Odio la Navidad: por qué te ocurre y qué hacer al respecto

gato enfadado con la navidad

No te consideres un Grinch por odiar la Navidad. Aunque veas tantas luces y colores por todas partes y miles de personas comprando regalos cada fin de semana, en realidad son cada vez más personas que odian estas fiestas, por lo que si eres uno de ellos, no eres al único que le sucede. Si bien es cierto que estás en tu derecho de odiarlo, odiar nunca es algo bueno por lo que puede hacer sentir demasiado mal.

Lo ideal es entender porqué te deprime la Navidad para después de aceptarlo, saber qué hacer para solucionarlo y aunque siga sin hacerte mucha gracia, que al menos, puedas convivir con estos días rodeado de personas alegres y felices y que tú, no te sientas desplazado emocionalmente demasiado de todo esto.

El odio a la Navidad

Se supone que la Navidad es una fecha de celebración y regalos, donde se come y se juntan personas para pasar un rato en la mesa juntos entre risas, aunque durante el año… no se soporten. La realidad es que son muchas las personas que no soportan la Navidad, pueden ser muchos los motivos por los que la pueden odiar, ¿a ti también te pasa? Igual te sientes identificado/a…

  • No te gusta la falsedad en las personas. Es posible que las reuniones familiares a las que tengas que reunirte o las cenas de empresa… te des cuenta cómo hay personas que parecen que se llevan bien pero en realidad no se aguantan en el día a día. No te gusta ser falso y si alguien te cae mal, te cae mal ahora y en Navidad.

bolas para poner en el arbol

  • No eres creyente. Quizá no seas creyente y te moleste que las personas celebren una fiesta que es religiosa a pesar de que tampoco muchas de ellas, sean creyentes. En realidad, esto solo se basa en el respeto y la tolerancia, que a ti no te guste esta época festiva no significa que no puedas disfrutarla…
  • Fiestas superficiales. Siguiendo los dos puntos anteriores, quizá sientas que son fiestas demasiado superficiales y materialista. Parece que lo que realmente importa solo es comparar regalos y comer y beber sin medida. En realidad esto no tiene que ser así, puedes comprar detalles solo a las personas que amas y no descuidar tu salud… aunque los demás coman lo que quieran.
  • Tienes problemas económicos. Al llegar las fiestas es probable que veas cómo todo el mundo empieza a gastar sin miramientos, incluso el dinero que no tiene… Si tienes problemas económicos que te impiden celebrar la Navidad como realmente te gustaría hacerlo, es posible que esto haga que odies la Navidad aunque sea de forma temporal, es decir, hasta que puedas tener solvencia económica suficiente.
  • Son fiestas que te ponen triste. Quizá miras hacia atrás en tu vida y te da nostalgia las fiestas que celebrabas con tu familia y que ya no puedes celebrar. Quizá ya no estén todas las personas en la mesa porque algunas fallecieron y aún estás en proceso de duelo. Ver a las familias unidas cuando echas de menos a los tuyos, puede ser un trago difícil de realizar. Esta tristeza en el recuerdo puede hacer que te sientas mal, pero recuerda que posiblemente también lleguen nuevas personas a la familia que puedan hacer que se recupere tu ilusión, aunque sea parte de ella.
  • Sientes que te fuerzan. Es posible que sientas que te fuerzan a celebrar la Navidad, pero si te sientes obligado es posible que lo rechaces por eso. Si celebras la Navidad es porque quieres hacerlo y no porque te fuerzan a ello. Es mejor hacerlo con voluntad para evitar la actitud defensiva.

odiar los adornos de navidad

Qué puedes hacer

Si cada vez que llega la Navidad lo pasas mal, no hace falta que sientas el Grinch… puedes respetar que otros las celebren aunque tú no lo hagas. Convivir en armonía con las demás personas es el secreto para estar bien en estas fechas. Aunque escuches villancicos y no te gusten o las luces que veas en todas las calles te molesten… recuerda que no es necesario que te encierres en tu casa más de un mes para ‘desaparecer’ de la Navidad.

En estas fechas si no te gusta la Navidad es importante que evites los centros comerciales y las calles comerciales de tu ciudad. Si tienes que hacer compras es mejor que lo hagas con tiempo para evitar las aglomeraciones típicas de estas fechas.

Si no quieres celebrar la Navidad tendrás que avisar a tus familiares y amigos de que no cuenten contigo para esas fiestas y celebraciones porque no quieres asistir a ellas. Que no te lo repitan porque solo te incomodan. Si te quieren realmente lo comprenderán y harán lo posible para que no te sientas incómodo. Aunque si crees que no quieres celebrar la Navidad porque sientes tristeza o incluso si tienes algo de depresión, entonces la mejor idea es que acudas a un profesional para que te ayude a entender y aceptar tus emociones. Podrás buscar las soluciones necesarias para tener un mejor equilibrio y salud emocional.

arbol difuminado por la noche

También puedes pensar en realizar otras cosas en estas fechas, como realizar un viaje para cambiar de lugar y poder descubrir mejores sitios. Cuando se viaja y se descubren nuevos lugares es posible que te sientas mejor en estas fechas aunque también estén en fechas navideñas. Descubrir nuevos lugares y conocer otras personas quizá te hagan entender sus perspectivas de la Navidad.

Una escapada rural, hacer planes con tus amigos y familiares aunque no sean de Navidad, realizar maratones de películas o series… leer libros que te gusten. Son muchas las cosas que puedes hacer en estas fechas aunque no tengan nada que ver con la Navidad. Haz cosas en tu tiempo libre que te llenen y que te satisfagan, que ocupen tu tiempo y que te hagan sentir bien. De esta manera, será más que probable que puedas disfrutar de estas fechas aunque las luces estén llenas de luz, color y música de Navidad.

¿Ya sabes cómo celebrarás estas fiestas aunque sea a tu manera?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.