por situaciones cotidianas comunes hoy por hoy como el tráfico, trabajo excesivo, dormir mal, las multitudes, las multitudes, la demanda de atención constante de los equipos electrónicos, entre otros.

Cuando estamos bajo un estrés constante nuestras glándulas suprarrenales, no dejan de bombear constantemente noradrenalina y adrenalina, esto genera grandes y profundos  daños a nivel de nuestra salud física y mental.

Estar sometidos a situaciones prolongadas de estrés, trae como consecuencia ansiedad, depresión, trastornos digestivos, problemas del sueño, aumento de peso y deterioro cognitivo además del deterioro cardiovascular, lo que a su vez produce un efecto inhibitorio en el sistema inmunológico, aumentando nuestro riesgo de padecer cáncer y trastornos psiquiátricos . La sobrestimación  de las glándulas suprarrenales, tiene además como consecuencia inmediata una extensa variedad de síntomas secundarios como:

  • Dolor de cabeza
  • Mal humor
  • Pérdida de apetito
  • Malestar general
  • Palpitaciones o arritmias
  • Insomnio

La depresión, la ansiedad  y la noradrenalina

Como ya hemos mencionado, la función de la noradrenalina es elevar los niveles de funcionamiento de órganos y sistemas importantes del nuestro cuerpo; por lo que de ocurrir el caso contrario, es decir, en caso de que ocurra una disminución de los niveles de la noradrenalina, la respuesta orgánica natural será cansancio físico, sensación de confusión o agotamiento mental,  mal humor, falta de interés y desmotivación, apatía.

Los profesionales y especialistas, en la mayoría de los casos, asocian los procesos de depresión con una baja en la producción de serotonina un neurotransmisor responsable de mantener estables  los estados de ánimo, y que también se le denomina hormona de la felicidad. Y focalizan la acción de su tratamiento a elevar los niveles de producción de serotonina; sin embargo, no en todos los casos, obtienen la respuesta deseada, pues existen un importante número de casos en los que la verdadera causa de la depresión obedece a bajos niveles de noradrenalina y no de serotonina.

Existen estudios  comprobados sobre este hecho, uno de ellos denominado “teoría de la catecolamina de los trastornos de los estados de ánimo” en el que también se expone, que algunos casos del trastorno bipolar obedecen a una producción excesiva en los niveles de noradrenalina. Actualmente algunos de los nuevos antidepresivos están enfocando su acción hacia la noradrenalina.

El trastorno por déficit de atención o TDAH y la noradrenalina

El trastorno por déficit de atención o TDAH, es un trastorno muy extendido, estudiando y discutido en los últimos tiempos por el impacto que ocasiona en la población infantil.

Se caracteriza por ser propio de la infancia, que con la madurez, si bien no desaparece, con los procedimientos adecuados se comprende y se controla. Sus manifestaciones más importantes suelen ser niños inquietos, con exceso de movimientos, impulsivos con dificultad para concentrarse, deficiente capacidad para planificarse u organizarse en función del tiempo.

Pero, ¿por qué ocurre este trastorno? Lo que ocurre en estos casos es un déficit en la producción y liberación de dopamina y noradrenalina y un alto nivel de receptación de los mismos. Es decir, se produce una cantidad menor a la necesaria para la demanda que genera el organismo,   que presenta un déficit y lo traduce en este trastorno de TDAH

¿Se puede controlar, de alguna manera la producción de noradrenalina?

La noradrenalina es sintetizada a partir de la tirosina, este es un aminoácido no esencial, al no ser esencial, no es producido naturalmente por nuestro organismo, sino a partir de otro aminoácido esencial, como lo es la fenilalanina.

Para que se produzca Noradrenalina en nuestro organismo, es necesario que ocurra un proceso complejo que implica las siguientes reacciones químicas: El aminoácido fenilalanina se  encuentra presente, ocurre la hidroxilación del aminoácido fenilalanina, añadiendo como consecuencia de esto, una molécula oxidrilo OH, para sintetizar la tirosina, que es el precursor de las catecolaminas, y entre ellas la noradrenalina.

Para incrementar, en forma natural la producción de Noradrenalina, es necesario aumentar el consumo de proteínas como: carne, pollo, pescado, huevos, legumbres, queso, leche,  y añadimos a esta lista manzanas, plátanos, sandías, remolachas, germen de trigo, de esta manera se incrementaran los niveles de tirosina y por ende los de noradrenalina y el resto de las catecolaminas, en general. Cuando consumimos este tipo de alimentos, las proteínas que contienen se degradan a través del sistema digestivo en aminoácidos como la L-tirosina  que hace que se segregue la dopamina, que a su vez provoca que se segregue la Noradrenalina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.